Negarse a sí mismo





“Si alguno quiere seguirme, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga”. Muchas veces han resonado en mí estas palabras de Jesús de Nazaret, y sobre todo ha resonado de una forma muy especial ese “negarse a sí mismo”. “Negarse a uno mismo”, ¿qué significa eso? No entiendo por negarse a uno mismo hacer sacrificios un poco infantiles tipo hoy no tomo este postre que tanto me gusta y cosas por el estilo; aún respetándolo, considero que esa forma de sacrificio es todavía muy arcaica; creo que hay que ir un poco más allá. Curiosamente la respuesta a las palabras de un maestro la encuentro en las palabras de otro maestro. Dice Jiddu Krishnamurti, y lo dice con extraordinaria profundidad: “La meditación es el completo y total vaciado de la mente, no con el fin de recibir algo, de ganar algo o de llegar a algún sitio, sino un total desnudarse sin motivo alguno. La negación es la misma esencia de la libertad”. 

Con eso me quedo: DESNUDARSE ANTE UNO MISMO; ESA NEGACIÓN ES LA MISMA ESENCIA DE LA LIBERTAD. 



En la imagen, Jesús con la cruz. Fascinante obra de Doménikos Theotokópoulos, más conocido como El Greco.


11 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo opino sin embargo ,que si hoy el Maestro se apareciera ante nosotros no con esa imagen , sino con otra distinta y nos preguntara si lo seguimos , habría que ver cuántos de aquellos que dicen seguirlo en verdad , lo haría . La negación también consiste en haber aceptado que no tienes nada tuyo , ni siquiera los hijos que salieron de tu vientre , o tu pareja o amigos y que solo en esa desnudez interna y externa , en ese vacío debes confíar para poder caminar y llegar al otro lado . " Deja a tu padre y a tu madre , y aquello que dices que amas , no mires atrás y sígueme " Estás preparado ?

Anónimo dijo...

Negarse a SÍ mismo... ¡Qué curioso que ese Sí junto con el de la afirmación lleven tilde!

Anónimo dijo...

Es que negar es afirmar. La máxima negación es la máxima afirmación.

Anónimo dijo...

Es que no hay es que... Mientras nuestra mente esté ocupada en algo no hay libertad.

Anónimo dijo...

La luz que aparece en los pliegues de la ropa de ese cuadro... Maravillosa pintura, maravillosa luz.

Anónimo dijo...

¡Y la luz! ¡Y la alegría! ¡Y el sosiego! ¡Y el Amor que se desprenden de ese Rostro!... ¡Con qué desnudez de ternura abraza la cruz! ¡Con qué libertad!
"Quien se niegue a sí mismo que abrace su cruz, que abrace con su cruz".
La cruz no es carga. Es esencia de nuestra verdad. Verdad de nuestra libertad.

Anónimo dijo...

De una entrevista a Hugo Mujica.

"Todo es sagrado. Yo creo que esa es la actitud que va con la contemplación, si la contemplación es el dejar ser, cuando uno deja ser las cosas corresponde la reverencia, uno las deja ser porque no las manipula, porque las respeta como tales. Y esta reverencia es lo que permite que la cosa irradie.

La nobleza de una montaña no es la medida de su altura real ni su metáfora ascensional, es su ser montaña. Es su desnudez, su puro presente, su desplegarse presencia: su estar.

- ¿Qué significa la palabra meditación en este momento de tu vida?

- Meditación para mí en este momento significa distancia. La idea de no estar absorbido o chupado. Me da la impresión de que esta cultura está hecha de anular toda distancia, todo está sucediendo todo el tiempo, nunca hay tiempo para otra cosa que no sean perfiles, nunca hay distancia para el rostro. La meditación es la posibilidad de otra perspectiva, que no implica desapego, indiferencia, nada de eso, implica poder ver las formas y no los puntitos. Es una distancia que no es lejanía".

Anónimo dijo...

"Negarse a sí mismo".... es...perder el amor propio..

Anónimo dijo...

Liberarse internamente del 'yo' es comenzar a abrazar esa cruz. Abrazarla con las manos abiertas, con el rostro sereno y la mirada en lo alto. Alta mirada del alma.

María dijo...

Bendizcamos lo malo al igual que lo bueno. Agradezcamos todo cuanto llega a nuestra vida. Todo es Dios. La cruz será más liviana si la aceptamos. Aceptación es la clave de la mayoría de los males. Compasión hacia nosotros mismos. Serenidad y templanza ante los avatares de la vida. Sabiduría encriptada del Mago y Creador. Amor incondicional de Padre. Amor y Luz de nuestra esencia. Meditemos para encontrarla.
¿Qué es meditar para ti?- me pregunta Manuel-. Es tratar de encontrar a la que verdaderamente soy. No la que creo ser. En ese vacío de silencio percibo el perfume de esa fragancia. Escasísimos instantes de negarme a mí misma. Libre de orgullos. Envuelta en humildad, en disposición, modestia y sencillez. Eso, es lo que yo entiendo por meditar.
Tal vez de ese modo llegemos a oír la música de Dios...Llama en nuestro corazón. Cera caliente derritiéndose en nuestro Alma. Agua fresca corriendo por nuestras venas. Sangre de nuestro cuerpo. Amanecer en nuestra noche oscura...

http://www.youtube.com/watch?v=THVl9s4HN4w

Anónimo dijo...

http://www.sociedadteosofica.es/Libros/Krishnamurti_LibertadPrimerayUltima.pdf