El misterio de Dios




Dios no es un anciano con barbas que nos mira todo el tiempo para ver si nos caza haciendo algo malo, posiblemente Dios no sea eso; pero puede que Dios sea geometría, física, tecnología… Nassim Haramein reflexiona en voz alta sobre el misterio de Dios, se centra para ello en sus particulares investigaciones sobre la Biblia, analizando algunas cuestiones del Antiguo Testamento: las referencias a Yahvé, el Arca de la Alianza, las Tablas de la Ley, la Estrella de David… También toca la figura de Jesús, la Kábala, el Árbol de la Vida, los Crop Circles, la Estructura del Vacío, los Mini Agujeros Negros Subatómicos que conectan todas las cosas; en definitiva, aporta una nueva visión y vislumbra cómo nos podemos mover desde donde estamos hasta el próximo nivel. Se trata de una charla muy interesante. 






El vídeo tiene cinco partes. Cine del bueno para este fin de semana. 





En la foto, un rayo de luz saliendo de los árboles. En un paseo.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Se esté de acuerdo o no con lo que plantea Haramein, a lo que nos enseña es a no conformarnos con las explicaciones tradicionales de las cosas.
gracias.

Anónimo dijo...

HACER CASO A NUESTRA INTELIGENCIA, ESTAR SEGUROS DE NOSOTROS MISMOS. ACTUAR COHERENTEMENTE Y COMO TODO UN CABALLERO O DAMA.

Y no olvides nunca que la tierra se deleita sintiendo tus pies descalzos sobre ella y el viento añora jugar con tu pelo.
Es un bonito ejercicio recordar ver la vida, las situaciones, verte a ti mismo, no solamente desde tu perspectiva, sino también desde la de los demás. Que tanto se alegran las otras personas con tu presencia, que tanto añora esa persona una sonrisa tuya, que tanto añora el viento jugar con tu pelo, cuanta paz siente esa amiga, ese amigo, cuando lo escuchas del corazón, y cuanto alivio siente el corazón de esa persona a la que tu perdonas, como se deleita la tierra al sentir tus pies descalzos. Acuérdate hoy de verte desde afuera, imaginar como te ven las demás personas, como te ve el mundo, como te ven las flores, como te ven las nubes, recuerda lo mucho que el universo te ama ¡Tanto es así, que te creó!

In lak ech (Soy otro tú).

Ka Manik

Anónimo dijo...

Me encanta des-cubrir a Dios como Fuente de Energía en ese Arca. Y que esa Fuente esté en nosotros todavía me encanta más. Por Dios, ¡es un Regalo inmenso!Creamos en esa capacidad.

Anónimo dijo...

Quizá sea preciso recordar que a Haramein le fue imposible investigar al modo tradicional, por eso prefirió dar clases de esquí y submarinismo mientras seguía investigando por cuenta propia. El sistema cerró de cuajo su magnífica espontaneidad y creatividad. Antes de llenar las salas de conferencias, Haramein se curtió en las montañas que escalaba y en la naturaleza donde vivía, también en la meditación. La naturaleza y la meditación han sido, y son, su escuela y su fuente de energía.
Otro dato a tener en cuenta: mientras investigaba estas cosas que cuenta en el vídeo, él vivía en su furgoneta. Al ver a Haramein uno percibe que toda la sabiduría mora dentro de nosotros, solamente hay que atreverse a destaparla.

Anónimo dijo...

Ningún sistema puede interrumpir esa sabiduría. Ninguno.

Anónimo dijo...

El misterio de Dios nos enseña a saborear lo que vivimos.

Anónimo dijo...

Dios es todo aquello que nos rodea. Todo lo que respiramos, tocamos o sentimos. Es la primera luz de la mañana que se cuela entre las rendijas de la persiana. Es el canto del gallo. El aleteo de los pájaros. El viento, la lluvia o la tormenta. Está fuera y está dentro. Lo malo, lo doloroso, lo oscuro y lo luminoso, Dios. Sonrisa o llanto. Anhelo y esperanza. Salud y enfermedad, también es su morada. La Realidad también es Dios. Creados por Él para ser como ÉL. "Lo que hagáis con cualquiera de estos pequeños, me lo hacéis a Mi. Da igual el nombre, la forma, o el color. Pasado, presente, o futuro. Ahora y siempre.

Anónimo dijo...

Tú y yo.

