Un hilo que nunca se rompe




-Raúl, ¿hay algo que te haya conmovido últimamente?
-Sí.
-¿Lo puedes contar?
-Últimamente me ha conmovido, y mucho, una mujer que conocí en Sabadell. Sabadell es una ciudad de corte industrial que está al lado de Barcelona. Estuve allí hace poco presentando el último libro. Esa mujer participó en esa presentación. Estaba desolada por la reciente muerte de una hija suya. La charla estuvo polarizada para darle a ella algo de atención porque realmente estaba muy herida, estaba tremendamente triste por ese fallecimiento. La hija tenía tan sólo 22 años cuando murió. Nos contó a todos los allí presentes que hacía unos días, coincidiendo con la fecha del cuarto mes de haber fallecido esa hija, llamó a su teléfono móvil dejando el siguiente mensaje: “Hola hija, soy mamá, aunque sé que no vas a coger el teléfono, quiero llenarte de besos y decirte que te quiero muchísimo”.

Aunque sé que sería casi mejor no decir nada, quiero ahondar un poco en el gesto de esa madre y en esa llamada. Los seres humanos tenemos un corazón diseñado para fabricar esperanza; a veces conseguimos fabricar esperanza sin contar casi con los ingredientes para hacerla real y palpable, a pesar de todo la formulamos. Casi a ciegas somos capaces de ir detrás de la esperanza. Muchos podrán reírse de la ocurrencia vana de esa madre, muchos lo pueden interpretar como el acto de una persona con la mente inestable, a mí personalmente me parece extraordinario que se haya atrevido a llamar al teléfono móvil de esa hija. Ese teléfono móvil es la manifestación de que hay algo que une a las madres con los hijos. Entre las madres y los hijos existe un hilo de comunicación que nunca se rompe, ese hilo se mantiene vivo por encima de las distancias, de las enemistades, de los enfados ocasionales, de las diferencias, también de las muertes; ese hilo no es tan sólo lo que nos une a la madre, ese hilo es en realidad lo que nos une a la vida.


La vida...que es madre de todos.



En la foto, un cielo con nubes y ‘algo más’. La foto fue tomada cuando regresaba del viaje en el que tuvo lugar el encuentro con esa mujer.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Lleno de besos a esa madre. A todas las madres; también a las que creen soltar ese hilo.

Anónimo dijo...

http://vimeo.com/31352395

Anónimo dijo...

Gracias por el enlace anterior.

Anónimo dijo...

Todas las madres son seres amados conocidos anteriormente.
No hay relación más profunda en el plano físico que la de madre e hijo.
No pretendo negar la posición de los padres,sólo puedo consolaros diciendo que también los padres fueron madres, que ahora son hijos, de modo que aún se da esa afinidad, ese nexo.
Una vez que hay nexo, deja de haber separación.
Una vez que hay amor, habrá Unicidad para siempre, por mucho que nuestras vidas nos lleven allá donde no podamos encontrarnos en forma física.
Si en algún momento se ha tenido la experiencia de semejante afecto, podemos encontrarnos en el mundo espiritual en sueños.

Anónimo dijo...

Lo peor que puede pasarte es sobrevivirle a tu hijo. Enterrar a un hijo, debe de ser el trance más amargo que una persona puede llegar a pasar. La herida tiene que ser profunda y dependiendo de tu fortaleza, sanará más pronto o más tarde. Lo que no es desable para nadie, es que se cierre en falso. En unas horas, día de todos los santos, se llenarán como cada año los cementerios. Recordatorios de fechas sobre lápidas muy engalanadas para la ocasión. Algunas con la fotografía del que ya no está. Rostro que mira sin ver. Dolor incesario a la vista. Los muertos parecen quedarse solos, pero todos juntos, bajo los cipreses, huelen el perfume de los crisantemos.
Ya no están ahí. Han dejado de estar en el mismo momento en el que murieron. Rompieron su cordón de plata y nexo con este plano. Abandonaron su envoltorio y ligeros de equipaje, vuelven a casa. Pero estarán atados al corazón de todo aquel que les recuerde. Es la única manera de que permanezcan vivos. Estando en nuestro pensamiento.

http://www.youtube.com/watch?v=R1BueycmmoQ&feature=related

Anónimo dijo...

METAMORFOSIS

"La oruga entrò en la fase de transformaciòn
y atravesò por muchas etapas.
Fue la ninfa y la crisàlida
y màs tarde llegò a ser
el transparente imago.
Se fue moviendo en espiral
y pudo evocar un tùnel sin fin
en el mundo de su especie.

