Eliminando los porqués



¿Por qué estoy triste? Realmente no sé la respuesta. Lo que sé es que estoy triste. Lo constato y de paso avanzo, sin engancharme en el porqué.

¿Por qué estoy enfermo? Difícilmente obtendré respuesta a ese porqué. Lo que sé es que estoy enfermo. Avanzo con ello.

¿Por qué ahora ha tenido que morir mi madre? Esa respuesta no la tiene nadie. Lo que sé a ciencia cierta es que mi madre ha muerto, su cuerpo ha muerto. Simplemente me coloco en ese punto y avanzo.

Con el paso de los años he ido comprobando que eliminando esos porqués se allana el camino. Eso no quiere decir que nos hagamos unos inconscientes y que desechemos investigar sobre las causas. No. La propuesta es que, al aceptar sin cuestionar, permitimos que la vida opere sin esfuerzo. Entonces no hay lucha. Sabemos que siempre que hay lucha hay conflicto. Se trata pues de algo muy práctico: al eliminar los porqués se avanza a toda velocidad.

El ahora fluye cuando no hay fricción. El ahora fluye cuando vibramos en paz, en armonía, cuando apreciamos la belleza y nos dejamos rociar por la confianza… Entonces sobran todos los porqués. Desaparecen.

Eliminamos los porqués cuando decidimos aceptar todo aquello que antes habíamos rechazado.

Porque todo lo que no es amor, es miedo.



En la foto, una hermosa flor nacida junto a una cuneta de carretera.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Esos por qué's se van yendo en la medida que yo voy yendo o siendo llevada hacia la Vida. Hoy he dedicado el día a agradecer los por qué's que me he preguntado hasta ahora. Algunos de ellos me han hecho caer y darme cuenta que de la caída nace nueva vida. Otros me han invitado a dejarme transformar. También han resonado algunos que otros me han preguntado... Todos obtuvieron por respuesta el Silencio. Amoroso Silencio que otorgó confianza y fuerza y la seguridad de que somos recogidos y llevados. Tocados en nuestra esencia de Amor. Entregados a esta realidad de fondo de donde surge toda la vida y en la que se une toda la vida.

Anónimo dijo...

Cuanta más Vida, menos porqués.

Anónimo dijo...

Aceptar es ver la adecuación de todo cuanto acontece, y de esa forma aceptar se convierte en amar. Amar lo que llega.

Si logramos aceptar, se desvelarán más fácilmente a nuestros sentidos los motivos de los porqués sin buscarlos. Ese fluir en la existencia, ese manifestar confianza, facilita el entendimiento sin preguntar. Evitar esos interrogantes no significa dejar de comprenderlos, significa aceptarlos para que llegue el mejor entendimiento de ellos.

Anónimo dijo...

Aprender de la naturaleza que no pregunta, que se deja moldear, que se abraza con los elementos que la conforman, y que en ese abrazo juega y baila...baila y juega... y en ese baile entreteje su espléndida fisonomía.


http://youtu.be/rbzPPVHr9-g

Anónimo dijo...

... Ella no descuida esa entrega callada del amor. Al Amor.

Anónimo dijo...

Cuando damos el 'Sí' a lo que vivimos, decimos 'sí' a la evolución, decimos 'sí' a nosotros mismos y reconocemos que "cada día es un buen día". Vivir aquello que la vida nos trae. Dejar de lado las representaciones acerca de cómo debería de ser nuestra vida y abrirnos a lo que es realmente. Entonces, se despliega ante nuestros ojos un mundo totalmente nuevo. Todo está involucrado en una transformación incesante.

Anónimo dijo...

Mi sentido homenaje a un hombre digno de admiración. Un hombre que con todas sus letras ha dejado una huella en mi persona.

Siempre hice referencia a él, ahora con mayor motivo, emplearé sus letras para enriquecer más aún este blog.
Porque como el dice: "En una eternidad, siempre se puede empezar de nuevo."


http://www.youtube.com/watch?v=VyyJm-19KJI&feature=player_embedded

Anónimo dijo...

