Ángeles del Camino



Después de estos días de recordar el terror causado por los lugartenientes del Diablo, vamos a cambiar un poco de tercio y vamos a poner algo delicado, muy delicado, casi sublime. 

Seis de septiembre de dos mil once. Reunión de doce personas para celebrar el cincuenta y ocho cumpleaños de María Eugenia. Estábamos citados en una casa en el campo en Los Ángeles de San Rafael, Segovia. Sentado con nosotros en la mesa había una persona, Javier, que desde hace diez años canaliza a los Ángeles. Nos invitó a realizar una de esas canalizaciones y por supuesto accedimos gustosos. Fue después de cenar cuando Javier, con su preciosa voz, miró a la luna, se concentró, cerró los ojos y comenzó a hablar: “Soy el Ángel del placer y de la dicha del encuentro. Soy el Ángel de la Gloria. No hay nada que se pueda comparar con el gozo del encuentro, de este encuentro. No hay nada más gozoso que un encuentro, como el encuentro que ahora mismo está teniendo lugar hoy aquí entre nosotros. Yo soy testigo de este encuentro, y sobre vosotros derramo mi amor. ¡Si supierais cuánto amor hay de mí hacia vosotros! ¡Si supierais el amor que siento hacia vosotros en este momento! Toda la dicha de Dios se reúne ahora aquí y se manifiesta en el amor que siento por vosotros, en el placer de esta dicha, en el placer de este encuentro. Todo el universo es nada comparado con el amor que ahora mismo se derrama en vuestros corazones. Sed en vosotros esa semilla de amor, sed vosotros semilla de encuentro. El amor es la misericordia de Dios, y ahora brilla en vosotros. Me siento muy feliz de acudir a vuestra llamada. Siempre estoy con vosotros...”

De esta forma siguió hablando algunos minutos más. Sus palabras y la brisa de la noche, dulce y serena, se fundían en una sola cosa. Esa miel salida de los labios del que hablaba se derramaba como agua de luz sobre todos nosotros. 

En esta casa en la que habito se suele 'sentir' bastante el silencio, a veces se percibe aquí un silencio muy profundo; pero puedo decir que hoy, mientras he estado escribiendo este apunte, el silencio ha sido sencillamente… majestuoso. 



La foto es una instantánea que unas pocas horas más tarde de este encuentro me fue enviada por Toni Ambel, un amigo querido. Esta foto, que llegó hasta mí de forma completamente espontánea, fue la confirmación de la ‘veracidad’ del ‘encuentro’ con los Ángeles. Estas son las palabras de Toni hablando de la instantánea: “Te envío una foto de una nube que adoptò la forma de un ángel; fue cuando hice el Camino de Santiago, en septiembre de 2004; fue en Manjarín, provincia de León, un lugar del camino que lleva Tomás, un hospitalero templario. Ocurrió después de cenar. Antes de cenar había dirigido él mismo un ritual de invocación a los ángeles protectores del Camino: Uriel, Rafael, Miguel y Gabriel. La nube en forma de ángel apareció en la dirección en la que Tomas había invocado un rato antes al Arcángel Miguel. La foto fue tomada por un peregrino que estaba allí también ese día y que un tiempo después tuvo la amabilidad de enviármela". 



Dedico este apunte a mi hijo Miguel, que mañana cumple años.


19 comentarios:

Anónimo dijo...

Serás un ángel

"Toma una sonrisa, regalasela a quien nunca la ha tenido.
Toma un rayo de sol, hazlo volar allá donde reina la noche.
Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro.
Toma una lágrima, ponla, en el rostro de quien nunca ha llorado.
Descubre la vida, nárrala a quien no sabe entenderla.
Toma la bondad, y dónala a quien no sabe donar.
Descubre el amor, y hazlo conocer al mundo."

Mahatma Ghandhi.

Anónimo dijo...

