Reconozcamos




Reconozcamos todas las veces que hemos querido morir, reconozcámoslo ante nosotros mismos. No es ningún pecado. No es ningún crimen. Ahora que acaba el año, hagámoslo como un ejercicio de desnudez y de sinceridad. Desnudez y sinceridad máximas. Probablemente hayan sido muchas veces las que hemos querido morir, ¿no es verdad? En mi caso puedo decir que han sido varias, bastantes. “No puedo más. No voy a poder soportar esta situación. Estoy sólo y perdido. No tengo dinero. No tengo amor. No hay trabajo. Casi mejor que acabe todo y que acabe cuanto antes…”. Cosas de este tipo nos hemos escuchado decir interiormente. 

Este apunte no es fruto de una repentina depresión o de una tristeza amarga, no. Yo no me siento así, sin embargo muchos sabéis que este blog intenta ser una cartografía de la conciencia humana, y esto pertenece también a la conciencia de los humanos. Es de ley reconocer lo que es, y esto es, existe, ya lo creo que existe. 

Dudo que haya un solo lector de este blog que no haya deseado morir alguna vez. Dudo que haya alguno que no haya estado desesperado y haya pensado en la muerte como la única puerta para la liberación. Todas las veces que hemos pedido morir lo hemos hecho para no sentir más, para no pensar más, para no ver más, para no dudar más. Pero, ¿querer morir significa no amar a la vida? No ama más la vida quien no ha deseado nunca morir. En realidad querer morir significa amar la vida más que nunca, porque en el momento en el que deseamos morir es cuando la vida nos está atravesando con su máxima profundidad. 

Si lo pensamos bien quien desea morir ya ha muerto. Desear morir es morir ya. Hay deseos que se quedan volátiles en nuestra mente, sin embargo otros se ejecutan mientras los estamos deseando, creo que éste es uno de ellos. Cuando uno se plantea la muerte en realidad se está planteando un nuevo estado de conciencia, por eso es tan importante el estado de conciencia en el que vivimos. 

Del baño de la vida todos salimos mojados, nadie sale seco. 

Lo previsto, lo esperado, siempre cansa, por el contrario la idea de morir, la idea de desaparecer, por ser inesperada, nos espolea y nos lanza hacia lugares desconocidos. 

Quien ya ha despertado en su conciencia sabe que desear morir es desear vivir, porque en realidad nadie muere. Quien desea morir desea vivir de otra manera, y no es malo desear vivir de otra manera. Aunque nuestro cuerpo haya deseado alguna vez la muerte, la esencia de lo que somos vivirá para siempre. 

En este año que ahora muere, morimos también con él. Para resucitar a lo nuevo.

Tener el valor de renacer. Eso es todo.







Cuatro jóvenes





Cuatro jóvenes de menos de veinte años se juntan para hablar con una persona de cincuenta y tres, el mismo que ahora está escribiendo esto. No se han juntado estos jóvenes expresamente, ha sido una casualidad difícil de explicar la que ha propiciado ese encuentro, y el encuentro en particular conmigo ha sido una doble causalidad. Bendigamos las causalidades. De entrada estos jóvenes simpáticos y despiertos odian la filosofía y así me lo hacen saber nada más conocernos; yo les digo que por favor no la odien, que intenten amarla. Me dicen que la odian porque les obligan a estudiarla y porque no la entienden. Les digo que si quieren podemos charlar un rato. 

-¿Por qué no entendemos la filosofía? ¿Por qué no nos gusta? 
-Se ha tenido y se tiene miedo de la filosofía porque normalmente los que hablan de ella no aman el verdadero conocimiento, la mayoría de ellos ni son profesores, ni son investigadores, ni se sienten servidores de la verdad. Hay muy pocos filósofos. Los verdaderos filósofos suelen estar apartados de la vida social. 

-¿Y por qué? 
-Porque para pensar se necesita tiempo y silencio. 

-¿Qué es un filósofo? 
-Un filósofo es como un viejo pintor que con un solo trazo quiere explicar el mundo. El filósofo en realidad es un artista, pero no un artista que crea objetos artísticos, sino un artista que sabe que la vida es un arte y que hay que vivirla como tal. Un filósofo es alguien que te enseña a vivir. 

-Pero es que los filósofos son tipos por lo general muy complicados… 
-Pues debería de ser al revés. El verdadero filósofo muestra la vida desde la sencillez. La vida de un filósofo auténtico es siempre una vida sencilla. 

-¿Nunca se cansa un filósofo de aprender? 
-Al filósofo le pasa una cosa muy curiosa, y es que cuando los demás piensan que sabe mucho, él piensa de sí mismo que sabe cada vez menos. 

-Nosotros no conocemos ahora mismo a filósofos que sean famosos, como puedan ser ciertos actores o cantantes. 
-Es muy raro ver a un filósofo que sea famoso, sin embargo el filósofo suele estar tentado por el poder y el dinero, aunque casi siempre dice que no a esas dos cosas, y a veces el decir que no al dinero le puede costar casi morir de hambre. De todas las maneras, la mayor tentación que tiene un filósofo es la de convertirse en político. 

-¿En político? 
-Sí porque el filósofo habla muy bien, tiene ideas propias y sabe por lo general cual es el camino a seguir. Hay que pensar que el político convencional suele ser una persona sin ideas. 

-¿Por qué un filósofo se aparta de la vida social? 
-Porque le gusta vivir hacia adentro. 

-¿Cuál son las opciones vitales de un filósofo? 
-Siempre las más discretas. Vivir hacia adentro, como he dicho antes. No tener ningún tipo de cargo público. Ningún deseo de tener poder, sea del tipo que sea. Compartir íntimamente con sus amigos. Ser una persona muy cercana y coloquial, siempre dispuesto a intercambiar ideas y a compartir conocimiento. 

-¿Tú sabrías distinguir en la distancia a un verdadero filósofo? 
-Creo que sí. 

-¿Y cómo? 
-El verdadero filósofo es alguien que siempre busca la felicidad. 

-¿Y la encuentra? 
-Encontrarla no es lo importante, lo importante es buscarla. 

-Un filósofo francés de ahora mismo dice que se hizo filósofo porque de niño no se sentía querido. 
-La infancia es importante, pero si queréis avanzar de verdad es mejor dejar de pensar en la infancia como el único territorio que nos ha fundado. Hay otros muchos territorios que pueden ser investigados, por ejemplo el que ahora mismo está sucediendo en este lugar. 

-¿Nos podrías decir un par de frases? 
-¿Un par de frases de qué? ¿De quién? ¿De Messi? ¿De Cristiano Ronaldo? Ja, ja, ja… 

-Ja, ja, ja…No, de algún filósofo. 
-¿Es que ellos no lo son? 

