Profundo Proceso



A través de un proceso profundo de toma de conciencia, ese gesto que tanto nos incomodaba de esa persona, resulta que ahora no solamente no nos incomoda, sino que comenzamos a apreciarlo de otra manera; ese gesto ya lo hemos empezado a amar; y vamos a seguir amándolo, amándolo hasta tal punto que puede que nos acabe gustando, incluso gustando mucho. Parece un detalle simple, pero no lo es. Porque darle la vuelta a todo lo negativo que llega a nuestra vida y convertirlo en el viento que empuja las velas de nuestro barco, eso es sencillamente descubrir uno de los ‘trucos’ de la existencia. Conociendo de verdad ese truco, se avanza mucho, se avanza enormemente. “Matando muerte en vida la has trocado…”, canta San Juan de la Cruz en su “Llama de amor viva”. 

Podemos incluso llegar a no ver nada negativo en ninguna parte; en ese momento no es que todo nos parezca bien, es que ya volamos libres. Si vuelas libre, entonces ya no hay quien te detenga. 



En la foto, el cielo aquí en el pueblo el pasado sábado 11 de junio.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

'... el Viento que empuja las velas de nuestro barco...'. Eso son las dificultades. Eso son los rasgos y riesgos que el otro ofrece y trae a mi vida. También la atrae, la empuja. ¿Pues no es el otro destello, imagen de quién yo soy? ¿De ese alto y libre vuelo que estoy lanzado a ser?

Anónimo dijo...

Pues con ese viento podemos dar un giro a nuestra mirada, fijar un nuevo rumbo y manejar con destreza nuestra nave en este nuevo recorrido.
Cada despertar crea miradas progresivamente más lúcidas, profundas y compasivas y de esa forma lo que llega, esa dificultad, se transforma en combustible que prende con fuerza, eleva a lo alto y propulsa ese vuelo libre.

Anónimo dijo...

¡Oh Profundidad infinita que asomas por doquier!,

danos la obertura de la mente y del corazón

para que podamos reconocerte en todo.

Que cada instante sea el camino por el que volvamos a ti

del mismo modo que tú vienes a nosotros en cada situación.

Que todo momento sea la oportunidad y la celebración

de este encuentro que se hace transparente a tu Presencia.

J. Melloni

Anónimo dijo...

Es curioso como a veces las coincidencias se ven interpretadas de varias maneras , y dónde menos te lo esperas .Hablaba el otro día una persona amiga , que no entiende muy bien por qué hay personas que llegan a nuestra vida que nos irritan y no nos gustan , con las que no tenemos mucha afinidad .No entiende - mos que debemos aceptar a veces casi impuesto aquello que llega .Es como un revelarse contra ello , y a la vez una aceptación del " no queda otra " .Y es difícil cuando sabes que lo toleras por que sabes que si no vas a dañar a otra persona .Cuesta , en verdad cuesta y con nuestra mente es difícil asimilar el juego de los espejos , en caso de virtud no , pero en defectos ...

Anónimo dijo...

... Esos defectillos nos instruyen a su manera, sólo que nos desincronizan de nosotros mismos. Es necesario que se experimenten innumerables veces antes de que se revele finalmente en nosotros el esplendor de una verdadera fuerza. ¡¡Caída libre de altos vueltos!!

Anónimo dijo...

Amar lo que nunca pensamos que llegaríamos a amar... realmente es grande que nos suceda.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=JH9aLy42GFw


Profundo proceso por el que atravieso. Ni siquiera tengo un barco. Sólo tengo un pequeño bote sin velas, que esta está siendo empujado de un lado a otro con rumbo desconocido...
En toda esta travesía he perdido la "orilla" de este blog.

Como cuando estaba en tierra firme, me gustaba y gusta, ponerle a casi todos los apuntes melodía.