Pensamientos que casi no me atrevo a escribir




En estos últimos seis meses he viajado mucho. La mayoría de estos viajes los he hecho en coche, yo solo. En los viajes el pensamiento vuela libre; por supuesto que también cuando no se viaja el pensamiento vuela libre, pero en los viajes se nota más esa libertad, yo por lo menos así lo siento. Estos son algunos de los pensamientos que han ido llegando mientras viajaba. Por momentos casi no me atrevía ni a escribirlos, me parecían un poco fuertes; ahora mismo no me lo parecen, incluso creo que se quedan cortos. Ahí van unos cuantos: 

Los estudios reglados (colegios, institutos y universidades) han sido puestos para retrasar el verdadero avance de la humanidad. 

Los bancos son las máscaras de las más grandes máquinas de robar, es decir que los bancos son las máscaras de los dueños del mundo. En la foto podéis ver un logo de un famoso banco ‘dado la vuelta’, quiero decir destapado y desvelado. La 'visión' para desentrañar ese logo vino mientras estaba parado en el coche en un semáforo en Barcelona (un amigo ha colaborado en la plasmación gráfica). 

No los llamemos agencias de calificación, son agencias de descalificación. 

No son planes de rescate, son planes de hundimiento. 

No son recortes sociales, son extorsiones practicadas a toda la sociedad. 

Lo que llaman 'mercados internacionales' no es más que la usura pura y dura.


No son partidos políticos, son programas de control mental.

Hay países que en realidad no lo son, lo que son esos países son empresas de grandes corporaciones que los utilizan como centros estratégicos para el tráfico mafioso, es decir para la compra y venta de dinero, drogas, armas, el chantaje y el crimen organizado. Estos países parecen independientes y soberanos pero no lo son en absoluto, pueden estar muy cerca de nosotros, los tenemos mucho respeto, marcan las directrices sobre decisiones que nos afectan, pero son exactamente eso, una casa de prostitución.

El mal se ha colado en nuestra sociedad a través de la democracia corrupta. Ese mal tiene nombres y apellidos. Las élites que gobiernan en la sombra prefieren democracias corruptas antes que oligarquías. Ese afán y esa prisa por quitar oligarcas, ved sino los casos recientes de Túnez, Egipto y Libia, obedece al hecho de que la democracia es el salvoconducto para que entre de lleno la corrupción.

La democracias actuales son los mercados donde los ladrones pueden robar sin que nadie les diga nada (los que gobiernan en la sombra 'odian' a la democracia real, ésa cuyo poder descansa en el pueblo).

El mecanismo que repite el mal para instaurar la esclavitud en todo el mundo es siempre el miedo.





27 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Muy bueno el cambio de San-tander a Satan-der! ¡Sutil diferencia!

Anónimo dijo...

Paraísos fiscales. Cuevas de Alí- Babá con más de cuarenta ladrones.

Suiza, ¡qué bontia ella...! Sus chocolates, sus relojes, sus montañas para esquiar a gusto. Derroche, complicidad, secretos y demás familia...
"Uno de los países más desarrolllados del mundo. Actualmente, se percibe a Suiza como uno de los países más desarrollados del mundo. Por su política de neutralidad, el país alberga gran cantidad de inmigrantes provenientes de naciones de varios continentes, por lo que es considerado como uno de los países europeos con mayor diversidad cultural. Finalmente, es reconocida internacionalmente por sus montañas, relojes, chocolates, navajas, bancos, trenes y quesos.."

http://es.wikipedia.org/wiki/Suiza

Entro en la wikipedia, por eso de figonear. Mi ignorancia es mucha, pero mi curiosidad tiene hambre. Busco a Blanquita y Diana...

Rojo fuerte, para este emblema, rojo para esos bólidos de locas carreras sin sentido. Motores que rugen, escapes contaminantes. Distracción de elitistas. Apuestas. Desafíos a la vida. Pulsos a la muerte.


http://www.youtube.com/watch?v=ViiM3C6l0jY

Anónimo dijo...