Me gusta mirar al Cielo. A veces le hablo:(reflexiones,pensamientos, anhelos...). Con la confianza, con la esperanza de ser sólamente escuchada. Tal vez, sea una ilusa soñadora que pone sus ansias, sus apiraciones o suspiros, en algo tan misterioso y tan incontable como el Cielo. "Palabras que nunca diré..." "Quiero saber el camino hacia el Cielo..."
Pero, en ese mirar hacia arriba existe una mágica sensación de "por si acaso..."
Me gusta caminar por la hierba fresca y mirar al Cielo. Es una de mis apetencias más destacadas. El sonido del verde bajo mis pies desnudos, la frescura que desprende, su olor, me transportan y conectan con ese principio de universo, que se asoma tímidamente. Hoy , no había nubes. El azul estaba limpio, despejado, atento, en escucha serena. Por unos instantes, sentí paz, quietud, serenidad de la que era dueña.
Los ángeles, al igual que los demonios, suben o bajan a la tierra. Están a nuestro alrdeddor. Están en los actos, en la mirada, "con un suspiro llega un ángel..." en el corazón de todos nosotros hay ángles. Porque todos somos un poco ángeles y demonios. Basta con escuchar, con mirar con ojos del corazón y su manifestación es clara.
"Vino el que yo quería,
el que yo llamaba...
...Aquel que a sus cabellos
ató el silencio.
Para, sin lastimarme,
cavar una ribera de luz, dulce en mi pecho,
y hacerme el alma navegable."


Tal vez un día...

Maravillosas palabras, maravillosos sonidos. Regalo de los cielos que encuentro sin dificultad...

http://es.scribd.com/doc/6927312/Rafael-Alberti-Sobre-los-angeles

http://www.youtube.com/watch?v=S5SY6c9j24U

Anónimo dijo...

Cuando se lee el texto que canaliza esa persona, se cae en la cuenta de la profundidad de un encuentro, sea el que sea; un encuentro es algo trascendental.

Anónimo dijo...

Esa silueta totalmente entregada, tendida hacia... Todo quiere abrazarse, juntarse...Abrazarnos, jUntarNOs.

Anónimo dijo...

DÍA Y NOCHE VAN TUS ÁNGELES,
SEÑOR , CONMIGO,
DÍA Y NOCHE PIENSO QUE TU ESTÁS EN MÍ.

Si anochece en el camino
van tus ángeles, Señor conmigo.
Si en la noche pierdo el rumbo,
pienso que Tu está en mí.

DÍA Y NOCHE VAN TUS ÁNGELES…

Si camino entre los hombres,
van tus ángeles, Señor conmigo.
Al servirles cada día,
pienso que Tu estás en mí.

DÍA Y NOCHE VAN TUS ÁNGELES…

Si me encuentro triste y sólo,
van tus ángeles, Señor conmigo.
En las luchas de la vida,
pienso que Tu estás en mí.

DÍA Y NOCHE VAN TUS ÁNGELES…

Cuando va muriendo el sol,
van tus ángeles, Señor conmigo.
Al dormir confío en Tí,
pienso que Tu estás en mí.

DÍA Y NOCHE VAN TUS ÁNGELES…

Anónimo dijo...

DÍA Y NOCHE
SIENTO que tú estás en mí.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=VwWqUsfAIr8

TIERRA DE ÁNGELES

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=GfznAXht2o0&NR=1


http://www.youtube.com/watch?v=CDYXup_F4p4&feature=related

Anónimo dijo...

Que fácil resulta encontrarme en este CAMINO, cuando me acompañan, mi ÁNGEL DE AMOR, y mi otro ángel de amor, este de carne y hueso, que me hacen crecer en el AMOR A DIOS.
Gracias a ambos, y gracias a todos VOSOTROS, que con vuestros comentarios me ayudaís a levantarme en cada caída y me ayudaís a sentir el AMOR en mi corazón.
GRACIAS

Anónimo dijo...