Anónimo dijo...

http://www.edicionesobelisco.com/complementos/6455.pdf


"En primer lugar, Dios es un agente de causación que está por encima de la causación que tiene su origen en el mundo material. En segundo lugar, hay niveles
de realidad más sutiles que el nivel material. Y, en tercer lugar, hay cualidades divinas –el amor es una de las principales– que las religiones enseñan a la gente como una meta de primer orden a la que deben aspirar. Así que, ¿cómo es el Dios que está redescubriendo la ciencia?
Basta decir por ahora que tiene esos tres aspectos primordiales.
Ofrezco dos tipos de pruebas científicas de la existencia de Dios..."

Anónimo dijo...

DESTELLÁ

El Sol moviliza. Internamente llama. Desde su alto centro emana un brillante y potente fulgor, que trae a la Tierra el amor y proclama la llegada de una era plena de infinita gracia. Su fuerza redentora alienta a fluir. Su cálida pulsión de vida abraza cada corazón y con firmeza lo anima a plasmar un presente bien humano, creativo, amoroso y reluciente, en donde sabiamente reine la armonía, infundiendo alegría y paz. Se siente. Esta es la gran revolución consciente. Destellá.

¿No te habías preguntado por qué hay tantos indignados? ¿Por qué el contexto es tan volátil y agitado que acelera el corazón? Cada célula está sintiendo y respondiendo al poderoso pulsar que llega para realinear lo que está desequilibrado. Las marchas, las protestas, las quejas y la bronca, marcan el necesario fin de un tiempo dominado por la opresión y la deshumanización, en donde nos acostumbramos a que nos ordenen qué hacer, relegando la voz de nuestro Ser.

Al punzante grito global que denuncia la falta de justicia y equidad le seguirá el reconocimiento sincero de que no tiene sentido demandar que otros brinden lo que no tienen. La resonancia de esa verdad hará que en la adversidad unamos nuestros espíritus para cristalizar aquello que ahora falta. Ese cambio de percepción, potenciando por el amor en acción, desatará un vuelco sin precedente, que permitirá a millones de almas brillar, haciendo lo que por dentro sienten.

Día tras día la energía aumentará, y todo incrementará su vibración, pues el llamado que llega a través del Sol se volverá mucho más intenso. De diferentes maneras, cada uno sentirá cuál es el lugar en donde mejor puede vibrar, quiénes son las personas con las que se quiere rodear, y cuáles son las cosas que lo hacen experimentarse pleno. Así es como iremos vivenciando esta transformación, que tiene al corazón como líder indiscutido: sintiendo. Simplemente sintiendo.

Cuanto más y más seamos capaces de abrir el corazón, podremos transmutar el odio, el miedo, la apatía y el rencor, en ámbitos llenos de luz, belleza, magia y amor, que expresen los vívidos colores de nuestros dones y talentos. Somos alquimistas. Acudimos para enraizar este flujo relumbrante, que ya se vibra. Todos estamos convocados. Todos somos invitados a disfrutar la hermosa luz de este flamante Sol naciente, que inspira la gran revolución consciente. Destellá.

Julio Andrés Pagano

Anónimo dijo...

UN ASCUA DE CONCIENCIA y DE VALOR

Tú prendes con tu sol fuego a mi día, dios, y todo comienza a prepararse en sí para este gran incendio que la aurora, antigua levantada de la vida, determina, gritando de alegría, porque tú, dios, y yo nos fusionemos en este comenzar de comenzares.

La llama se levanta y se derrama con humo negro aún del nochear; y luego el humo blanco se disipa y va quedando este dorar unánime del diamante total de mi universo. Todo quiere fundirse en este fuego en el que yo, presente, me fundí desde el grito primero de la aurora.

Un ascua hemos de ser en plenitud los dos, dios deseado y deseante, de vida deslumbrada y deslumbrante; un ascua de conciencia y de valor; y,como con la noche nos perdimos en la nada más dulce de tu todo, con el día nos hemos de encontrar en el todo más hondo de mi nada.

Anónimo dijo...

Poema anterior de Juan Ramón Jiménez.

Anónimo dijo...

"Ver el rostro de Dios, requiere de un gran valor. El rostro de Dios yace al otro lado de todas las ilusiones de los mundos físico, imaginativo, emocional, mental e inconsciente. El camino hacia el otro lado atraviesa todo esto.
Con la gracia del Viajero, te puedes conectar a la conciencia del Alma y utilizar esa perspectiva superior para guiar tu paso, de forma que no quedes atrapado una vez más en las carreteras y caminos de los mundos inferiores".

John-Roger