-Bueno, igual lo son, aunque no lo parecen. 
-A ver si os gusta ésta: “El hombre que no se contenta con poco, no se contenta con nada”. Y hay otra que la complementa: “El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo”. 

-¿De quién son? 
-De Epicuro. 

-Pues no están mal. 
-No, ¿verdad?

-¿Es Punset un filósofo?
-Desde mi punto de vista no lo es. Tener ideas periodísticas no es tener auténticas ideas. Punset siente una fascinación casi infantil por el futuro y por la ciencia, como si ahí estuviera el secreto del conocimiento. Las formas en las que Punset presenta el conocimiento llevan a una mecanización de la mente humana.

-¿No está en la ciencia el futuro feliz de la humanidad?
-El conocimiento de lo que somos no está en el futuro, está en el presente. Lo que queremos ser lo hemos de ser en este momento. Ahora que ha pasado el 21 de diciembre de 2012, tenemos que vivir el presente más que nunca. Día a día, hora a hora, minuto a minuto, sin muchos planes de futuro. Paso a paso y sin megalomanías.







Encontraréis un niño





"Esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre".


http://www.youtube.com/watch?v=DcoSgKIDMSw&feature=youtu.be











Alma grande en cuerpo pequeño



Nuestra alma es grande, nuestro cuerpo pequeño e insignificante. Ojalá que todos hagamos para que nuestra gran alma pueda brillar en nuestro pequeño cuerpo, como hace Emmanuel.

Emmanuel, hoy Dios con nosotros.

No reprimáis las lágrimas, veréis que brotan como el agua de una fuente (el vídeo tiene una duración de 10 minutos):

http://www.youtube.com/embed/P8S23MvzyH4?rel=0



Muchas veces la vida nos pide dar por buenas las penas más grandes. ¿Estamos dispuestos?





En la foto, Emmanuel junto a su madre adoptiva, Moira Kelly.






Sacar a la luz lo que somos




Los tiempos que estamos viviendo son tiempos para sacar a la luz lo que somos, pero lo que ha de salir a la luz es nuestra conciencia, no nuestro carácter. Hay personas a las que escucho decir: “Por fin saco a relucir lo que soy”, y no se dan cuenta de que lo que están sacando es su carácter, no su conciencia. Y el carácter, que se sepa, son ramas que todavía siguen naciendo de las raíces del ego. 

La conciencia es lo más auténtico que hay en nosotros, por el contrario el carácter sigue siendo una máscara, algo artificial que llevamos puesto. El carácter señala lo externo, la conciencia es interna. El carácter necesita reafirmarse constantemente en el exterior, la conciencia no necesita reafirmarse. El carácter tiene necesidad de preguntar a otros para saber hacia dónde tiene que dirigirse, la conciencia por el contrario sabe por dónde va sin necesidad de preguntar a nadie (ese saber por dónde se va no está exento de ceguera temporal; hay muchas veces que sabemos por dónde vamos y sin embargo nos sentimos perdidos. La niebla puede llegar aún en los días más soleados). 

El carácter es estar yendo hacia la puerta de la liberación. La conciencia sin embargo es ser la puerta misma. 

La conciencia que brilla no necesita que nadie la vea, porque la conciencia no está sostenida por pensamientos ni por sentimientos. A la conciencia le sostiene la luz. Porque la conciencia es Luz: la Luz de la conciencia. 





En la foto, un árbol entre la niebla. Uno de estos días pasados mientras anochecía.






Comer carne enferma





Comer animales muertos genera muchas dudas, a mí por lo menos me las genera. 

Un amigo científico me ha hablado recientemente de las “aminas heterocíclicas” presentes en carnes y pescados, así como su relación directa con el cáncer. Por lo visto las carnes producen también “sulfuro de hidrógeno”, que está relacionado con la hinchazón de prácticamente todos los órganos del cuerpo. Estas informaciones deberían de conocerlas nuestros médicos y personal sanitario, también las autoridades, así como el común de las personas. 

Cuando veáis un apunte en este blog, no penséis que está puesto a la ligera. Como no necesito cumplir ningún expediente, todo lo que se cuelga aquí ha sido meditado, sopesado, contrastado. Me doy tiempo para cada cosa. Lo que se muestra en este blog es para una mayor consciencia. 

Como vienen días de darle a la carne, al pescado, y que se yo a cuántas cosas más, quizás este documental contenga algún dato que nos interese a todos. Con una exposición bastante sencilla (a ratos incluso ramplona), nos hace un repaso a todo lo relacionado con la carne, también con cómo son sacrificados los animales. Las vacunas y los pesticidas quedan adheridos a la carne de los animales y luego pasan al cuerpo de quienes los consumen. 

Alguno de vosotros estará diciendo: “Es que yo no puedo pasar sin la carne”. Te parece imposible, pero se puede pasar, perfectamente. 

Datos que ofrecen las noticias hoy mismo (14 de diciembre de 2012): "La mitad de los españoles están obesos; cuatro de cada diez niños españoles tienen sobrepeso o padecen obesidad, y bastantes de ellos padecen obesidad mórbida". ¿Cómo se solucionan estos graves problemas? Será necesario realizar varias acciones combinadas, pero de momento se puede ir dejando la carne, que no es poco. ¿Y nuestros mayores, que la mayoría de ellos padecen de artritis y de dolores articulares de forma crónica? Pues lo mismo, ir pensando en dejar la carne.

Cada parte de los tres vídeos de este documental dura 10 minutos. Treinta minutos en total. Si os animáis a ‘perder’ media hora, a cambio recibiréis una información que puede ser importante para vuestra salud. Llenarse de dudas no es malo, lo que es malo a veces es no tener ninguna duda: 









En la foto, un técnico inspecciona salchichas en mal estado en una fábrica de embutidos.







Este es mi sueño



Se acerca la Navidad. Se empiezan a poner ya los nacimientos. 

La verdad es que no sé nada de esta foto, apareció por sorpresa, pero para mí representa un auténtico nacimiento. Me gusta lo que muestra, me gusta este Portal de Belén. Me gustan esas casas en equilibrio, el bosque tan cerca, el color verde entrando por los ojos, no muy lejos estará el mar...

Quiero que todas las personas vivamos en un lugar donde el aire esté limpio, donde el agua sea transparente, donde no haya ruidos. Este es mi sueño.


“Estoy enamorado de cuánto crece al aire libre,
de los hombres que viven entre el ganado,
o de los que paladean el bosque o el océano. 

…/… 

Esta es la hierba que crece
dondequiera que haya tierra y agua,
este es el aire común que baña el globo”. 