Alguien le dijo:
'Tù tambièn dejaràs aquèl estado
y mudaràs de casa muchas veces.
En el vuelo de hoy,
los caminos son infinitos,
pero ninguna mariposa
recuerda el pròximo paso'.

Transcurriò el tiempo
Y volviò al oscuro camino de las especies y se sumergiò màs allà del polen.
Pudo palpar, pudo ser
y comprendiò que el mundo va en cìrculos
y no deseò ir màs ràpido ni màs lento,
pues allì nada sabe qué es antes
y què es despuès.

La oruga,
maravillàndose de estos hechos,
durmiò plàcidamente en su tarde invernal.

No podìa pensar en nada,
pero llegarìa a ser
una mariposa..."

Awankana

Anónimo dijo...

CREAR

La creación es la misión del ser humano, trabado en su espejo, pulsando lo estelar y lo telúrico, el prana y el apana.
La creación es el camino de vuelta a lo infinito, al acto creador del todo que nos une al acto creador de cada marioneta.
Lo creativo nos hermana, hijos del mismo centro prodigioso, y sin embargo cada uno siempre con su sudor a cuestas de más vida.
La voz luminosa del ser en la boca del árbol florece.
Son siempre palabras de entrega: estar y no estar, volcando lo estelar como una lluvia saciando lo finito. (Sin lo finito el sol cae en la nada, la lluvia desespera).
La creación es sueño y es muralla, lo cóncavo del límite extasiado.
Hay que parir amor, en plena mansedumbre, abocados al tiempo sucesivo.
La inspiración se logra o se malogra - desde este límite se hace poderosa.
Hay que poner la mano para que el viento sople su secreto, ver en la ola el roce poético unifica la mano con la nada. Y al ser entero entrega su potencia.
Así ha de ser, entero y entregado, en el preciso momento en que la muerte del sol se paraliza, en el instante que fluye sin espanto, celosamente acorde a lo cualsea, real como los dientes del lagarto, verdes como ese ciervo milenario tocado por la flecha del deseo.

Es una imagen más, una voz que respira la salvia de la muerte, una praxis de Dios en cada pensamiento, en cada sentimiento, en cada gesto alumbra la mirada.
Y hacer como quien vuela, volar como quien nace, nacer como quien reza, rezar como quien muere, morir como quien hace de la vida el morar de otra mirada.
El espacio secreto del hombre y la mujer: esa cueva o matriz sin números se une al muro aquel de piedra milenaria.
Aurora o atanor de todo lo que pasa. La creación en cada despedida, en cada palpitar la sangre poetiza.
Ojos o lince o mármol de Carrara, esculpir en el tiempo, rezar a la intemperie, crear en la semilla la semilla de la semilla.
En la pura potencia alienta tu decreto.
Ir al lugar secreto, nadar esa esperanza, salir del tedio del día de mañana, vencer a la muerte, entrar en el poema.
La creación es el milagro cotidiano que nos ha sido concedido, esta en cada gesto de amor como un cometa surcando la paciencia de la piedra.
¡Hazlo!
El fruto sabroso se mece en la mano del niño divino, como una fuerza inaccesible brilla contra la higuera maldita.
Al acto creador nada se le resiste, en su propia pulsión se inmortaliza.
Quien ama es creador, no ama quien no crea.

Anónimo dijo...

"¿Hay algo que te ha conmovido últimamente?"
Deja que te conmueva el hoy, T U P R E S E N C I A abierta al hilo de la vida.

Anónimo dijo...

CREA- TI - VIDA - D

CREA - crea
TI - en ti
VIDA - una vida
D descansada, despierta, dichosa y divina.

Anónimo dijo...

Si con una pastilla de jabón se pueden hacer infinidad de cosas, desvelando nuestra infinita creatividad, imagínate lo que se puede hacer con las palabras cuando las hilamos con la sabiduría del corazón y las ofrecemos a los demás...

http://youtu.be/gQxpPKJW5ww

Anónimo dijo...

Morir es retirarse, hacerse a un lado,
ocultarse un momento, estarse quieto,
pasar el aire de una orilla a nado
y estar en todas partes en secreto.

Morir es olvidar, ser olvidado,
refugiarse desnudo en el discreto
calor de Dios, y en su cerrado
puño, crecer igual que un feto.

Morir es encenderse bocabajo
hacia el humo y el hueso y la caliza
y hacerse tierra y tierra con trabajo.