Has destapado una buena liebre. Saludos desde las tierras que te han visto crecer.

Anónimo dijo...

¡¡Satan-red !!

Anónimo dijo...

Valentía para decirlo,totalmente de acuerdo. Gracias

Anónimo dijo...

No es mirando a la luz como se vuelve uno luminoso, sino hundiéndose en su oscuridad. Pero esta labor es a menudo desagradable y, por tanto, impopular.

Carl Gustav Jung

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=5QKkuBr9k4c&feature=related

Anónimo dijo...

Cos'è questo golpe? Io so

di Pier Paolo Pasolini

Io so.
Io so i nomi dei responsabili di quello che viene chiamato "golpe" (e che in realtà è una serie di "golpe" istituitasi a sistema di protezione del potere).
Io so i nomi dei responsabili della strage di Milano del 12 dicembre 1969.
Io so i nomi dei responsabili delle stragi di Brescia e di Bologna dei primi mesi del 1974.
Io so i nomi del "vertice" che ha manovrato, dunque, sia i vecchi fascisti ideatori di "golpe", sia i neo-fascisti autori materiali delle prime stragi, sia infine, gli "ignoti" autori materiali delle stragi più recenti.
Io so i nomi che hanno gestito le due differenti, anzi, opposte, fasi della tensione: una prima fase anticomunista (Milano 1969) e una seconda fase antifascista (Brescia e Bologna 1974).
Io so i nomi del gruppo di potenti, che, con l'aiuto della Cia (e in second'ordine dei colonnelli greci della mafia), hanno prima creato (del resto miseramente fallendo) una crociata anticomunista, a tamponare il '68, e in seguito, sempre con l'aiuto e per ispirazione della Cia, si sono ricostituiti una verginità antifascista, a tamponare il disastro del "referendum".
Io so i nomi di coloro che, tra una Messa e l'altra, hanno dato le disposizioni e assicurato la protezione politica a vecchi generali (per tenere in piedi, di riserva, l'organizzazione di un potenziale colpo di Stato), a giovani neo-fascisti, anzi neo-nazisti (per creare in concreto la tensione anticomunista) e infine criminali comuni, fino a questo momento, e forse per sempre, senza nome (per creare la successiva tensione antifascista). Io so i nomi delle persone serie e importanti che stanno dietro a dei personaggi comici come quel generale della Forestale che operava, alquanto operettisticamente, a Città Ducale (mentre i boschi italiani bruciavano), o a dei personaggio grigi e puramente organizzativi come il generale Miceli.
Io so i nomi delle persone serie e importanti che stanno dietro ai tragici ragazzi che hanno scelto le suicide atrocità fasciste e ai malfattori comuni, siciliani o no, che si sono messi a disposizione, come killer e sicari.
Io so tutti questi nomi e so tutti i fatti (attentati alle istituzioni e stragi) di cui si sono resi colpevoli.
Io so. Ma non ho le prove. Non ho nemmeno indizi.

Anónimo dijo...

Todo el testo:

http://www.corriere.it/speciali/pasolini/ioso.html

Anónimo dijo...

Hoy se cumplen 36 años de la muerte de Pier Paolo Pasolini.

Anónimo dijo...

(1)

1. Sólo unos pocos rebeldes iluminados alrededor del mundo… y temblarán todos los tronos de poder.

2. Si eres capaz de dormir, eres capaz de despertar.

3. Hay que convertirse en un ser absolutamente desligado del pasado.

4. El rebelde espiritual no tendrá ningún pasado ni ninguna historia. Solamente tendrá el presente y un vasto futuro abierto, no dominado por el pasado muerto.

5. Lo único que será preciso es un poco de “meditatividad”, un poco de silencio, un poco de amor…

6. Nunca ha habido ninguna seguridad.

7. La vida puede desaparecer en un momento.

8. El rebelde comprende que no hay seguridad -por lo tanto no la pidas. Vive en la inseguridad, porque ese es un hecho real de la vida. No puedes evitarlo, no puedes prevenirlo, así que no hay necesidad de preocuparse al respecto. No pierdas tiempo innecesariamente.

