Me canta un grillo




Mientras voy paseando pienso en estas cosas: 

“Estar expuesto ante uno mismo. ¿Qué es estar expuesto ante uno mismo? Pues a veces eso puede significar ver la desnudez, la fealdad, el vacío cerca, muy cerca. Para no permanecer expuestos, es decir desnudos y vacíos, nos dedicamos a mantener distancias. Por ejemplo, la mayoría de los amantes que conviven en pareja mantienen las distancias, lo llevo viendo desde hace ya muchos años; esos amantes se atreven a llegar hasta un lugar en su relación, pero luego se repliegan para permanecer alerta y retroceder si es necesario. Eso es poner límites. Con límites no se puede vivir dentro de una verdadera relación. Al final la relación se basa en la posesión, no en el amor. La mayoría de los que se casan no lo hacen para compartir, lo hacen para poseer. Es un poco fuerte decirlo pero muchos embarazos son embarazos por celos, simplemente se deja a la mujer embarazada para no se vaya con otro; la mayoría de los varones no lo saben cuando hacen esto que estoy diciendo, pero esa es la motivación interna de muchos embarazos que ocurren en la actualidad. También hay mujeres que deciden quedarse embarazadas para ‘cazar’ hombres. También eso ocurre. Con este estado de cosas es muy difícil la relación entre las personas, por no decir imposible. Si decides tener una relación, no puedes poseer. Si te relacionas con alguien, ha de haber una gran reverencia hacia ese ser que te acompaña. Si te relacionas con esa persona, si te acercas a su Alma, has de estar ahí en profunda intimidad, muy cerca, en comunicación permanente. La relación ha de estar impulsada siempre por una mirada callada y silenciosa. Eso es un profundo y permanente Acto de Amor. Dos personas que se Aman custodian algo invisible y algo inmensamente va­lioso, eso les ha de llevar a rescatar la Armonía de la Vida, a salvaguardar la Paz”. 

Todo esto voy pensando cuando al abrir la puerta de casa escucho que canta un grillo. En silencio, cerrando los ojos, escucho su canto regalado. Gracias grillo…de la conciencia. 



Ved la foto. Creo que en la parte superior de esa nube central hay algo. Es pequeñito y hay que ampliarlo un poco, pero algo hay. Esa foto fue tomada el 3 de agosto de 2010. 



12 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo . Pero dime :
¿Cuándo supiste o entendiste lo que era Amar realmente ?
En esta sociedad no nos basamos en el Amor para encontrar pareja , ya que nadie o muy pocos entienden lo que es el amor .A cuántos les puedes llegar a demostrar o que experimenten lo que es amar en silencio ? primeramente deberíamos aprender a amarnos a nosotros mismos en plenitud y sin esas barreras y a no tener miedo de perder lo que consideramos " nuestro " .Pero venimos a vivir esas experiencias para aprender de ellas por eso cada vez más nos damos cuenta de la mentira impuesta y buscamos la verdad a costa de dejarnos hasta nuestra propia vida en el intento , sabiendo que partimos unos moldes muy arraigados ya no fuera sino en nuestro interior .
Bendiciones .

Anónimo dijo...

Poema de Mario Benedetti
" GRILLO CONSTANTE "



Mientras aquí en la noche sin percances
pienso en mis ruinas bajo a mis infiernos
inmóvil en su dulce anonimato
el grillo canta nuevas certidumbres

mientras hago balance de mis yugos
y una muerte cercana me involucra
en algún mágico rincón de sombras
canta el grillo durable y clandestino

mientras distingo en sueños los amores
y los odios proclamo ya despierto
implacable rompiente soberano
el grillo canta en nombre de los grillos

la ansiedad de saber o de ignorar
flamea en la penumbra y me concierne
pero no importa desde su centímetro
tenaz como un obrero canta el grillo.

Anónimo dijo...