Esta noche he visto nubes en los cielos, nubes que velozmente caminaban, corrían como nunca lo había visto. Un aire fresco obligaba a resguardarse. La noche era hermosa y el paseo sintiendo las retamas removerse, balancearse, invitaba a continuar. Mi perro también me obligaba. En un momento nos hemos detenido los dos, y un encantamiento ha surgido en ese instante. Los dos hemos mirado al cielo y hemos visto que esas nubes que tanto corrían, pasaban junto a la luna que lucía espléndida en la noche, y han formado alas hermosas; dos, tres, cuatro alas y también hemos sentido que eran ángeles acompañándonos en el paseo.

Los ángeles del cielo, se ven en las nubes y se ven y se sienten a nuestro lado, guiando, ayudando e iluminando este camino de crecimiento juntos. Gracias también a este ángel visible que me acompaña. Gracias, gracias, gracias.

Anónimo dijo...

Su encuentro con nosotros es continuo. Su existencia comienza en el límite donde termina nuestro pensamiento racional y lógico, donde termina nuestro mundo convencional y de rutina. Ahí comienza la sorpresa y el asombro. Allí es posible encontrarlos, sutiles, livianos, como una caricia. Sí, su encuentro con nosotros es continuo.

Sé que me sostienen con sus alas, que me susurran mensajes, que me dejan señales. Cuando siento una sensación de paz, un poder protector, una palabra de ayuda que brota sin pensar, una mirada de ternura hacia otro, una sonrisa ante un mal gesto, un lenguaje de lo interno en el exterior, armonía en mi pensamiento, calma, equilibrio… Sé con toda certeza de esa presencia, de ese encuentro con ellos.

Amo a estos seres de luz que extienden sus alas para ayudarme, para ayudarnos a pasar esas fronteras racionales y llegar a ese lugar o lugares donde uno se transforma y comienza a tener nuevamente fe.

Sé que las oraciones aprendidas en la infancia son una protección muy fuerte, una fórmula mágica llena de poder y me las repito con frecuencia.

Ángel de la guarda, dulce compañía…

Anónimo dijo...

“El nombre de Ángel, indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es su espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un Ángel” (San Agustín)

Los Ángeles siempre están a mi lado, tomando diferentes aspectos, diferentes apariencias, diferentes rostros. Cuando las preocupaciones me alteran y el desasosiego no me deja avanzar, me acuerdo de ELLOS, me acuerdo de DIOS y siempre están a mi lado, con una sonrisa trasparente, con una palabra amable y con un abrazo de cariño, siento que tengo a un amigo.
Un susurro en el oído, ‘te comprendo’, ‘te entiendo’, hace que se ilumine mi Camino, y un rayo de esperanza brota en mi corazón. Están conmigo, compartiendo mis dichas y mis alegría. Su ESPÍRITU es mi espíritu. Su AMOR a DIOS es mi amor a Dios

En este día de mi años-cumplir, un abrazo para tu hijo en su día de cumplir-años.

Anónimo dijo...

Cuando alguien cuida de ti, esa persona es un ángel.

Anónimo dijo...

Miguel es un ángel dulce, observador, intrépido, es un niño muy activo. Al entrar en la casa donde juegan los niños, me le encontré. Me miró fijamente. Su carita es muy suave y nacarada. Era más pequeñito en ese tiempo. "¿Me das un beso"? Me miró en silencio y me puso su mejilla suave y tierna. Me llamó la atención su reloj en la mano izquierda. Es bastante grande.
Abrió la nevera y cogió una loncha de queso con la que alimentó a su gato. Es un ángel goloso, que le gusta el chocolate, pero a su mascota peluda no se lo daba, porque se quedaría ciego. "¿Por qué lo sabes?" Lo hemos oido, me contestaron los dos hermanos al unísono. También yo.
Entraron y salieron varias veces una algarabía de niños y niñas que comentaban y reían.
Recuerdo esa tarde ambos en la cocina de su casa charlando. Su hermano preguntó la hora que era, mientras su padre comentaba con otra persona en la zona del salón. Me miró, y yo le dije en bajo: "Las nueve menos cuarto" y el lo repitió en voz alta.
Preparó su cartera para el día siguiente.¿Te gusta el colegio?" La respuesta no se hizo esperar demasiado. Estuve de acuerdo con su respuesta. Se mostraba atento, desenvuelto, y muy prudente en todos sus actos. Después los dos hermanos se subieron a duchar, y Miguel bajo con desparpajo en pijama.
Tiene una peculiar forma de "acariciar" las croquetas, me quedé mirando con atención.Acto seguido se sentó en el sofá y se acomodó para ver el partido.