9. Más vale que te apures o te quedarás sin planeta.

10. ¿Cuál es la diferencia entre el rebelde y el revolucionario? El revolucionario pregona que cambiando la estructura social es suficiente para cambiar al hombre. El rebelde es un fenómeno espiritual. Su actitud es absolutamente individual. Su visión es que si queremos cambiar la sociedad, tenemos que cambiar al individuo.

11. El rebelde trae al mundo un cambio de consciencia.

12. La familia es una de las más grandes trampas que la sociedad ha usado por milenios para mantener al hombre esclavo.

13. El rebelde es aún una dimensión no experimentada.

14. El tiempo no sólo está maduro… si no te apuras, el tiempo ha llegado a su fin.

15. La violencia es la violación de la vida y de la consciencia.

Anónimo dijo...

(2)

16. Sólo se pueden lograr fines justos a través de medios correctos.

17. A través de la violencia no se puede lograr una humanidad pacífica.

18. El pasado, como un todo, tiene que ser negado.

19. El rebelde no puede ser a medias.

20. La justicia social es la venganza social.

21. La vieja humanidad no está interesada en eliminar el crimen completamente. Sólo está interesada en castigar al desobediente –al inadaptado- a los que desean seguir su propio camino.

22. Es fundamental recordar que la paz no es una meta. Paz es nuestra naturaleza intrínseca.

23. Sea lo que fuere que te esté impidiendo tu crecimiento natural, eso ha de ser desechado: cólera, celos, envidia, avaricia, deseo. No es una renuncia, es simplemente comprensión. ¡Deséchalas!

24. El único templo es la existencia.

25. En el momento que renuncias a tus responsabilidades, renuncias también a la libertad.

26. La responsabilidad no es el deber social: hacia tus mayores, tu esposa, etc. Es un deber mecánico.

27. Sigue tu conciencia.

28. No, el rebelde no puede renunciar al mundo y a la sociedad, pero ciertamente puede renunciar a muchas otras cosas. Puede renunciara a la mal llamada moralidad impuesta sobre él por la sociedad, puede renunciar al conocimiento dado por la sociedad. No renuncia a la sociedad como tal, pero renuncia a todo lo que le ha dado la sociedad. Esta es la verdadera renuncia.

29. Puede aceptar la crucifixión, pero no aceptará ninguna esclavitud espiritual.

30. La ignorancia no puede ser apoyada bajo ningún punto de vista.

Anónimo dijo...

(3)

31. El rebelde amará al mundo porque el mundo -la existencia- es nuestra fuente de vida.

32. El nuevo rebelde declara la dignidad del hombre y la muerte de Dios y la muerte de todos los salvadores, profetas y mensajeros.

33. El nuevo rebelde es una declaración de ser nadie, sólo un ser humano -simple, sincero, alerta y consciente” conociéndose a si mismo, y sabiendo que los demás son tan divinos como él.

34. El nuevo rebelde es un ser iluminado. está realizado y profundamente contento. Se encuentra distante y solo. Vive en la claridad. La verdad es su religión, la libertad su ruta. Y ser él mismo, totalmente él mismo, es su objetivo.

35. Los antiguos sabios condenaron la naturaleza humana, los instintos humanos. Todos éramos pecadores. Dios estaba en las alturas.

36. El rebelde reta al mundo: tienes que crear tu propio Dios dentro de tu propio ser, tienes que ser un Dios. Y este Dios no va a estar contra la humanidad; al contrario, va a ser su absoluta realización, su germinación, su florecimiento, su madurez.

37. El nuevo rebelde no va a aceptar ninguna culpa, porque todo lo que es natural está bien. Debe ser purificado, vivido. no reprimido, ni ocultado en el inconsciente, sino traído a la luz de la consciencia.

