El ruido de los pensamientos



Mi padre siempre me decía que cuando el abuelo pensaba se oían sus pensamientos, que sus pensamientos producían ruido, arrastre, que estuviera muy atento porque eso se podía escuchar; y puedo decir que sí, que estando uno realmente atento se le oía pensar, desde luego que algo se escuchaba mientras el abuelo Juan pensaba, y pensaba mucho. Mi abuelo era el padre de mi madre, suegro de mi propio padre, un hombre de una inteligencia muy afinada que siempre se detenía de una forma muy particular ante las situaciones; su manera de ‘adentrarse’ en esas situaciones era a través de una especial manera de ‘desentrañar’ las cosas a fuerza de pensar. No era un pensamiento bruto, al contrario era extraordinariamente sutil y nunca impositivo. Cuando estabas junto a él, su pensamiento lo inundaba todo. Cuando él pensaba parecía que pensabas tú también. Su pensamiento te hacía pensar.

Tiempo después he sentido curiosidad por ver y comprobar si a otras personas también se les oía o se les oye pensar. Y sí, puedo decir que también sucede. No es difícil escuchar a otros pensar, incluso aprender a distinguir si esos pensamientos son positivos o negativos. Al día de hoy os puedo decir que creo que estas cosas son acercamientos plenos a eso que se llama telepatía, algo que yo cada vez veo y siento más en mi vida; creo que también os estará pasando a muchos de vosotros. 


Estar cerca de alguien y ver y comprobar cómo es su vibración, independientemente de que te caiga bien o te caiga mal esa persona. Sentir cómo vibra, poder calibrarlo; creo que se trata de aprender a percibir las dimensiones del Espíritu del otro, su manera de mirar, su forma de ubicarse en el Mundo, la anchura y hondura de su Alma y el contenido de su Corazón. Apasionante geografía.

Aún escucho pensar al abuelo Juan, sus pensamientos todavía me siguen llegando; si sus pensamientos de entonces eran ya amorosos, ahora son de amor. Son de Amor. Son Amor. 



El abuelo Juan es mi padrino, lo fue en mi bautizo y quizá lo siga siendo ahora a otro nivel. En la foto me gusta especialmente la disposición de esos hombres de pueblo vestidos de domingo (como podéis ver intercalados con frailes con hábitos); el abuelo Juan es el segundo por la derecha. La foto es de mediados de los 60.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Somos nosotros el dueño del pensamiento, o éste nos viene impuesto?

Anónimo dijo...

No somos dueños de los pensamientos desordenados, arremolinados...esos pensamientos los produce el pensamiento mecánico, normalmente esos pensamientos nos esclavizan; pero sí somos dueños de los pensamientos que producen orden. El orden nos lleva hacia la libertad. Si piensas con amor, serás dueño de tus pensamientos.

Anónimo dijo...

Preciosas palabras de sabor nostálgico. Imáganes en blanco y negro con solera y poso. Intimidad expuesta y alabada.
Pensamientos convertidos en Amor. Amor del bueno. Reconocimiento, agradecimiento a una simiente que perdura en otras generaciones. Nada es gratuito. Hombres que continuan entre nosotros. Padrinos y maestros de la genialidad actual. De la bondad y el talento. Agradecimiento infinito.

¡Bendita sea la rama que al tronco sale!

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=tBc7jTDTPvo&feature=related

Anónimo dijo...

Somos dueños de nuestras creencias, lo que pensamos es una consecuencia.

Anónimo dijo...

"Las palabras no tienen fin, pero la comunicación es verbal y no verbal. Escuchar lo verbal, la palabra, es una cosa, y escuchar lo no verbal es otra; lo uno es irrelevante, superficial y conduce a la innación; lo otro es acción no fragmentaria, es el florecimiento de la bondad".

Diario II- J. Krishnamurti

Este párrafo se abría esta tarde entre mis manos, como un regalo. Gracias.

Anónimo dijo...

¿ Y QUÉ HACEMOS CON NUESTROS PENSAMIENTOS?

"Tus pensamientos tienen que entender una cosa: tú no estás interesado en ellos. El momento en que llegues a este punto has logrado una victoria tremenda. Sólo observa. No le digas nada a los pensamientos. No los juzgues. No los condenes. No les digas que se muevan. Déjalos hacer lo que estén haciendo, déjales hacer cualquier gimnasia; simplemente observa, disfruta. Es una película bonita. Tú te sorprenderás: sólo observando, llegará un momento en que no habrá pensamientos, no hay nada que observar.