(Walt Whitman)






Ser algo auténtico





¡Cuánto despiste hay con el 21 de diciembre! Algunos amigos de conciencia evolucionada piensan que ese día pasaremos directamente a otra dimensión y que de un plumazo se van a acabar todos nuestros problemas. ¡Qué ilusos! ¡Cómo nos creemos ciertas cosas! Los encargados de programar este turismo apocalíptico enfocan muy bien su propaganda, saben que los turistas enlodados en la bondad postiza de la new age tienen escaso o nulo espíritu crítico, también saben que el mundo de esa espiritualidad pasajera maneja bastante dinero para gastarlo por aquí y por allí, otro capítulo más del consumo navideño de este año tan peculiar y hasta cierto punto tan extraño. 

El día 21 de diciembre nadie sabe lo que va a pasar, pero todo indica que será un día normal, cosa que más de uno agradeceremos bastante. Mi visión particular sobre ese día y sobre el proceso que estamos viviendo es así: el acceso a esa dimensión tan esperada es de índole interna, no externa; y no es algo repentino, es gradual. Lo que ahora estamos viviendo se parece mucho a cuando uno muere; al morir apenas tiene importancia el proceso externo, es verdad que hay un cuerpo que se queda inerte y que va a permanecer en tres dimensiones para seguir su curso; pero es lo otro, la parte interna, la parte espiritual, la que se transforma y la que accede a los reinos del espíritu. 

Para el 21 de diciembre esperamos una cosa que en realidad ya ha llegado, porque el acceso a esa dimensión tan esperada ya está teniendo lugar, sólo que no nos damos cuenta. Podéis echar la vista atrás para percibirlo. Recordad cómo estábamos todos allá por el año 2001 o 2002. ¿A que la evolución ha sido enorme? No somos ni la sombra de aquellos que fuimos. Eso es para mí el 21 de diciembre, comprobar cómo hemos ido despertando, y de paso tomar aliento para que ese despertar tenga continuidad. 

La mayor parte de la 'literatura' sobre el 21 de diciembre son cosas que se han dicho muy a la ligera. Todo lo que tiene que ver con el final de los ciclos mayas está lleno de imprecisiones o directamente lleno de falsedades. Personalmente creo que más que centrarnos en días concretos (12 de diciembre, 21 de diciembre etc.), hemos de intentar ser algo auténtico todos los días del año y todos los días de nuestra vida. 

La conciencia del despertar es una conciencia que tiene muy poco que ver con el tiempo, con la cronología; la conciencia del actual despertar late al margen de este corazón alocado y de esta prisa que a todos nos devora. El anhelo por conseguir algo externo nos está dislocando la cabeza. ¿No veis que toda la propaganda va encaminada para que estemos pendientes de algo externo? 

El mundo no acaba el 21 de diciembre porque sencillamente el mundo no se puede acabar, pero lo que sí acaba es el viejo mundo que ahora mismo agoniza delante de nuestros ojos. Que cada cual nombre en su corazón a ese mundo viejo que ahora termina. 

“¿Y los tres días de oscuridad?”, preguntó alguien el otro día. “Pero si llevamos siglos y siglos de oscuridad, total por tres días más…”. 

Me ha contado un amigo que ha escuchado decir que el 21 de diciembre no va a ser el Juicio Final sino el Final de los Todos los Juicios. ¡Eso es genial! Dejémonos de bulos y pongámonos a trabajar. No es necesario que vayas al supermercado a comprar arroz y velas para atrincherarte en casa, eso no es más que miedo y superstición. Toma una decisión audaz: sal a la luz del sol o sal a la luz de la luna. Salta. Canta. Haz reír a tu corazón. Aunque se acabara el mundo visible, creo que ya lo sabes: tú no vas a morir nunca.





Auténtico es el pequeño árbol de la foto que se enfrenta sin miedo al frío y a la noche. Una puesta de sol de estos días de atrás. 






Las manos de Miguel Bosé




Con el debido respeto hacia las personas, pero allá vamos.

Analizamos una foto que ha aparecido en la prensa en estos últimos días: se trata de la modelo Eugenia Silva y del cantante y actor Miguel Bosé. 


Los medios de manipulación de masas nos presentan constantemente a parejas que no lo son, ocurre casi como en la vida diaria donde que hay muchas parejas que se abrazan para que los demás los vean, pero que no lo son en absoluto. Ahora mismo se ven muy pocas parejas, parejas de verdad. 

Regresemos a la foto. Eugenia Silva parece buena chica, creo que no es necesario decir nada más. Centrémonos en Bosé: en la cara se pueden ver esos polvos blancos de maquillaje. ¿Nosferatu? Entre el cuello de la camisa, los dientes, la boca, y en especial la comisura de los labios forman un gesto vampirizante. Ahí aparece un vampiro. ¿Chupar la sangre? ¿Chupar la energía? ¿De quién? Y esas manos de Miguel Bosé... ¡Por Dios, esas manos! ¿Así se agarra a una mujer? ¿Son eso maneras? ¡Si esas manos como mucho son manos de hacer aviones de papel…! 


Como todos tenemos un pasado, así era Miguel Bosé cuando comenzó su carrera (no os asustéis): 



Y la letra de la canción dice que Satanás anda suelto, que va detrás de sus presas, que no tiene moral y que es difícil de saciar: 


Don diablo se ha escapado 
tú no sabes la que ha armado 
ten cuidado, yo lo digo por si... 
Anda por rincones 
y se esconde en los cajones 
de la presa que decida conseguir… 
…/…
Te agarra muy suavemente 
te acaba en un pis pas 
no tiene moral 
y es difícil de saciar 
te gusta y todo lo das. 
Don diablo que es muy cuco 
siempre sale con el truco 
del futuro colorado colorín 
Y si acaso cedes 
usará sus mil placeres 
para ver como te puede conseguir… 



Este apunte parece un poco disperso pero os aseguro que no lo es, va todo unido. Por si alguno no se ha enterado todavía el apunte tiene que ver con la homosexualidad.  

El doctor Joseph Nicolosi habla en el siguiente vídeo con gran conocimiento, con gran sabiduría. Creo que es preciso escucharlo sin juzgar de antemano. La clave de lo que cuenta es: la homosexualidad no es un “problema sexual” sino "un trastorno de la identidad de género que viene de la infancia". Estoy seguro de que para muchas personas se abrirá una puerta nueva:








Cuando la felicidad




“Cuando la felicidad se debe a una razón, es sólo otra forma de desdicha, porque esa razón nos puede ser arrebatada en cualquier momento. Ser feliz sin razón alguna es la auténtica felicidad: un estado de consciencia que ya existe dentro de nosotros pero que a menudo está oculto por todo tipo de distracciones y preocupaciones”. 


                                                                                                    Deepak Chopra.





Esa hoja, como ovillo envuelto entre la hierba...





