Las nubes



Podemos ver en las nubes formas de animales… Podemos ver muchas cosas. Muchas. Creo que al día de hoy las nubes son una extraordinaria fuente de información. A todos los niveles.

Como me parece bonito mirar al cielo, puede ser una buena propuesta para unas vacaciones de verano…




Una majestuosa nube sobre la Sierra del Guadarrama. Foto tomada en Miraflores de la Sierra hace cinco años.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Camino de sol y viento,
de fe y de libertad...

Anónimo dijo...

¡Qué bueno es estar en las nubes!

Anónimo dijo...

La nube es un camino en el cielo.

Anónimo dijo...

...Parece que esa nube, camino en el cielo y ese sendero en la tierra llevan y se encuentran atravesando la Sierra en el mismo lugar. Un amor. Una vida. Somos Uno aunque no seamos lo mismo.

Anónimo dijo...

Hay uno que pregunta:
-¿Y si no hay nubes? ¿Qué miro?
-Mira al cielo. El cielo es la nube más grande...

Anónimo dijo...

"Nube"
Lo que yo te veo,
cielo, eso es el misterio
lo que está de tu otro
lado, soy yo aquí
soñando

Juan R. Jiménez.-Piedra y cielo

Anónimo dijo...

"No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo.
Aceptar tus sombras,
enterrar tus miedos,
liberar el lastre,
retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso.
Continuar el viaje.
Perseguir tus sueños.
Destrabar el tiempo.
Correr los escombros.
Y destapar el cielo.
No te rindas. Por favor, no cedas
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda
y se calle el viento.
Aún hay fuego en tu alma.
Aún hay Vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo.
Porque lo has querido y porque te quiero.
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas. Quitar los cerrojos.
Abandonar las murallas que te protegieron.
Vivir la vida y aceptar el reto.
Recuperar la risa.
Ensayar un canto.
Bajar la guardia y extender las manos.
Desplegar las alas e intentar de nuevo.
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas.
Aunque el frío queme.
Aunque el miedo muerda.
Aunque el sol se ponga y se calle el viento.
Aún hay fuego en tu alma.
Aún hay vida en tus sueños.
Porque cada día es un comienzo nuevo.
Porque ésta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo tequiero".

-Mario Benedetti-

(sin porqués...)

Anónimo dijo...

La nube llora y después el jardín germina.

Anónimo dijo...

¡Sal de ti…!, de la pequeña prisión de los pensamientos…,
de la cárcel de tu mente…que te recorta las alas…,
de esa voz en la cabeza…que no claudica en su intento
por impedirte que vueles hacia más altas escalas…

¡Sal de ti…!, que tú no eres tu sistema de creencias,
ni las certezas que forman tu túnel de realidad:
¡eres la luz diamantina de tu purísima esencia…,
esa despierta conciencia que ilumina de verdad!

¡Sal de ti…!, siente ahora mismo la iridiscencia del mundo…,
la belleza silenciosa que anida en sus resplandores…,
vuélvete nube que pasa…, vuélvete viento errabundo…,
y ese susurro que llega con un suspiro de flores…

¡Sal de ti…!, y ve al encuentro de reinos angelicales,
porque ellos son tu morada, son tu verdadero Hogar,
y siente la melodía de esos coros celestiales
que te cantan simplemente por la dicha de cantar…

¡Sal de ti…!, y ebrio de gozo ponte a bailar con la Vida,
como dos enamorados fingiendo ser danzarines…,
o como esos pajarillos que juegan a la escondida,
cual arco iris alados, sobre flotantes jardines…

¡Sal de ti…!, como si tu alma sobre tu hombro se posara…,
como si te arrebatara la más intensa emoción…,
¡como si un Ángel en trance de pronto te traspasara
la incontenible alegría que vibra en su corazón!

¡Vuélvete ingrávido y leve como el roce de una pluma…,
tan translúcido y etéreo como el brillo de un rubí…!,
y cuando sientas entonces que es tu Ser el que perfuma,
¡ya no hará falta que nadie te susurre “sal de ti”!.

Jorge Oyhanarte.

http://youtu.be/sQR0LQskL4E

Anónimo dijo...

Para todos esos caminos que se van abriendo en estas vacaciones. Para los que están de camino. Pa nosotros, ¿no?
http://www.goear.com/listen/85892ec/abriendo-caminos-diego-torres-y-juan-luis-guerra

Anónimo dijo...

En la vida, en tu VIDA, a veces, encuentras nubes en el cielo, que no te dejan ver su belleza, e incluso a veces, puede parecer que te hacen sentir dolor y sufrimiento.

Pero si además de mirar, SIENTES, esas mismas nubes, te indicarán el CAMINO a seguir, el camino de la belleza, el CAMINO del AMOR.

Anónimo dijo...

Creo que Dios aprovecha la ductilidad de los elementos para lanzarnos mensajes, son como guiños que capta nuestra alma.

¿Cómo vemos los guiños de Dios?

Veo un mensaje en el pájaro que con su vuelo nos muestra la libertad. En el agua que adoptando distintas formas y estados nos enseña la abnegación, el SER para otros. En la flor, que con su aroma y color, nos enseña a ser generosos. En la piedra que muestra su fortaleza. En la nube que transformándose nos invita a fluir. En el Sol que dando luz y calor muestra nuestra morada. Mensajes, todos mensajes…, y dentro de cada uno de ellos se encripta un mensaje más profundo, individual e intimo; un mensaje codificado y entendible para el corazón.

Anónimo dijo...

Nubes preñadas de tiempo
Nubes de antaño
Reflejos oscuros
jaspeados de silencio

T.R. 2009

Anónimo dijo...

Me gusta mirar al cielo y hacer preguntas. Me gusta simplemente mirar hacia arriba y pedir ayuda.
Me gusta perderme en toda esa inmensidad que veo y en esa otra que imagino. Albergo la esperanza de ser escuchada, de ser protegida...

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=sjTJUm_VcwI&feature=related

DIOS EXISTE

Anónimo dijo...

Hay un largo camino hacia la libertad,
pero vale la pena descubrir que se puede llegar.
Volar sin red,
Volar sin red, caminar sin red, cruzando la mar,
el espacio no es más que subir y subir y llegar más allá,
y este mundo puede ser mejor cuando mires a tu alrededor.
Hay un largo camino hacia la libertad,
pero vale la pena descubrir que se puede llegar.

Así esa nube...

Extracto Canción P. San Basilio.

Anónimo dijo...

Tu lenguaje, Señor, es muy sencillo, mas no así el de los discípulos que hablan en
tu nombre.
Yo comprendo la voz de tus olas y el silencio de tus árboles. Comprendo la escritura
de tus estrellas con que nos explicas el cielo.
Comprendo la líquida redacción de tus ríos y el idioma soñador del humo en donde se
evaporan los sueños de los hombres.
Yo entiendo, Señor, tu mundo, que la luz nos describe cada día con su tenue voz.
Y beso en la luz la orilla de tu manto.
El viento pasa enumerando tus flores y tus piedras. Y yo, de rodillas, te toco en la
piedra y en la flor. A veces pego mi oído al corazón de la noche para oír el eco de tu corazón.
Tu lenguaje es muy sencillo, mas no así el de los discípulos que hablan en tu nombre.
Pero yo te comprendo, Señor.


Rabindranath Tagore.