38. En el pasado Dios era el creador. En el futuro Dios será la creación de la consciencia humana. Será el pico más elevado de la celebración humana, de la luz y el resplandor humano.

39. Rebelión ahora o nunca.

40. La única luz aceptada para tí, es la tuya.

41. Tu único interés es el futuro crecimiento de tu ser.

42. Ser un rebelde es vivir de acuerdo a su propia luz, aunque sea pequeña y encontrar su ruta en el futuro desconocido.

43. El pasado es un peso y si te apegas no podrás moverte ni un centímetro.

44. El rebelde no pertenece a ninguna ideología, a ninguna filosofía ni teología.

45. La única idea significativa es la que surge de ti, crece en ti, florece en ti.

Anónimo dijo...

(4)

46. El rebelde no tiene camino a seguir. El mismo espíritu de la rebelión es que no necesita guía. Es una luz en sí mismo.

47. Los que no pueden rebelarse piden consejo, quieren ser seguidores. Su psicología es que al seguir a otros se relevan de toda responsabilidad. El guía, el maestro, el líder, el mesías, se hace responsable de todo. Lo único que se le pide del seguidor es que tenga fe. El rebelde está tremendamente enamorado de la libertad. libertad total, nada menos que eso.

48. El rebelde no tiene salvador, ni mensajero de Dios, ni mesías, ni guía. Se mueve según su propia naturaleza. No sigue a nadie, ni imita a nadie. Ciertamente ha elegido el más peligroso modo de vida, lleno de responsabilidad, pero de tremenda dicha y libertad. Cae a menudo, comete errores, pero no se arrepiente de nada, pues aprende un profundo secreto de la vida: cometiendo errores te vuelve sabio. No hay otra manera de volverse sabio.

49. Ser dichoso es correcto. Ser miserable es erróneo.

50. El peregrinaje del rebelde está lleno de sorpresas. No tiene ni mapas ni guía, así que en cada momento llega a un nuevo espacio, a una nueva experiencia. a su propia experiencia, a su propia verdad, a su propia dicha, a su propio amor.

51. El rebelde no tiene camino como tal. Camina y hace su camino al andar.

52. La vida es un puente, no hagas tu casa en él. es un lugar de paso.

Anónimo dijo...

(4)

53. En una vida tan transitoria uno es absolutamente libre de vivir sin compromiso alguno y cuando la muerte es una certeza, no hay en realidad necesidad de compromisos.

54. El rebelde es casi como un pájaro volando en el cielo. ¿Qué camino sigue? No hay autopistas en el cielo, no hay huellas de pájaros antiguos, ni grandes pájaros, ni Buddhas, ni Cristos. Ningún pájaro deja huellas en el cielo, por eso el cielo está siempre abierto.

55. Encuentra la dirección que te produce regocijo, Dirígete hacia la estrella que hace repicar campanas en tu corazón. Eres tú el factor decisivo. ¡Nadie más!

56. Tu camino no será el de ningún otro.

57. Es más, ¿qué necesidad hay de un camino? Ya estás aquí. existes, estás consciente. “Soy todo lo que necesito y mi hogar es la existencia”.

58. Libertad total: menos que eso. No.

Del libro "El Rebelde"
(Osho)

Anónimo dijo...

LA VERDAD Y LA MENTIRA


Pregunta: ¿Cómo es que, según usted lo ha dicho, una verdad que se repite se convierte en mentira? ¿Qué es realmente la mentira? ¿Por qué es malo mentir? ¿No es este un problema sutil y profundo en todos los niveles de nuestra existencia?

KRISHNAMURTI: Como en esto hay dos preguntas, examinemos la primera. Cuando una verdad se repite, ¿cómo es que se convierte en mentira? ¿Qué es lo que repetimos? ¿Podéis repetir una comprensión? Yo comprendo algo; ¿puedo repetirlo? Puedo hablar de ello, puedo comunicarlo; pero la vivencia, a buen seguro, no es lo que se repite. Mas nos quedamos presos en la palabra y perdemos el significado de la vivencia. Si habéis tenido una vivencia, ¿podéis repetirla? Podéis querer repetirla; podéis desear su repetición, su sensación; pero una vez que habéis tenido una vivencia, ésta ha terminado, no puede ser repetida. Lo que puede repetirse es la sensación, y la palabra correspondiente que da vida a esa sensación. Y como, desgraciadamente, la mayoría de nosotros somos propagandistas, caemos en la repetición de la palabra. Vivimos de palabras, y la verdad es negada.