Parecía un día tranquilo




Cuando salgo de casa para irme a pasear casi no ha amanecido. A medida que avanzo por el camino de tierra comienzan a aparecer los primeros colores en el cielo, también en los árboles y en las piedras. Aunque estamos al final del otoño los prados siguen vistiéndose con un intenso color verde. Muy cerca tengo las montañas cubiertas de nieve. En poco más de media hora llegaré hasta esa alfombra blanca, tengo muchas ganas de pisar la nieve pura, la primera del año. Estando cerca de la nieve el espíritu se renueva, el aire que entra en el cuerpo reaviva las células, una a una.

Al cabo de dos horas de estar arriba en la montaña decido regresar a casa. Cuando estoy acabando de desayunar suena el teléfono. Son los de Vodafone, quieren hacerse con la línea fija, el móvil y el ADSL, todo en un pack conjunto. Como planteo una cuestión técnica (creo que aquí en este pueblo no se puede instalar lo que ellos pretenden) vuelven a llamar a la media hora. La conversación es larga. Inmediatamente después de acabar de hablar llaman a la puerta, son unos chicos que venden unos boletos para un sorteo para discapacitados. No compro nada. Cuando se van los chicos llaman los de Movistar porque se han debido de enterar que los de Vodafone me están tentando. Ahora llama el cartero, trae un certificado del catastro, me paso cerca de media hora intentando saber de qué va el asunto. Vuelven a llamar los de Vodafone para mejorar su oferta. A los cinco minutos vuelven a llamar los de Movistar para que decida de una vez lo que voy a hacer. Ahora llaman de la asesoría para decirme que tengo que pasar a firmar unos papeles. 

La mañana se ha pasado sin poder dar un palo al agua, menos mal que el paseo para mí es una actividad laboral, y además de las mejores. Cuando estoy a punto de ponerme a hacer la comida llaman para proponerme dar una charla para 12 del 12 del 12. Amablemente les digo que no, también les digo que lo mismo que me interesa el día 12 me interesa el 13 y el 14 y el 15. Me interesan todos los días. Lo que uno ha de ser lo ha de ser siempre, no sólo en fechas señaladas. Lo que hay que hacer se ha de hacer todos los días del año, no sólo cuando estalla el guirigay. A todo esto aún no he comido. Cuando me pongo a comer llaman del club de fútbol en el que juega uno de mis hijos para decirme que mañana habrá una reunión y que si quiero lotería de Navidad. Aprovecho para contar a esa persona lo que pienso de la lotería de Navidad y de todas las loterías. Por la tarde llaman dos veces más los de Vodafone y dos veces también los de Movistar. En el ordenador encuentro más de 20 correos explicando el final del ciclo maya para el 21 de diciembre y otros diez con esta cosa del 12-12-12. Hay un mensaje que dice que si el día 12 nos reunimos en grupo lo vamos a conseguir, lo que no dice es lo que vamos a conseguir. Yo interiormente respondo: si nos reunimos en grupo bien, y si no nos reunimos pues también igual de bien. ¡Nuevas religiones, mira que dais la lata! 

Sinceramente creo que la vida que llevamos es una locura, incluso como podéis ver también en un pequeño pueblo se viven días atropellados. ¿Qué consecuencias trae este modo de vida tan acelerado que tenemos? Pues lo que trae es que no dispongamos de la tranquilidad suficiente para vivir de forma plena. Inestabilidad psíquica, eso es lo que crea en nosotros. La inestabilidad psíquica y la falta de sosiego traen muchos desórdenes, y conocemos muy bien esos desórdenes. ¿O no? 

A última hora de la tarde salgo de nuevo a pasear, esta vez cerca de casa. Tengo cargados los músculos del cuerpo, en especial los de las piernas. Nada más salir, el último sol de la tarde me calma los nervios. Los prados tienen un verde alfombrado que es una maravilla. Vuelvo a recuperar la paz, pero no la vuelvo a recuperar del todo porque… ¿Qué es lo que estoy oyendo? ¿No serán disparos de escopetas? ¡No me digas que andan por aquí los cazadores!.




Reíros un rato con esta original respuesta a una llamada de una teleoperadora: 






La foto está hecha de camino a la montaña.







Lo que vivo en mi interior






Etty Hillesum exclamaba en medio de los horrores en los que vivía: “Te doy las gracias, Dios mío, por hacerme la vida tan hermosa en cualquier lugar en que me encuentre”. 





Etty Hilesum murió en el campo de concentración de Auschwitz a la edad de 30 años. Hay un libro escrito por Paul Lebeau que describe su recorrido vital, lleva como título “Un itinerario espiritual”. Tres años antes de morir escribía en una pequeña habitación de Amsterdam en la que se encontraba en ese momento: “Lo que vivo en mi interior, y que no es únicamente mío, no tengo derecho a guardármelo para mí sola”. 




El otoño recorre los campos arados para la siembra, recorre también las praderas y vive su esplendor en los árboles del río. La foto es de hace unos días.








Estos ataques de risa




En el pueblo en el que vivo han organizado recientemente un curso de risoterapia, como el horario para asistir a ese curso no me venía bien, me he quedado un poco frustrado, por eso he intentado ir apuntando alguna cosa en mi libreta verde para poder suplir esa falta de risa y reírme yo por mi cuenta, lo que vendría a llamarse autorisoterapia, que probablemente sea una palabra que no exista, pero que da igual porque el caso es reírse. Pues eso, que he recopilado unas cuantas cosas que he pensado y escuchado en estos últimos días. La verdad es que la risa ha sido imparable desde el primer momento. ¡Como para no reírse! 

Me monto en la bici y me voy a dar una vuelta pues han dicho que mañana va a nevar. Mientras doy pedales caigo en la cuenta que a la vez que moría Neil Amstrong, el astronauta -según dicen el primer hombre que piso la luna-, su compatriota Lance Amstrong, el ciclista, era condenado por dopaje, por eso le han sido retirados los siete Tours de Francia que ganó de forma consecutiva. Los dos Amstrong, el astronauta y el ciclista, se parecen mucho, y no sólo en el apellido. Amstrong, el de la luna, ha sido un gran experto en ocultación, porque si le hubiese dado por hablar de todo lo que vio en ese mítico viaje… Y el Amstrong ciclista ha sido también un experto en ocultar la verdad pues ocultó que se metía de todo y que tenía a todo el mundo engañado…

Dan comienzo las primeras risas. Risas suaves. 