EL VERDADERO AMOR LO DA TODO

"Para estar alegre hay que ser libre, y para ser libre es necesario dejar de acumular cargas sobre nuestras espaldas. La alegría va asociada a la idea de ligereza. Y ¿qué nos hace ligeros? El amor. El amor reconforta y dilata nuestro corazón y entonces, como un globo que se eleva en la atmósfera, nos volvemos ligeros, es decir alegres, felices. La alegría es una de las expresiones más poéticas del amor. Cuando amáis a alguien, basta con que oigáis pronunciar su nombre o veáis a esta persona de lejos para que esto os vuelva felices y vuestra alma comience a cantar.

Diréis que si esta persona que amáis no os ama, verla de lejos u oír su nombre sólo puede haceros sufrir. Es verdad, pero esto significa que el amor que sentís por ella no es todavía el verdadero amor. El verdadero amor se basta a sí mismo, no espera nada. Y como no espera nada, os lo da todo."

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Anónimo dijo...

Por si el anterior enlace no conecta.

Facundo Cabral

http://www.youtube.com/watch?v=VyyJm-19KJI

Anónimo dijo...

Los valientes dan la cara con su voz y a veces con una guitarra. Los cobardes se esconden detrás de las armas. Sabemos que este es el tiempo de los valientes. A los cobardes la luz los ciega.

Anónimo dijo...

1-"Ama hasta convertirte en lo amado, es más, hasta convertirte en el amor." - Facundo Cabral


De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido.

Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo. Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría, ni sufriste el más grande dolor.

Vacía la copa cada noche para que Dios te la llene de agua nueva en el Nuevo día. Vive de instante en instante, porque eso es la vida. Me costó 57 años llegar hasta aquí, ¿cómo no gozar y respetar este momento?

Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere. Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?

No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la tierra. En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno. Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos; pero no los culpes, porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

Anónimo dijo...

2-Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante, ¡pero no digas NO PUEDO ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes! Si quieres recuperar la salud, ABANDONA la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades.

PERDONA a todos y perdónate a ti mismo, no hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que te disgusta.

Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella.

El bien y el mal viven dentro tuyo, alimenta más al bien para que sea el VENCEDOR cada vez que tengan que enfrentarse. Lo que llamamos problemas Son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano.

NO TE QUEJES, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas, ya son ganancia. Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida.

Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser, será, y sucederá naturalmente.

"Ama hasta convertirte en lo amado, es más, hasta convertirte en el amor."

FACUNDO CABRAL
"In memoriam"

Anónimo dijo...

'Nacemos para encontrarnos'. Hoy, desde ese Cielo de Amor que él nos ha dejado llega también este mensaje: 'Nos encontramos para nacer. Para darnos a Luz los unos a los otros'...

Anónimo dijo...

"No sé nada de ambos mundos,
sólo conozco uno,
sólo busco uno,
sólo sé de uno,
sólo encuentro uno,
y sólo canto a uno.
Estoy tan embriagado
del vino del amado
que los dos mundos
han desaparecido.
No me queda nada más que hacer
que tomar la copa del amado".

-Rumi-

Anónimo dijo...

TODO ES UN CICLO

Sin la vida, no existiría la muerte. Y sin la muerte, no existiría la vida.Nosotros formamos parte de ese ciclo mágico.

La vida y la muerte son sencillas.
Somos nosotros, los que las hacemos complicadas.
Si quieres que todo sea más fácil, déjate llevar.
Esto vale tanto para la vida, como para la muerte.