Esta es la puerta que he llamado la nada, la vaciedad.
Por esta puerta entra tu ser real, el maestro.
Este maestro es absolutamente positivo; en sus manos todo se convierte en oro. Si Albert Einsten hubiera sido meditador, la misma mente hubiera producido la energía atómica no para destruir Hiroshima y Nagasaki sino para ayudar a toda la humanidad a subir los niveles de vida. Sin meditación la mente es negativa, estará seguro al servicio de la muerte. Con la meditación el maestro está allí, y el maestro es absolutamente positivo. En sus manos la misma mente, la misma energía se vuelve creativa, constructiva, afirmativa a la vida.

Tú no puedes hacer nada directamente con la mente. Tendrás que hacer una ruta indirecta, primero tienes que traer el maestro adentro. El maestro no está, durante siglos el sirviente ha estado pensando que es el maestro. Sólo deja entrar al maestro, y el sirviente inmediatamente entenderá. Sólo la presencia del maestro y el sirviente caerá a los pies del maestro y esperará por alguna orden, por cualquier cosa que el maestro quiera que sea hecha ― él está listo.
br> La mente es un instrumento tremendamente poderoso. Ningún computador es tan poderoso como la mente humana ― no puede ser, por que es hecho por la mente humana. Nada puede ser, por que todos son hechos por la mente humana. Una mente humana con una capacidad tan grande: en un cráneo pequeño, ese cerebro pequeño puede contener toda la información existente en todas las bibliotecas de la tierra, y esta información no es pequeña.

Sólo una biblioteca, la biblioteca británica, tiene tantos libros que si colocan estos libros en línea de lado a lado ellos le darán tres veces la vuelta a la tierra. En Moscú existe una biblioteca más grande, una similar existe en Harvard; existen otras bibliotecas similares en todas las grandes universidades del mundo. Una simple mente humana puede contener toda la información existente en todas las bibliotecas. Los científicos están de acuerdo que no somos capaces de hacer un computador comparable a la mente humana el cual pueda ser colocado en un espacio tan pequeño.

Anónimo dijo...

Pero los resultados de este inmenso regalo al hombre no ha sido benéfico ― por que el maestro está ausente y el sirviente está dirigiendo el espectáculo. El resultado es guerra, violencia, asesinatos, violación. El hombre está viviendo una pesadilla, y la única manera de salir es traer al maestro. Él está allí, sólo tienes que agarrarlo bien. La llave es observar: sólo observa la mente. En el momento en que no hay pensamientos, inmediatamente serás capaz de verte a sí mismo ― no como mente, pero como algo más allá. Algo que trasciende la mente.

Cuando estés armonizado con lo trascendental la mente está en tus manos. Puede ser inmensamente creativa. Puede hacer esta misma tierra un paraíso. No hay necesidad de buscar ningún paraíso arriba de las nubes, tampoco hay necesidad de buscar ningún infierno ― porque el infierno ya lo hemos creado. Estamos viviendo en él. "



Osho: The Osho Upanishad, #4

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=bw8h9WNBm2Q

Anónimo dijo...

La foto es muy bonita, parecen pájaros que se hubieran parado en el camino y hubieran mirado a cámara para hacerse la foto.

Anónimo dijo...

¡Preciosa similitud la de los pájaros, anónimo anterior!
¡PRECIOSA!

Anónimo dijo...

Me gusta el tercero por la izquierda, el mas bajito, parece que nadie repara en el....
Intenta asomarse, formar parte de ese momento, de su inmortalización..
¿Quien es...?

Anónimo dijo...

Ese es un hombre de allí del pueblo, la verdad es que no recuerdo su nombre. Es un pajarillo de la llanura.

Anónimo dijo...

"Imagínate que los pensamientos son como gotas de agua.
Cuando piensas una y otra vez la misma cosa, estás creando una increíble masa de agua. Primero tienes un charquito, después eso puede llegar a ser un estanque, y a medida que sigas pensando una y otra vez lo mismo, tendrás un lago, y finalmente, un océano. Si tus pensamientos son negativos, puedes ahogarte en el mar de tu propia negatividad; si son positivos, puedes flotar en el océano de la vida."


http://www.mediafire.com/?1cz2zyyutjm PENSAMIENTOS DEL CORAZÓN

Anónimo dijo...

Los pensamientos se escuchan cuando existe transparencia. Cuando pensamiento y acto van relacionados.
Enriquece al resto, la persona transparente con pureza de pensamientos. Enseña. Es un regalo.