Tomemos como ejemplo el sentimiento del amor. ¿Podéis repetirlo? Cuando oís que os dicen “amad a vuestro prójimo”, ¿es eso una verdad para vosotros? Sólo es verdad cuando en realidad amáis al prójimo; y ese amor no puede ser repetido, sino tan sólo la palabra. Sin embargo, casi todos nos sentimos felices y contentos con la repetición: “amad al prójimo”, o “no seáis codiciosos”. De modo que la verdad de otro, o una vivencia real que hayáis tenido, no se convierte en una realidad por la simple repetición. Por el contrario, la repetición impide la realidad; El mero repetir determinadas ideas no es la realidad.

La dificultad de esto consiste en comprender el asunto sin pensar en términos de lo opuesto. Una mentira no es algo opuesto a la verdad. Es posible ver la verdad de lo que estoy diciendo, no en oposición o en contraste, como verdad o como mentira, sino ver, simplemente, que la mayoría de nosotros repetimos sin comprensión. Por ejemplo, hemos estado discutiendo el “nombrar” y el “no nombrar” un sentimiento y lo demás. Muchos de vosotros lo repetiréis, estoy seguro de ello, pensando que es “la verdad”. Jamás repetiréis una vivencia si es una experiencia directa. Podéis comunicarla; pero cuando es una vivencia real, las sensaciones que la acompañaron han pasado, el contenido emocional que había detrás de las palabras se ha desvanecido por completo.

Tomemos por ejemplo, la idea de que el pensador y el pensamiento son uno solo. Puede que sea una verdad para vosotros, porque lo habéis experimentado directamente. Pero si yo lo repitiera, eso no sería verdadero ‑¿no es así?-, verdadero, no como opuesto a lo falso, entendedlo bien. No sería real; sería una simple repetición, y, por lo tanto, carecería de significación. Pero ya veis, con la repetición crearnos un dogma, edificamos una iglesia, y en eso nos refugiamos. La palabra, no la verdad, se convierte en “la verdad”. La palabra no es la cosa. Pero para nosotros, la cosa es la palabra. Y es por eso que uno tiene que guardarse con sumo cuidado de repetir algo que no comprenda realmente. Si comprendéis algo, podéis comunicarlo; pero las palabras y el recuerdo han perdido su significación emocional. Es por eso que, en la conversación corriente, la propia perspectiva y el propio vocabulario sufren un cambio.

Siendo, pues, que estamos buscando la verdad por medio del conocimiento propio, y no somos meros propagandistas, es importante que comprendamos esto. Mediante la repetición, en efecto, uno se hipnotiza con palabras, con sensaciones, queda atrapado en ilusiones. Y para libertarse de eso, es imperativo experimentar directamente y, para experimentar directamente, uno debe captarse a sí mismo en el proceso de la repetición, de los hábitos, de las palabras, de las sensaciones. Esa captación nos brinda extraordinaria libertad, y así puede haber renovación, una constante vivencia, un estado de cosa nueva.

Anónimo dijo...

La otra pregunta es: “¿qué es realmente la mentira? ¿Por qué es malo mentir? ¿No es este un problema sutil y profundo en todos los niveles de nuestra existencia?”

¿Qué es una mentira? Es una contradicción ‑¿no es así?-, una autocontradicción. Uno puede contradecirse consciente o inconscientemente; puede hacerlo de un modo deliberado o inconsciente. La contradicción puede ser sumamente sutil o muy obvia. Y cuando la división en la contradicción es muy grande, uno se vuelve desequilibrado o se da cuenta del conflicto y se dispone a remediarlo.