"¿POR QUÉ no te conoces a ti mismo? Debería ser la cosa más sencilla del mundo y se ha vuelto difícil, lo más difícil. Conocerse se ha vuelto casi imposible. ¿Dónde está el error? Tienes la capacidad de conocerte. Tú estás ahí, la capacidad de conocerte también está ahí. Entonces, ¿qué ha sucedido? ¿Porqué la capacidad de conocer no puede volverse hacia sí misma?
Sólo hay un error, y a menos que lo arregles, seguirás sin saber quién eres. Y el error es que se ha creado dentro de ti una división. Has perdido tu integridad. La sociedad te ha convertido en una casa dividida ' dividida en contra de ti mismo.
La estrategia es sencilla; una vez que la hayas entendido, puedes eliminaría. La estrategia consiste en que la sociedad te ha dado unos ideales de cómo deberías ser, Y te los ha inculcado tanto, que siempre estás interesado en el ideal «cómo debería ser», olvidándote de quién eres.
Estás obsesionado con el ideal futuro y te has olvidado de la realidad presente. Tus ojos están mirando al futuro lejano. En consecuencia, no pueden mirar hacia dentro. Continuamente estás pensando qué hacer, cómo hacerlo, cómo llegar a ser esto. Tu lenguaje se ha convertido en un idioma de deber y convenir, mientras que la realidad sólo consiste en ser. La realidad no conoce deberes o conveniencias...

...Hazle caso a tus instintos, hazle caso a tu cuerpo, a tu corazón, a tu inteligencia. Confía en ti mismo, ve a donde quiera llevarte tu espontaneidad, y no habrá pérdida. Y fluyendo espontáneamente con tu vida natural, un día te encontrarás a las puertas de lo divino.
La represión es una manera de evitar los riesgos. Por ejemplo, te han enseñado que no tienes que enfadarte, y crees que la persona que nunca se enfada deberá ser inevitablemente muy cariñosa. Te equivocas. La persona que nunca se enfada tampoco es capaz de querer. Van unidos, juntos en el mismo lote.
El hombre que ama de verdad a veces estará muy enfadado. Pero su enfado es hermoso, surge de su amor. Su energía es caliente, y no te sentirás herido por su rabia. De hecho, le agradecerás que estuviera enfadado. ¿Lo has observado? Cuando quieres a alguien y haces algo, si esta persona se enfada mucho, si francamente se enfada, se lo agradecerás porque te quiere tanto que puede permitirse el enfadarse contigo. ¿Por qué si no? Si no quieres afrontar el enfado, te comportas con cortesía. Cuando no quieres afrontar nada, cuando no te quieres arriesgar, sigues sonriendo. No importa..."


http://www.inabima.org/BibliotecaINABIMA---/M-Z/O/Osho%20-%20El%20Libro%20de%20la%20nada/Osho%20-%20El%20Libro%20del%20Hombre.pdf

Anónimo dijo...

Todos los seres humanos nos guiamos por las emociones, por los sentimientos.
De todos ellos, el más profundo es el AMOR.

Nosotros no dirigimos al amor, es el AMOR el que nos guía, haciéndonos sentir, la ARMONIA, la PAZ INTERIOR.

El axioma de los tres círculos concéntricos. Ámate a ti mismo, ama a tus seres mas cercanos, ama a TODOS.

Eso para mí es el AMOR, la esencia de la “EUDAIMONIA”.

(Bonita fotografía¡¡¡. Es la única estrella que se puede sentir en el corazón con solo cerrar los ojos. La del AMOR)

Anónimo dijo...

Es curioso, pero aprendí lo que es Amar cuando lo vi en otras personas. Hay personas que me han enseñado a Amar. Su extraordinaria Generosidad, su extraordinaria Compasión y Sabiduría cayeron como Semilla en la Tierra Fértil de mi Corazón. Y se lo agradezco en el Alma.

Anónimo dijo...

Eso se llama tiempo , experiencias , madurez , vida . Eso se aprende si tienes suerte en tu propio núcleo familiar y si no , en las personas que llegan a ella para que aprendas esos valores . La gran mayoría ni siquiera sabe que son todos esos adjetivos y mucho menos pueden vivirlos . Un amor es lo romántico , el deseo lo llamativo y al final la comodidad y el patrimonio que se pueda conseguir de la pareja , y si no solo hay que ver como en estos tiempos que vivimos hay menos divorcios prácticos por no poder dividir lo anteriormente dicho .
De todas maneras es un honor conocer este tipo de adjetivos y mucho más a las personas que los llevan implícitos .
Gracias

Anónimo dijo...

Naces en este mundo para renacer, para ir descubriéndote como un hombre nuevo y libre. La atracción que brota de nosotros no es amor. Eso que llamamos amor es un gusto por sí mismo, un negocio de toma y daca, y de condicionamientos: tanto como me ames te amaré. Es una dependencia, una necesidad de lograr una felicidad que nos reclama desde dentro (porque nosotros somos felicidad y hemos nacido para ser felices), pero nuestra propia inseguridad hace que la reclamemos al exterior y lo hagamos con exigencias, compulsivamente y con miedo de que se escape. Lo manifestamos con un deseo de posesión, de controlar al otro, de manipularlo, de apegarnos a él, por la ilusión de creer que, sin él, ya no podremos ser felices.