Apagarse es morir, lento y aprisa,
tomar la eternidad como a destajo
y repartir el alma en la ceniza.

Jaime Sabines

Anónimo dijo...

Morir es sólo
mirar adentro; abrir la vida solamente
adentro; ser castillo inespugnable
para los vivos de la vida.

Juan Ramón Jiménez

Anónimo dijo...

“Ya no estoy buscando nada. La existencia me ha abierto todas sus puertas. Ni siquiera puedo decir que pertenezco a la existencia, porque soy parte de ella… Cuando una flor florece, yo florezco con ella. Cuando el sol sale, yo salgo con él. Mi cuerpo es parte de la naturaleza, mi ser es parte del todo. No soy una entidad separada”.

Osho

Anónimo dijo...

Viendo la foto, la foto de ese día tan cercano a ese encuentro, quiero pensar y pienso en un mensaje de la Vida para esa madre y para muchas otras madres. Un mensaje creador de esperanza, que se plasma en esas imágenes que al igual que mágicas semillas son como besos que se devuelven para sembrar abundante consuelo.
Llamamos morir al despertar de este sueño y comenzar la Vida.

Anónimo dijo...

La magia del movimiento.El encanto de Viajar. Inspirados por la fuerza de explorar,en nuestro interior llevamos sellado un còdigo sagrado que nos dice y que espera extasiado ser abierto,ser liberado.
Moises, Buda, Mahoma, Jesus, la historia de la humanidad es la historia de un viaje.
De una esperanza.De un sueño.De una ilusión. De una creencia.
Yo he recorrido mi jardin millones de veces con el rabillo de mi ojo y mi corazón latiente, y cada noche viajo con mi mente hacia una geografía aún no descubierta, alguien me enseñó que no hay límites,cuando el ansia y el idílio con el alma es grande.
En ese espacio, el camino es una voz dulce y serena de una belleza pura y calma y el paisaje, colorido
en ese instante mi bitàcora de viaje se abre de par en par,
y zarpo hacia un horizonte lejano y el cielo se llena de estrellas y te veo, peregrino de mi alma...

Gabi ©

VIAJERO Y MAGO. SIEMPRE. MAGO DE ALMAS. MAGO DE CONCIENCIAS...VIAJE ETERNO...

http://www.youtube.com/user/sirenadesol#p/u/4/MZVFc04GJ8o

Anónimo dijo...

http://rapidshare.com/files/430041929/FrAm-AnHe_Bluzzi.rar

Anónimo dijo...

ESCUCHA A UN HERMANO QUE TE PIDE AYUDA Y CONTÉSTALE. ES A DIOS MISMO A QUIEN LE CONTESTAS PORQUE TÚ MISMO LO LLAMASTE. NO HAY OTRA MANERA DE OÍR SU VOZ, NO HAY OTRA MANERA DE ENCONTRAR TU SER.

Todos quisiéramos oír que Dios nos hablara directamente, que se dirigiera a nosotros con su propia voz, pero Dios solo habla a través de los otros, a través de la persona que tiene al frente. Escúchalo en la voz de aquel con quien te encuentras hoy, y recuerda que TODAS las personas, digan lo que digan, sin excepción, lo que realmente están pidiendo es amor. Y a veces pedimos amor de maneras muy extrañas, a veces pedimos con VIOLENCIA o con indiferencia, a veces pedimos amor atacando a quien mas amamos, a veces pedimos no pidiéndolo y unos pocos aprendemos que el amor es lo que realmente necesitamos y nos atrevemos a pedirlo directamente. Y tú ¿Cómo pides amor?


In lak ech (Soy otro tú).

Ka Manik

"El que cree, crea; el que crea, hace; el que hace, se transforma a si mismo y a la sociedad en la que vive." (Proverbio Maya)

Anónimo dijo...

Es muy difícil aprender a ser madre, pero mas difícil lo es cuando se ha perdido a un hijo.
Los sentimientos que afloran son contradictorios, son de dolor, de culpa.
Pero piensa que has perdido la posesión personal, que en el fondo nunca te perteneció.
Pero aprender a ser madre implica además el sentir, y lo sientes, que siempre está en tu corazón, que tu corazón y el de él, ya están unidos para siempre.
Que con tu corazón y el suyo nacerá una LUZ, una luz que es de VIDA.
Que camináis juntos, que sentís juntos. ESCUCHALO. TE HABLA

Anónimo dijo...

http://www.goear.com/listen/23ac76c/tears-in-heaven-eric-clapton