El Vaticano ha anunciado como adelanto del próximo libro del papa sobre Jesús de Nazaret que éste no nació el 24 de diciembre, algo que la mayoría ya suponíamos, pero es que ahora lo dice el propio papa. ¿Habrá que cambiar entonces la fecha de la Navidad? Este año ya no da tiempo. ¿Se cambiará el próximo año? ¿Y a qué fecha se traslada? Porque según J.J.Benítez Jesús nació en agosto, y según Simón de la Flor, que me lo contó a mí un día personalmente, Jesús nació el 17 de septiembre. ¿En qué quedamos? A la vez el papa ha anunciado que abrirá en los próximos días una cuenta en Twitter… ¿Para poner frasecitas entre que dice misa y atiende a los actos protocolarios? No sé si el papa sabe que los creadores de Twitter, que animan a todo el mundo a airear sus intimidades, son unos completos desconocidos porque no quieren que se sepa nada de ellos, estamos hablando de tres señores llamados Biz Stone, Jack Dorsey y Evan Williams. Perdonad que me vaya riendo. Esta risa va en aumento. 



María Alba Gilabert, periodista de Catalunya Ràdio, ha dicho en unas recientes declaraciones a un periódico holandés: “Reconozco enseguida a un catalán porque a menudo vamos mejor vestidos y somos más blancos”. ¿Qué puedo decir? ¿Queréis que diga algo? Mejor me muerdo la lengua, pero os aseguro que el ataque de risa ya es imparable. 

Y me río a mandíbula batiente con el genial epitafio que por lo visto ha mandado poner en su tumba Tony Leblanc (genial cómico y excelente persona), que ha muerto en estos días: “Aquí yace un cómico. Fin de la primera parte”. 

Joaquin Almunia, exsecretario general del PSOE, ahora comisario económico de la Unión Europea, dice que en la banca española habrá que hacer unos severos “ajustes de plantilla”. ¿Ajustes de plantilla? ¿Desde cuándo un socialista ha hablado así? Un socialista siempre dijo “Despidos”. Hablar de ‘ajustes de plantilla’ era cosa de la patronal, pero es que se me olvidaba que ahora los socialistas hablan como la patronal porque son la patronal misma. ¡Se me había olvidado! Perdonad que me siga riendo. Esto es ya un pozo de risa. 

Y allá voy con la última… José María Aznar ha presentado sus Memorias (en todas las memorias que se escriben solamente aparecen unas pocas cosas, las otras se meten en el baúl de las iniquidades…); pues bien, como digo ha presentado sus Memorias, y esto es lo que dice en uno de los párrafos del libro: “La primera vez que supe que no era un ser humano corriente, lo recuerdo bien, fue cuando ETA voló mi coche conmigo dentro. Salí de allí, envuelto en llamas, y pensé: ¿cómo es posible que haya sobrevivido? Nadie se lo explicaba. Los médicos no encontraban una respuesta, tampoco mi personal de seguridad. A todo el mundo le pareció… milagroso. Esa noche soñé con Dios. Era una luz, no tenía rostro, pero sí voz. Me iluminó con su haz y me dijo: “Jose Mari, si te he salvado es porque te necesito vivo para que lideres a la humanidad”. Me dijo un par de cosas más, pero son personales. Aquella experiencia me cambió, por supuesto. Desde entonces soy mucho más humilde”. 
Sí, sí, habéis oído bien, le habló Dios y le dijo: “Jose Mari, si te he salvado es porque te necesito vivo para que lideres a la humanidad…Desde entonces soy mucho más humilde”. ¡¡¡Desde entonces soy mucho más humnilde!!! José Mari por Dios, deja ya de decir cosas que se me parte la mandíbula. Esto es un verdadero ataque de risa, una risa que ya no tiene remedio.





La foto es bastante curiosa. Hace poco más de un año, un día que estaba cocinando, puse un poco de aceite en una sartén y salió el rostro simpático y sonriente que veis.

Sacudíos los pesares. Disfrutad de la vida. Los mangantes que nos oprimen son unos completos amargaos. Os lo aseguro.








Los que buscan la verdad y la proclaman




Cuando todos los años llegamos a finales del mes de noviembre, siempre me acuerdo del asesinato de Kennedy. Tenía yo cuatro años cuando aquello sucedió y lo recuerdo todo muy bien, demasiado bien; me acuerdo especialmente de mi abuelo leyendo con preocupación los periódicos de aquellos días; en esos periódicos a mí me gustaba mirar los titulares y sobre todo las fotos, grandes fotos que se quedaron alojadas en la memoria y que seguramente han sido la semilla para ir investigando año tras año en esa muerte. Está claro que aquel no fue un asesinato cualquiera. 

Para esos amigos descreídos, que por cierto tengo unos cuantos, esos que piensan que no hay conspiraciones, escuchad lo que en 1967 decía el fiscal Jim Garrison sobre el asesinato de John Fitzgerald Kennedy. Este fiscal demuestra una gran valentía al señalar a los poderes en la sombra que acabaron con la vida del presidente. Supongo que algunos sabréis que ese discurso delante de las cámaras de Jim Garrison inspiró a Oliver Stone para hacer su película “JFK”. 







A todos los que buscan la verdad y la proclaman.







Vamos a ponerle un segundo piso al cielo




Una persona se alimenta según es su estado de conciencia, cuanto mayor es el despertar de esa persona, más consciencia tiene con el alimento, y en particular con el agua. 

El agua va a ser la próxima revolución en nuestras vidas, si es que no lo está siendo ya. Lo que va a ocurrir con respecto al agua en los próximos años va a cambiar nuestra manera de estar en la vida y de relacionarnos con el Planeta. 

Nuestras autoridades siguen diciendo que beber el agua del grifo es una cosa muy buena, cuando realmente beber agua del grifo es una indecencia, porque además de estar profundamente deteriorada el agua de ciudades y pueblos, son los litros y litros de cloro que nos metemos para el cuerpo; no acertamos a saber lo dañino que es el cloro, especialmente para todas aquellas personas que tienen una salud delicada. 

Me consta que en los últimos meses un buen número de seguidores de este blog han hecho un cambio en su dieta y están ahora practicando una dieta alcalina, y dentro de esa dieta alcalina están (estamos) haciendo especial hincapié en el tema del agua, muchos bebemos ya agua alcalina ionizada con resultados realmente sorprendentes.

En el pasado lo he pensado muchas veces, aunque nunca lo había puesto por escrito: o cambiamos pronto la calidad del agua que bebemos, o en un plazo relativamente corto de tiempo morimos todos, y si no morimos, vamos a quedar envueltos en enfermedades crónicas, que posiblemente es lo que ahora está sucediendo. 

Parece que el cielo siempre escucha. 

Uno de los más renombrados científicos del momento, el colombiano Rodolfo Llinás, revela que en la Universidad de Nueva York se ha hecho el más grande descubrimiento físico de la historia, y que ese descubrimiento está relacionado con el agua. 

Llinás fue llamado hace unos años para participar en una investigación pionera sobre el agua con el fin de mejorar la vida del ser humano. Parece que se trata de cambiar la estructura del agua. El descubrimiento podría prevenir y curar enfermedades como el alzheimer, las enfermedades del corazón, pulmonares y también el cáncer. Se trata de un nuevo método de oxigenación para el cuerpo vivo. "Estamos a las puertas del más grande descubrimiento en la historia de la biología", dice. "Hemos descubierto que existe la posibilidad de cambiarle la naturaleza al agua". He aquí una entrevista que le han hecho:


-¿Cómo se le cambia la naturaleza al agua?

