Tiempo para la Conciencia





Han hecho en estos días una entrevista para el Canal 25 Televisión de Barcelona, en concreto para un programa que se titula “Tierra de Sueños”, un programa que se emite a altas horas de la madrugada; el director y presentador de este programa es también el director y presentador de un programa de radio nocturno que lleva por nombre “Luces en la oscuridad”, un espacio radiofónico que forma parte de la parrilla habitual de Punto Radio y que por lo visto lleva ya veintidós años en antena. Parece que se trata de un programa para despertar conciencias. 

Esta reflexión llegó a mí en los minutos previos a la entrevista, ayudado también por un amigo que me acompañaba en esos momentos: es curioso que los programas para despertar conciencias solamente tienen cabida por la noche; entonces la pregunta que ahora me hago es esta: ¿no hay tiempo durante el día para la conciencia? ¿Tan ocupados estamos a lo largo de la jornada laboral que no disponemos ni de un minuto para entablar una pequeña conversación con nosotros mismos? ¿Es el tema de la conciencia un asunto para insomnes? ¿A qué cosas damos prioridad a lo largo de un día de nuestra vida? 





La bella composición vegetal de la foto me la encontré justo a la salida de los estudios del Canal 25 de Barcelona, en L’Hospitalet de Llobregat. La entrevista aún no ha sido emitida.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Y si quizá se asocia noche con oscuridad ? ( se me ocurre ) .Sería ese el método de rasgar el espacio-tiempo del estado mental en las personas ? Es que parece que todo lo tenemos cuadriculado y nos tienen que sacudir en el silencio y la quietud de la noche , para despertar en la madrugada más vivos e intrigados por la vida . Además es curioso , las voces de los conductores de este tipo de programas , no dejan indiferente a nadie , hay algunos que pueden poner los pelos parados contando historias ( real ) .
Que si estamos ocupados ? o quizá más que nada se nos olvida , pero volvemos al redil en un abrir y cerrar de ojos para sin querer o queriendo y mucho , poder encender la vela de tu compañero y compartir la Luz sencillamente
Un abrazo y buena semana

Anónimo dijo...

"No estamos hablando de supervivencia, sino de un CAMBIO que te aleje de la mañana de tu vida y, que no tengas que hacer todo por razones externas y te puedas mover hacia lugares más elevados en tu vida.
Si nunca oíste hablar de esto y estás aquí, escuchando y escribiendo sobre esto, es que hay una transformación dirigiéndose hacia su camino.
Cuando los grandes pensadores hablan acerca de la unión con Dios, siempre está este tema que aparece. Se trata sobre ESTAR EN SILENCIO MIENTRAS TODOS LOS DEMÁS ESTÁN DURMIENDO, y NO HAY DISTRACCIONES. Cuando te sientes sólo CON TU FUENTE, éste es el momento, cuando más cerca estás de la Fuente. Estar solo con la Fuente no se trata solamente de sentirse bien. Se trata de una nueva conciencia de mi propia divinidad, y de lo que es capaz de lograr. Se trata de regresar al lugar del que saliste.
T.S. Elliot tiene una frase genial sobre esto: 'No cesaremos jamás de explorar, y el final de todas nuestras exploraciones será regresar donde comenzamos y conocer el lugar por primera vez'".

-Wein Dayer-

Anónimo dijo...

<< Todas las criaturas vivas luchan y sufren para alcanzar la realización del Yo .Es un camino difícil de recorrer , porque atraviesa llanuras y escala montañas hasta llegar a la gran luz que ilumina la conciencia >> ( Extracto de la Biblioteca de las Hojas )

Anónimo dijo...

El espacio y el tiempo se encuentran en el punto en el que la conciencia se halla preparada para renunciar a sí misma.
El tiempo se trata de un molde, una forma. El tiempo es un lugar de descanso. Cuando la conciencia no puede aguantar la realidad infinita, se aferra al tiempo. La esencia del tiempo, por tanto, es la conciencia.Tiempo es ser. Es simultáneamente la realidad más diminuta y la más expandida, y su momento es la eternidad.
Por eso no importa a la hora del día en la que tomamos conciencia.
¡Preciosas crasas!