En el proceso de la muerte o del duelo, hay cinco etapas por las que solemos pasar todos, señaladas por la médico psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross (Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación), que se pueden adaptar a la vida y a los acontecimientos difíciles por los que transitamos, como por ejemplo la aparición de una enfermedad o algo tan cotidiano como hacer cola en una tienda:
1. Negación. En esta etapa negamos lo que nos está pasando a nosotros o a algún ser querido.
2. Ira. Nos enfadamos con todo y con todos. Dejamos de negar lo que está pasando, para sentirnos irritados y alterados.
3. Negociación. En esta etapa, intentamos que no ocurra lo inevitable, negociando con los médicos o con nosotros mismos, para alargar la situación que no queremos que se produzca. Aquí comenzamos a aceptar lo que va a ocurrir, pero no deseamos que sea pronto.
4. Depresión. En la cuarta etapa, la pena nos invade. No deseamos ver a nadie, y dejamos de hablar y de comunicar nuestros sentimientos a los más cercanos.
comprendemos que lo que nos está pasando va a ocurrir. En este punto, nos dejamos llevar por los acontecimientos, sin luchas y sin miedos.
5. Aceptación. Por último, aceptamos nuestra situación y comprendemos que lo que nos está pasando va a ocurrir. En este punto, nos dejamos llevar por los acontecimientos, sin luchas y sin miedos.

Todas estas etapas, pueden pasar despacio o rápido. Está en función de cómo nosotros afrontemos los acontecimientos. A veces, hay situaciones en el día a día, que serían más sencillas sin las aceptáramos y dejáramos de luchar desde el principio.

Intenta llegar a la última etapa, lo antes posible en tus tareas cotidianas y todo será más sencillo.

No te impacientes.

Déjate llevar.

Anónimo dijo...

LA CLAVE ESTÁ EN EL CORAZÓN

El cambio está en marcha, no hay poder ni tecnología humana que pueda frenar el poder de las energías que llegan desde el cosmos. El salto cuántico de conciencia es esto que estás viviendo. Es el nacimiento de un nuevo Cielo y una nueva Tierra.
Estamos ingresando definitivamente en un campo de luz eterna que activa nuestras estructuras moleculares, acelerando procesos de trasmutación y transformación. Al aumentar la luz fotónica en nuestro mundo, se descarga la densidad. Todo se ve, todo sale a la luz. Los secretos guardados durante generaciones están siendo develados y liberando a muchos seres de pesadas cargas. Las memorias genéticas o patrones de enfermedades de vidas pasadas y de esta vida comenzaron a liberarse también. El ser humano en conciencia toma su poder personal para dirigir su vida.
Todo trabajo interno por activar el cuerpo de luz, practicar diferentes técnicas de activación energética y espiritual es muy importante en esta época. Ya no es momento de evadirse de la realidad, porque la realidad espiritual está aquí, dentro de nosotros.
Estas nuevas energías llevan a la humanidad hacia cambios profundos e impensados por quienes aún están dormidos. Los pueblos y las naciones tendrán que hacer elecciones. Y cada uno de nosotros también.
Al cabo de los próximos 3 meses no seremos los mismos.
Es momento de elecciones personales para cada alma. Nos estamos muriendo a la vieja manera de vivir. Sólo los audaces visionarios tendrán la fortaleza de animarse a experimentar las nuevas formas de vida.
¿Suena difícil? Si tratas de entender lo que vendrá desde la mente racional no lo comprenderás. Hay que pasar el aprendizaje por la energía del centro corazón, que es la zona donde se integran las experiencias de la cabeza y los sentimientos.
Cada uno elegirá según sus posibilidades evolutivas, seguir en la supervivencia, el miedo, y el sufrimiento o se decide a experimentar que significa vivir en la luz.

Anónimo dijo...

El cuerpo físico sentirá los impactos de la llegada de la luz: habrá sensaciones físicas bastante intensas. La presencia de Júpiter y Urano en el signo de Aries producirá mucha actividad o dolor en áreas de la cabeza, cuello, hombros, garganta y tiroides, como así también serios problemas de salud, tumores o accidentes cerebro vasculares.
Se intensificarán los estados de cansancio excesivo, necesidad de dormir más horas, el cuerpo necesita asimilar las nuevas energías a través del descanso. La presión energética que recibiremos afectará directamente las emocionales. Tendencia a los estallidos incontenibles, depresiones imprevistas, síntomas de pánico.
Las relaciones y vínculos personales también se verán muy comprometidos en estos meses, como así también los movimientos sociales buscando un nuevo espacio de libertad.
“La clave está en el corazón”.

Texto : Matías Di Stéfano