-¿Qué es el agua? Es un seudo-cristal líquido con una estructura molecular muy sencilla: H2O, que se organiza dependiendo de la temperatura. Pero se ha descubierto por físicos en Nueva York cómo cambiar su estructura.

-¿En qué consiste? 

-Si se le aplica altísima energía el agua se convierte casi en otra cosa. Para decirlo en términos comprensibles, es como moler el agua. A un nivel tan alto de energía la estructura del cristal cambia y se pueden hacer nanoburbujas.

-¿Qué significa?

-Nanociencia es el estudio de fenómenos en estructuras extremadamente pequeñas. El nanómetro es una unidad que equivale a la milmillonésima parte del metro. A estas nanoburbujas, absolutamente microscópicas, se les pone oxígeno y se bate, por decirlo en términos populares, con un nivel de energía equivalente casi a un ciclotrón, es decir, un acelerador circular de partículas.

-Por decirlo de alguna manera, ¿se trata de romper el agua?

-Exacto. Y se le mete más oxígeno. El agua se vuelve a organizar molecularmente. Eso es física. Ahora bien, en términos biológicos, ¿qué puede pasar si se aplica el experimento en algo que está vivo?

-¿Qué podría pasar? 

-Que se optimiza la vida. Es la utilización en seres vivos de un tipo de agua que ha cambiado de estructura física, porque se le ha aplicado un segundo oxígeno.

-¿Y qué se logra?

-Una hiperoxigenación que no es tóxica. El agua sigue siendo H2O, pero la estructura no es simplemente H2O, sino que tiene una estructura secundaria; se convierte en un nuevo 'objeto'.

-¿Quiénes están trabajando en este experimento?

-Científicos físicos de la Universidad de Nueva York, y ya hay una compañía que está empezando a experimentar. Esta nueva agua se puede inyectar intravenosa.

-¿Pero qué se inyecta?

-El agua con su nueva conformación.

-¿Cuál es la compañía que experimenta? 

-Se llama Revalesio. Es una compañía de biotecnología cuyo objetivo principal es la optimización de la salud humana. Al frente de la escuela de medicina que investiga se encuentra el famoso empresario y filántropo Kenneth Langone. Él me llamó y me pidió ayuda para tratar de establecer cómo funciona lo que se ha descubierto y cómo se puede aplicar. Me vinculé entonces a esa investigación.

-¿El descubrimiento ya está funcionando?

-Está comenzando a funcionar.

-¿Ya se hicieron todos los experimentos previos y da resultado?

-Claro que sí. Es lo que hasta ahora hemos hecho. Pero falta mucho más.

-¿En qué tipo de afecciones que sufre el hombre se podría aplicar?

-En todas: alzhéimer, por ejemplo, también en problemas coronarios. Mire: el agua es esencial para la vida, y al agua se le meten hoy cosas como drogas, vitaminas, hormonas, pero el agua sigue siendo agua. Lo que hemos descubierto es que se puede agregar oxígeno y lo que se obtiene no es una droga, ni una hormona, ni una vitamina. Es algo que no tiene nombre y que yo estoy llamando optimizador. Optimizador de la vida. La vida no funciona sin oxígeno. El método que la naturaleza utiliza para mover el oxígeno es bueno, pero no tan bueno como el nuevo que hemos descubierto: las nanoburbujas. En este momento estamos en mi laboratorio en Nueva York trabajando en eso.

-¿En qué etapa se encuentran? 

-Estamos adquiriendo suficiencia estadística;  de verdad que esto va a ser una panacea, es algo que cambiará la biología y la medicina. La experimentación tiene que ser de un nivel de estructuración increíble, porque cuando uno afirma algo tan sumamente importante, la prueba tiene que ser igualmente importante y válida.

-¿Lo que se ha descubierto es de importancia histórica? 

-Sí. Si tiene las dimensiones que yo creo, va a cambiar la historia de la vida. No olvide que nosotros somos 80 por ciento de agua.

-¿Por qué lo advierte tan absolutamente emocionado?

-Porque sé lo que implica. Es la optimización de la calidad de vida.

-¿Este podría ser el mayor descubrimiento en el cual usted ha trabajado?

-Sí.

-¿Más que sus grandiosos descubrimientos sobre el cerebelo y el cerebro? 

-Sí, más que eso. Con este descubrimiento se pueden mejorar muchísimo el cerebro, el corazón, los pulmones. Es que se les da a las células nueva estructura. Imagínese un motor que no funciona y alguien se inventa un aceite que lo hace volver a funcionar perfectamente. ¡No cambie el motor! Se optimizó la física que permite que el motor funcione. En eso es en lo que estoy trabajando: en el optimizador, aun cuando sé que esa palabra no existe.

-¿Ya finalizó la parte de experimentación?

-Estamos avanzando en ella.

-¿Y se comprobó que funciona? 

-Sí.

-¿Cuánto tiempo más va a durar la experimentación?

-Por lo menos un año. En los casos en los que hemos experimentado ha dado resultado al cien por cien, pero para tener seguridad absoluta aún falta más.

-Si yo digo que el profesor Llinás está a punto de hacer el anuncio más importante de su vida sobre el descubrimiento de cómo el agua modificada puede ser utilizada en beneficio del hombre, ¿digo la verdad?

-Sí. Para conservar la vida, para mejorarla.

-¿Qué es lo que más le ha emocionado?

-La pureza del descubrimiento.

-¿En él trabaja su laboratorio de día y de noche, como dice el proverbio?

-En este caso, de día y de noche no es un proverbio. Es la verdad.

-¿Enfrentan problemas? 

-Los problemas son dar clara respuesta a las preguntas: ¿para qué nos sirve? ¿Sirve para alzheimer? Posiblemente. ¿Para problemas del corazón?, sí. ¿Para el asma?, también. ¿Para la autoinmunidad?, también. ¿Para el cáncer?, pues también. Es un descubrimiento prodigioso. Estamos cambiando el agua... es la estructura misma de la vida la que estamos a punto de cambiar. 

-¿Sirve para el alzheimer en qué sentido?
-Lo impide, lo previene. Si el cerebro está ya muerto, no hay nada que hacer, pero si solo hay lesiones, se puede reorganizar.

-¿Qué es el alzheimer?

-Es un problema químico que se produce por la fosforilación de una proteína que se llama Tau. Se produce un cambio químico de una de las proteínas, que hace que las células se desconecten y se mueran.

-¿Eso lo produce la edad?

-Eso lo produce el daño, no la edad.