Para comprender este problema: qué es una mentira y por qué mentimos, hay que ahondarlo sin pensar en términos de lo opuesto. ¿Podemos observar este problema de la contradición en nosotros mismos sin tratar de no ser contradictorios? Nuestra dificultad al examinar esta cuestión ‑¿no es así?- está en que condenamos una mentira con gran facilidad; ¿mas para comprenderla podemos considerarla en términos de lo que es la contradicción y no en términos de verdad y falsedad? ¿Por que nos contradecimos? ¿Por qué hay contradicción en nosotros? ¿No hay un intento de vivir de acuerdo con una norma, con una pauta, un constante acercamiento nuestro a un modelo, un esfuerzo constante por ser algo, ya sea a los ojos de otra persona o ante nuestros propios ojos? Existe un deseo ‑¿no es así?- de ajustarse a una norma, y cuando uno no vive de acuerdo con ella hay contradicción.

Ahora bien, ¿por qué tenemos un modelo, una norma, una tendencia a imitar, una idea en conformidad con la cual tratamos de vivir? ¿Por qué? Evidentemente, para estar en seguridad, para estar a salvo, para ser populares, para tener una buena opinión de nosotros mismos, etc. Ahí está la semilla de la contradicción. Mientras procuremos asemejarnos a algo, mientras tratemos de ser algo, tiene que haber contradicción; por lo tanto, tiene que existir esa división entre lo falso y lo verdadero. Creo que esto es importante, si es que queréis profundizarlo serenamente. No es que no exista lo falso y lo verdadero; ¿pero por qué hay contradicción en nosotros? ¿No es porque intentamos ser algo: nobles, buenos, virtuosos, creadores, felices, etc.? Y en el deseo mismo de ser algo existe una contradicción: la de no ser una cosa diferente. Y es esta contradicción la que resulta destructiva. Si uno es capaz de completa identificación con algo, con esto o con aquello, entonces la contradicción cesa; mas cuando uno se identifica de veras, en un todo, con algo, hay encierro dentro de uno mismo, una resistencia, lo cual causa desequilibrio. Ello es evidente.

Anónimo dijo...

¿Por qué, pues, hay contradicción en nosotros? He hecho algo, y no quiero ser descubierto; he pensado algo que no es lo debido, y ello me coloca en un estado de contradicción, cosa que no me agrada. Por tanto, donde hay imitación tiene que haber temor; y es este temor lo que causa contradicción. Mientras que si no hay devenir, si no hay intento alguno de ser algo, no hay sensación de temor. Entonces no hay contradicción; entonces en nosotros no existe la mentira en ningún nivel, consciente o inconsciente; nada hay que suprimir, nada que manifestar. Y como la vida de casi todos nosotros es cuestión de estados de ánimo y de actitudes, asumimos actitudes que dependen de nuestros estados de ánimo, lo cual es una contradicción. Cuando el estado de ánimo desaparece, somos lo que somos. Es esta contradicción lo realmente importante, y no que digáis o dejéis de decir una mentirilla inocente. Mientras haya esta contradicción, tiene que haber una existencia superficial, y por lo tanto temores superficiales que han de ser vigilados; y luego siguen las mentiras inocentes, y todo lo demás que sabéis. Podemos considerar esta cuestión y no preguntar qué es una mentira y qué es la verdad, sino investigar el problema de la contradicción en nosotros mismos sin recurrir a los opuestos, lo cual es sumamente difícil. Porque, como dependemos tanto de nuestras sensaciones, la vida de casi todos nosotros es contradictoria.Dependemos de los recuerdos, de las opiniones; tenemos innumerables temores que deseamos disimular; todo esto crea contradicción en nosotros mismos; y cuando esa contradicción se hace insoportable, perdemos la cabeza. Deseando la paz, todo lo que uno hace engendra la guerra, no sólo en la familia, sino fuera de ella. Y en lugar de comprender lo que crea el conflicto, sólo tratamos, cada vez más, de convertirnos en una cosa o en otra, en lo opuesto, agrandando de ese modo la división.