http://www.youtube.com/watch?v=rEc8rGonrQw&feature=related

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=In7PSNNpj8o

Cantos joyosos y dulce melodia
todos cantamos à la humilde Maria.

La humilde Maria se alla sobre de los cielos
Los angeles hacen fiesta
en aquella eterna vida.
Todos se ponen de rodilla y todos se envitan a ir en frente de la Reina de si grande amabilidad.

Angeles y Arcángeles
y las Virtudes Santas
furon las primeras quien se le pusieron en frente con humeldad.
Todos hacen reverencia
diciendo "viva" à la humilde Maria

Vosotros Serafines en tanto amor inmersos por la Serafina mudaste vuestros versos
de Sanctus en Santa
porque así gustó a la Alta Señoría.

Los profetas santos
hacían gran fiesta:
hay quien se inclinaba y quien La saludaba
porqué Ella los había sacados de la prisón para cantar cantos joyosos y dulce melodía.

(pido disculpa por mi traducción mas mala...)



(Canti zoiosi ie dolce melodia
tutti cantiamo all'humile Maria.

L'umel Maria sopra li cieli è sita
L'anzoli fan festa in quella eterna vita.
Tutti se inchina e tutti se invita a la Regina de grande cortesia.

Anzoli e Arcanzoli e le Vertute Sancte foron le prime che te foron davante umelmente.
Se inclinano tutti quanti dicendo viva a l'umile Maria

Voi Serafini in grande amor sommersi per la Serafina mutast'i vostri versi.
De Sanctus, Santa vu dicesti
poi che si piaque all'Alta Signoria.

Li Profeti Santi faceano gran festa chi se inclinava e chi salutava questa che tratti li avea fori de preson a canti zoiosi e dolce melodia)

Anónimo dijo...

"La espada de Excalibur escucha. Sobre las alas de los ángeles trata de atravesar todo el tiempo y el espacio y asentarse en la tierra de Nan, donde todo es correcto y bueno. No hay ninguna lápida junto a la mesa; no hay jefe tribal. Todos somos como uno e este ejército de la vida. Escapa sobre esta varita mágica porque sirve de alfombra de los deseos que marcan el gozo y el tormento, todos entrelazándose en una estructura cristalina, tan brillante, tan maravillosa, tan eterna. Mira el signo de Excalibur y alégrate porque sujeta una gran y poderosa espada, que corta la confusión, pone fin a la visión borrosa y labra una claridad, una justicia inenarrable. Sed mis santos y pecadores, porque todos somos uno, del mismo tejido, del mismo rebaño, del mismo AMOR".
Merlín
Canalizado el 11 de enero de 2001

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=kflV2h9r2io&feature=related

Anónimo dijo...

Ángeles en la tierra. Padres especiales.


www.padresespeciales.com/multimedia/historias/angelesenlatierra.ppt

Anónimo dijo...

Bonita sincronicidad la que cuentas, Raúl.
No podía ser de otro modo. Son 'ellos' quienes participan en el lenguaje de la sincronicidad. 'Eso' que se manifiesta externamente cuando nuestro pensamiento o nuestra vivencia interna duda. Es como el lenguaje de la reafirmación para el alma.