-¿Por qué cree que eso podría prevenir o curar el alzheimer?

-Por los experimentos que hemos hecho.

-¿Y han dado resultado?

-En eso estamos. El agua tiene propiedades que no se conocían. ¿Por qué le da a una persona un ataque al corazón? Porque no tiene buena oxigenación, los capilares sanguíneos están mal, por falta de oxígeno. Entonces, si se les da oxígeno, los capilares mejoran, los músculos mejoran, los procesos celulares mejoran. Eso es lo que hemos descubierto.

-¿Está a las puertas del más grande descubrimiento que se haya hecho sobre la optimización de la utilización del agua?

-Sí. Para lograr un uso mucho más inteligente y científico del agua en beneficio de la salud humana, animal y de la salud de las plantas, es decir, de la vida. Yo hice todos los experimentos personalmente.

-Con resultados favorables...

-Sí. Lo más hermoso es ver que sí que sirve. Y si yo digo esto sirve, es que sirve. Yo no digo mentiras. El agua es la vida. Como se dice popularmente, vamos a ponerle un segundo piso al cielo. 




A partir de una entrevista de Yamid Ama para la editora El Tiempo de Colombia.






Secretos en el interior de la Tierra




Hay verdades demasiado grandes, o casi mejor se puede decir que a veces hay verdades que se secuestran por ser demasiado grandes y de paso se evita que toda la humanidad participe de ellas; este es el caso de la verdad que ‘encontró’ el almirante norteamericano Richard Byrd. Este hombre honesto dejó escrito en su diario que en el interior de la Tierra existe un mundo de gran belleza donde viven criaturas que nunca hemos visto antes y seres de profunda espiritualidad que están mucho más avanzados que nosotros . 

Richard Evelyn Byrd (1888-1957) fue un explorador polar, aviador y marino de la armada de EE.UU. El almirante Byrd fue protagonista principal del reconocimiento aéreo y terrestre de la Antártida a partir del año 1928. 


Hay dos acontecimientos fundamentales en la vida de Richard Byrd, el primero de ellos tuvo lugar en 1934 cuando sobrevivió desde marzo hasta agosto en una cabaña en pleno invierno antártico, en medio del hielo, a casi 200 km. de la base más cercana; estuvo completamente solo, sin más compañía que el viento, los hielos y las auroras boreales. El segundo acontecimiento ocurrió el 19 de febrero de 1947 durante un vuelo en avión sobre el Ártico donde hizo su gran descubrimiento: que la Tierra se extendía más allá del Polo Norte, eso quiere decir que accedió a los territorios que hay en el interior de la Tierra; ahí tuvo la oportunidad de ver un mundo nuevo, o como él lo llamó el “Gran Interior Desconocido”. A partir de ese momento Richard Byrd fue obligado a guardar silencio sobre lo que había visto; fue coaccionado y amenazado por sus mandos y por las autoridades gubernamentales para permanecer callado para el resto de sus días. Sin embargo Richard Byrd escribió en secreto sus diarios. Estos diarios hoy son libros, únicamente están en inglés, aún no circulan en español. 


Si le obligaron a callar la boca, ¿qué es lo que Byrd sabía? Todo indica que Byrd no solamente llegó a las puertas del misterio en el más amplio sentido de la palabra, sino que comprobó que hay lugares en el Planeta que se tragan barcos y aviones sin ninguna explicación aparente. El no solamente tuvo intuiciones de esos lugares, sino que los vio, sacó fotos y los filmó con su cámara de cine. Logró entrar varias veces en estas ‘trampas’ gravitacionales (agujeros de gusano) y encontró formas de orientarse para poder salir de ellas. Comprobó de primera mano lo que son  los 'agujeros azules' (agujeros de gusano en medio de los océanos). Además dio su propia explicación de los ovnis, pero no en forma de teorías, sino en base a todo lo que había vivido por experiencia propia. Como militar que pertenecía a las fuerzas armadas de los Estados unidos, tenía pleno conocimiento de la tecnología híbrida recibida en base a los acuerdos secretos con extraterrestres grises, y tenía conocimiento también de la tecnología  desarrollada a través del experimento Filadelfia (con la base científica formulada por Nikola Tesla) y seguido más tarde por el Dr. Newman… Así que a Byrd le callaron la boca. ¿Por qué? Había visto mucho, sabía demasiadas cosas, y además estaba dispuesto a compartirlo con toda la humanidad. Lo pasó muy mal los últimos años de su vida pues su alma anhelaba dar a conocer 'la verdad' que había visto con sus propios ojos, una verdad que de ser conocida obligaría a reescribir por completo la historia de los seres humanos.

Para que veáis lo descarado que fue tapar la boca a este hombre, algunas de las filmaciones que hizo Richard Byrd fueron vistas en cines de la época en Estados Unidos para ser retiradas posteriormente. ¿Quién retiró esas filmaciones? Los lugartenientes del gobierno secreto en la sombra, por cierto los mismos hombres de negro que robaron los planos de la caja fuerte de Nikola Tesla cuando este murió.



En este enlace se cuenta parte de la historia de la aventura vital de Byrd, leedlo si podéis hasta el final, es como un relato de aventuras, muy ameno para un fin de semana de otoño, además hay cosas bastante interesantes: 





Ovni saliendo del cráter del volcán Popocatepetl, hace pocos días: 




Quiero incluir tres textos del diario de Richard Byrd, tres textos cortos que me gustan mucho. Son de su diario. Lo que cuenta lo vivió durante esos seis meses que pasó solo en medio del invierno antártico en una cabaña prefabricada: 

1 de mayo

Durante mi paseo vi un halo, el primero desde que me encuentro aquí. La luna parecía irrealmente brillante, y luego un sutil cambio en la calidad de su luz me hizo elevar la vista. Una penumbra se extendía sobre la superficie de la luna, y, mientras observaba, un sistema de círculos luminosos se formó en torno a ella. Instantáneamente la luna quedó rodeada de círculos concéntricos de colores, como un arco iris envolviendo a una brillante moneda de plata. La amplia banda exterior, de 19 diámetros lunares, era de color verde manzana. Este extraordinario efecto duró cinco minutos. Luego los colores desaparecieron, y una docena de rayos de una aurora brotaron del borde mismo de la luna, para desaparecer también al cabo de unos momentos. 


3 de mayo

Hoy vi una estrella al sudoeste, tocando el horizonte. Era de un brillo tal que me deslumbraba. La primera vez que la vi, hace varias semanas, tuve la fantástica idea de que alguien me hacía señales. Es una estrella curiosa, que aparece y desaparece a intervalos impredecibles, como el pestañear de una luz. 