Cuando amas de verdad a una persona, ese amor despierta el amor a tu alrededor.

Anthony de Mello.

Anónimo dijo...

Ábrete al Amor y lo demás se dará por añadidura... Viene como canto rodado y regalado. Siempre viene y adviene.

Anónimo dijo...

El verdadero Amor es capaz de mirar con los ojos del corazón. Con un alma desinteresada que desea el bien ajeno, más que el propio.
El ser que tiene delante es más que un cuerpo y una mente. Es un espíritu lleno de luz o un corazón que estalla de Amor (como diría el autor de todo este entramado de conciencia.
No hay codicia ni afán de poseer en el AMOR. Sólo se requiere armonía para que se de la Paz.
A veces hay que renunciar al Amor para encontrar el AMOR.

Anónimo dijo...

Los grillos hibernan, pero los grillos de la conciencia están siempre cantando.

Anónimo dijo...

ACERCA DE LOS CAMBIOS

Los climas cambian. A veces es invierno, a veces es verano.
Si siempre estáis en la misma estación, os sentiréis atascados.
Uno debe aprender a que le guste lo que está sucediendo. A eso llamo madurez. A uno tiene que gustarle lo que ya está ahí. La inmadurez es vivir siempre en el «debería» v nunca en el «es»… y el «es» es el caso.
«Debería» es simplemente un sueño.
Sea cual fuere el caso, es bueno. Amadlo, que os guste y relajaos en él. Cuando a veces se presente la intensidad, amadla. Cuando se vaya, despedidla.
Las cosas cambian… la vida es un flujo. Nada permanece igual, de modo que a veces hay grandes espacios y a veces no hay nin­gún lugar al que trasladarse. Pero ambas cosas son buenas. Las dos son regalos de la existencia. Uno debería de ser tan agradecido que no importa lo que pase, uno siente agradecimiento, gratitud.
No veo ningún problema. Disfrutadlo. Esto es lo que está sucedien­do ahora mismo. Mañana puede cambiar; entonces disfrutad aquello. Pasado mañana puede ocurrir otra cosa. Disfrutadla. No comparéis el pasado con inútiles fantasías futuras.
Vivid el momento. A veces es caliente, otras muy frío, pero ambos son necesarios; de lo contrario, la vida desaparecería porque vive en polaridades.

Osho- Libro: "Día a día"

Anónimo dijo...

«¿Quién es el buscador que hay en mí? ¿Qué es esta energía que quiere buscar? ¿Quién soy?», entonces se produce la transformación. Cambiarán todos los valores. Empezarás a moverte hacia adentro. Rabia ya no estará en la carretera buscando la
aguja perdida en la oscuridad de su alma interior.

Cuando empiezas a moverte hacia adentro... Al principio está muy
oscuro. Rabia tiene razón: está pero que muy oscuro. Porque durante
vidas enteras jamás has estado en el interior, sino con la mirada centrada en el mundo exterior. ¿Lo has visto? ¿Lo has observado? A veces, cuando entras en tu casa está muy oscuro, porque los ojos están acostumbrados a la luz del exterior, a mucha luz. Cuando hay mucha luz los ojos empequeñecen. En la oscuridad, los ojos tienen que relajarse, porque necesitan mayor apertura. A la luz, con una ligera apertura es suficiente. Así funciona una cámara fotográfica, como el ojo: la cámara fotográfica se inventó siguiendo el ojo humano.

Y cuando entras de repente en tu casa desde la calle, te parece
oscura, pero si te quedas quieto un ratito, la oscuridad va desvaneciéndose. Empieza a haber más luz, los ojos se adaptan. Durante vidas enteras has estado al sol, en el mundo, y cuando vas al interior se te ha olvidado por completo cómo entrar y cómo readaptar tus ojos. La meditación no es sino una readaptación de la visión, una readaptación de la facultad de la vista, de los ojos.Cuando te hayas adaptado a la luz interior, verás que tú eres el foco. El buscador es lo buscado. Entonces verás que el tesoro está dentro de ti, y comprenderás que el problema consistía en que estabas buscando fuera. Lo estabas buscando en el exterior y siempre había estado en tu interior. Sencillamente, no lo habías buscado donde debías.

http://es.scribd.com/doc/36435204/osho-libro-intimidad