Anónimo dijo...

Cuando nos vamos adentrando en la noche, en esa Fuente de Silencio que lo prepara todo, sin apenas saberlo, vamos dejando que nuestro ego no se involucre tanto en lo que somos y hacemos. Lo olvidamos. Totalmente. Es como si se abriera una puerta. Nos entregamos a un ser en necesidad. Nos ofrecemos. Servimos. Amamos.
Hay un salmo que reza: 'La noche no interrumpe tu historia con el hombre. La noche es tiempo de salvación'. Tiempo para la conciencia. Conciencia de un nuevo tiempo.

Anónimo dijo...

Hoy le he preguntado a un amigo: si es en la noche cuando meditamos, amamos, dormimos, soñamos, rezamos... ¿qué es lo que hacemos durante el día?
-Quejarnos (me ha respondido).

Anónimo dijo...

¿Qué nos tiene despiertos hasta tan tarde?
¿O tan temprano?
Sostenernos ahí. Escuchar. Cualquier cosa puede suceder.

Anónimo dijo...

El alma capta todo el tiempo, solamente el cuerpo pasa períodos dispares.

Anónimo dijo...

LO QUE USTED VE CON SUS OJOS CERRADOS ES LO QUE CUENTA

"Lo que usted ve con sus ojos cerrados es lo que cuenta."
Todo un mundo completo se abre cuando cerramos nuestros ojos y calmamos nuestra mente. Manténgase quieto y mire; manténgase quieto y escuche; manténgase quieto y sienta; manténganse quieto y conozca. En el interior de cada persona existe una tranquila y pequeña vocecita.
En ocasiones es necesario cerrar nuestros ojos para apagar nuestra percepción y así poder ver. Pruebe esto de vez en cuando: cuando esté hablando con su hijo o con su esposa, cierre sus ojos y escúchelos. Escuche el tono de su voz; escuche su entusiasmo; escuche su dolor; escuche...

Lame Deer, LAKOTA

Anónimo dijo...

1
"Alejado de su espiritualidad el hombre crece con las limitaciones que le impone una mentalidad estancada, en la que se atrofia el deseo de perseguir lo fundamental , especialmente cuando intenta sustituirlo con lo superfluo... Y lo más doloroso es nuestro argumento, jamás esgrimido lo hacemos así porque sabemos que nos resulta más sencillo ésto, que aquello"

Les llevaría a mi consulta y les recitaría este poema de Rimpoché...

Anónimo dijo...

2
Construímos casas cada vez más grandes...
y familias más pequeñas.
Gastamos más....pero tenemos menos.
Compramos más...pero disfrutamos menos.
Habitamos en edificios más altos...
con vidas poco profundas.
Vamos por autopistas más amplias...
con mentes cada vez más estrechas.
Tenemos más comodidades...
pero vivimos más incómodos.
Tenemos más conocimiento...
y menos sensatez.
Más expertos ...y menos soluciones.
Más medicinas... y menos salud.
Son tiempos de comida rápida y de digestiones lentas.

Anónimo dijo...

3
De casas fantásticas con hogares rotos.
De enojarnos enseguida...
pero de perdonar lentamente.
De salir muy temprano...
y llegar muy tarde.
Levantamos las banderas de la igualdad,
pero sostenemos los prejuicios.
Tenemos la agenda llena de teléfonos de amigos,
a los que nunca llamamos...
Y los estantes de nuestra biblioteca
repletos de libros,
que jamás leeremos...
Nos ganamos la vida,
pero no sabemos cómo vivirla. Poseemos cada vez más cosas,
y desperdiciamos casi todas.

Fragmento y poema incluídos en el libro de Jorge Bucay: EL CAMINO DE LA ESPIRITUALIDAD (Llegar a la cima y seguir subiendo)