11 de mayo

Es tarde, pero acabo de tener una experiencia que deseo anotar. A medianoche salí a la superficie para dar una última mirada a la aurora (boreal), pero sólo encontré un difuso resplandor en el horizonte, un resplandor extendido de norte a noreste. Había  conectado el gramófono mientras esperaba la medianoche. Tocaba la Quinta Sinfonía de Beethoven. La noche estaba tranquila y clara. Dejé abiertas la puerta de la cabaña y la trampa. Allí me quedé, de pie en la oscuridad, para dar una mirada a algunas de mis constelaciones favoritas, que se veían más brillantes que nunca. Pronto comencé a sufrir una ilusión: lo que veía se fundía con lo que estaba oyendo. La impresión era tan perfecta que la música se mezclaba armoniosamente con lo que estaba ocurriendo allá arriba, en el cielo. A medida que la música subía en intensidad, la vaga aurora del horizonte comenzó a pulsar y palpitar, haciéndose más brillante, para extenderse después en rayos y arcos en forma de abanico a través del cielo, hasta que el espectáculo alcanzó su máximo esplendor. La música y la luz de la aurora eran ahora una sola, y comprendí que toda la belleza era semejante y emanaba de una única fuente. 





En la foto, Richard Evelyn Byrd. Me encanta la foto por esa mezcla entre montañero, submarinista, pingüino, astronauta, monje, deshollinador, maquinista de trenes de carbón… ¡Qué sé yo cuantas cosas!






La urgente necesidad de limpiarse





En un paseo que di hace unos meses me encontré con una especie de ala de ángel en mitad del camino, en realidad se trataba de un fragmento de nieve que el sol no había derretido aún y que tenía esa forma, es justamente la fotografía de este apunte. Esa especie de ala de ángel estaba como figura solitaria en mitad de la tierra, no tenía ni una mota de barro, no estaba manchada, se mantenía intacta, inmaculada, a pesar de que al lado habían pasado coches y tractores, y a pesar de que la temperatura estaba subiendo lo suficiente como para poder derretirla. Observé ese ala durante un rato largo. Me produjo una extraña emoción. Y pensé: 


Los años que estuve metido en el mundo, me refiero a esos años en los que seguí la estela del dinero, de la fama y la lucha para tener un prestigio, puedo decir que no encontré a nadie puro, seguramente porque yo tampoco lo era; no encontré a nadie de verdad honesto y honrado, porque seguramente yo no era honesto ni honrado. Cuando caí en la cuenta de mi pecado, cuando abandoné aquella vida peligrosa, preferí morir de inanición antes que volver a tocar algo que estuviera manchado, y de esa forma accedí a la etapa que ahora estoy viviendo. En este momento estoy así y vivo de esta manera porque no  he aceptado bajo ninguna circunstancia algo sucio en mi vida, ningún chanchullo, ninguna maniobra oscura; rasgué mi vieja ropa y preferí morir de frío y de hambre antes que llevar esas prendas que me producían bochorno. La sensación que ahora tengo es que nadie, absolutamente nadie de los que participan en esos negocios de la vida pública, y menos de la vida política y judicial, o incluso empresarial, tiene las manos limpias, los veo como en un constante carnaval, con el disfraz a cuestas, máscara va y máscara viene. ¡Qué fatiga produce verlos...! ¡Por Dios qué fatiga! Cuando veo a un empresario que ya está cansado de la vida que ha llevado, no veo tanto el cansancio por todos los años en los que ha realizado su labor, como la urgente necesidad que tiene de limpiarse y de dejar toda esa suciedad que lo ha acompañado durante tanto tiempo. La vida en pareja y la vida en familia son también lugares donde abundan los pozos oscuros, a veces abundan los pozos negros, pozos negros de agua muy negra. 

Cuando una persona enferma -enfermedad grande o pequeña-, lo que intenta hacer por encima de todo es limpiarse, hasta tal punto desea limpiarse que es la propia enfermedad la que le trae esa limpieza. Se enferma para poder limpiarse uno. La enfermedad es un jabón con el que nos lavamos. Y nos lavamos también con las lágrimas y con el  perdón.

Siempre me maravillo cuando conozco a un ser puro, que por cierto se ven muy pocos. La pureza es el mayor regalo que un ser humano puede hacer a la existencia.






La impaciencia





Cada vez me llama más la atención la tremenda impaciencia con la que vivimos. Esta tarde he escuchado a un grupo de periodistas conversar sobre la primavera árabe de hace dos años. Hablaban ya de ‘rotundo fracaso’. Pienso para mis adentros: pero si es que no dais tiempo a que las cosas tomen cuerpo, si es que si no hay un mínimo de sosiego para percibir el discurrir de las cosas. Dejad tiempo, por favor, dejadlo, dejad que las cosas tomen aliento, que se asienten; es como querer hacer vino sin que las uvas pasen por el lagar. 

Cuando hace años me enteré de que para hacer el retablo del altar mayor de mi pueblo habían tardado cincuenta años, entonces comprendí lo que es domar la impaciencia. Lo mismo que cuando en el pasado construían catedrales, la mayor parte de los que daban comienzo una catedral no iban a poder verla acabada, pero eso no importaba lo más mínimo, se ponían a hacerla con fe y con una extraordinaria generosidad. 

La vida nos marca a sangre y a fuego con estos ciclos tan dilatados. Lo hace para que comprendamos. Comprender es disolver la ansiedad que nos precipita. En realidad comprender en profundidad es vivir sin promesas de ninguna clase. La única promesa posible es el amor. 

Vivir con impaciencia en el fondo es vivir sin esperanza. Para este tiempo que estamos atravesando creo que es muy necesario mantener la esperanza y eliminar gran parte de esa impaciencia. "¿Qué opinas de la activación del portal para el día…?". Ha preguntado hace unos días unas persona. "¿Crees que efectivamente habrá un cambio dimensional para tal fecha?". Lo que pienso de verdad es que Dios no usa calendario, es nuestra mente la que pone fechas. Esperar no es malo. En el fondo todas estas expectativas electrizantes de los días y de los meses que están por venir son el humo que producen todas estas fogatas. Una fogata no es una hoguera. Prefiero las hogueras.

Últimamente fijo mucho la mirada en las personas a las que veo al margen de todo esto, por lo general suelen ser personas tranquilas, casi nunca andan fuera de su sitio debido a actividades profesionales o a compromisos con la sociedad, estas personas se toman el suficiente tiempo para mirar, para escuchar, para sonreír y para estar cerca de la Naturaleza. 





Prosigue el otoño. Llega el olor de la tierra fresca. Tengo a mi lado un montón de membrillos que dejan la casa perfumada y manzanas que ocupan toda una mesa. Miro en el ordenador la foto de las copas de unos chopos contra el cielo azul de la tarde, una foto que hice hace unos días. La vida es un tesoro que no se puede abrir si tenemos prisa. Si hay mucha prisa, es mejor no comenzar a tirar del lazo.