¿Es posible comprender por qué existe contradicción en nosotros, no sólo en la superficie sino en un nivel psicológico mucho más profundo? En primer lugar, ¿se da uno cuenta de que vive una vida contradictoria? Deseamos la paz, y somos nacionalistas; queremos evitar la miseria social y, no obstante, cada uno de nosotros es individualista y limitado, encerrado en sí mismo. Vivimos, pues, en constante contradicción. ¿Por qué? ¿No será que somos esclavos de la sensación? No se trata de negar o de aceptar esto, que exige comprender muy bien lo que implica la sensación, es decir, los deseos. Deseamos muchas cosas, todas en contradicción unas con otras. Somos un cúmulo de máscaras en conflicto; adoptamos una careta cuando nos conviene, y la repudiamos cuando alguna otra cosa es más provechosa, más agradable. Es ese estado de contradicción lo que crea la mentira. Y, en oposición a eso, creamos “la verdad”. Pero, ciertamente, la verdad no es lo contrario de la mentira. Aquello que tiene un opuesto no es la verdad. Lo opuesto contiene su propio opuesto, y por lo tanto no es la verdad. Y para comprender este problema bien a fondo, hemos de darnos cuenta de todas las contradicciones en que vivimos. Cuando yo digo “os amo”, con ello van los celos, la envidia, la ansiedad, el temor, lo cual es una contradicción. Y es esta contradicción la que debe ser comprendida; y sólo se la puede comprender cuando uno se da cuenta de ella sin condenarla ni justificarla; observándola, no más. Y, para observarla pasivamente, uno ha de comprender todos los procesos de la justificación y de la condenación.

Anónimo dijo...

No es cosa fácil el observar algo pasivamente; pero al comprender eso, empieza uno a comprender el proceso íntegro de las modalidades de nuestro pensar y sentir. Y cuando uno percibe el significado total de la contradicción en uno mismo, ello produce un cambio extraordinario: sois entonces vosotros mismos, no algo que tratáis de ser. Ya no seguís un ideal, ya no buscáis felicidad. Sois lo que sois, y de ahí podéis proseguir. Entonces no hay posibilidad de contradicción.

Anónimo dijo...

Imaginémonos por un momento todo en esta calma, en esta quietud y en estos escenarios... Eternamente...
¿Puede ser posible...? ¿Llegaremos a ello...?


http://www.youtube.com/watch?v=m2hQh0o0gkk

Anónimo dijo...

El dinero no huele, aunque todos sabemos que es mierda.

Anónimo dijo...

Unamuno decía:"Me duele España". Con esto de la globalización, a mí me duele el mundo...

Anónimo dijo...

Expresar significa sacar fuera lo que está ‘preso’. Sacar algo que está apresado y necesita salir a la luz. Expresarse es la conducta de quien pierde el miedo opresor.

Anónimo dijo...

Con Grecia todo el tiempo amenazan que si no da los pasos adecuados caerá en la bancarrota, cuando tenían que decir que no dando los pasos adecuados (los que ellos quieren) va camino de la liberación, porque ahora lo que están haciendo con ese país (y con otros) es una esclavización.

Anónimo dijo...

La inmensa caída que viene de todo el sistema nos la van a maquillar haciéndonos creer que es todo un éxito de las finanzas internacionales. Ved sino cuando se reúne el G-20, al día de hoy es ya una reunión de países en bancarrota, pero hacen creer a la opinión pública mundial que ha sido un éxito porque Grecia ya no va a celebrar el referéndum que tenía previsto.

Anónimo dijo...

"(...) You are everything.
And to understand...is to transform what is"

http://www.youtube.com/watch?v=OMFbpTwoW10&feature=related

Anónimo dijo...

"Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, en seguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron".
Sobre las instituciones bancarias.
-Thomas Jefferson- (1802)

A muchos interesa que esto siga.