Uno que va de víctima




En estos últimos días he recibido bastantes correos sobre Garzón, en varios de ellos me pedían que firmara contra la reciente condena que le han impuesto. Esos correos hablaban de ‘injusticia’ contra Garzón. ¿Injusticia? Amigos, investigad un poco, investigad con libertad y sin prejuicios hasta ver a dónde llegáis. Primero, si queréis, leed esto: 

“Hace unos años, el banquero Emilio Botín, jefe del Santander, se libró de ir a la cárcel in extremis, gracias a que un juez modificó la ley para que el litigio de las “cesiones de crédito de Banesto”, entablado por el también banquero Rafael Pérez Escolar que llevaba la acusación particular, y que terminó cuando éste murió. A esa jurisprudencia se le llama “Doctrina Botín”. El juez que no instruyó la causa contra Botín se llama Baltasar Garzón y, acto seguido, se marchó a Nueva York organizando unos cursos bajo el patrocionio del ¡Banco de Santander! Las cifras de esa subvención bailan entre 300.000 y 600.000 dólares (entre 50 y 100 millones de pesetas). Nada más volver de esa estancia en Nueva York (aprendiendo según él a luchar contra el terrorismo internacional), Garzón inicia la causa sobre la Memoria Histórica, en la que pretende esclarecer crímenes habidos durante la guerra civil y el franquismo. Con ser ésta una cuestión que, inmediatamente puede desentablar las cenizas del enfrentamiento entre hermanos, lo que lleva a Garzón realmente a la picota es que el juez instruye los casos de asesinatos de rojos por parte de fachas… ¡Mientras que se inhibe en los casos en los que los asesinatos los cometieron rojos sobre fachas! Es decir, que incumple la labor número uno de todo Juez: impartir justicia con ecuanimidad. O sea, sin importar su ideología. Ahí es cuando el Tribunal Supremo va contra Garzón”. 

Hay muchas posibilidades de que Garzón haya cometido estas últimas ‘irregularidades’ de forma intencionada para no ser llevado ante los tribunales por el caso que claramente lo iba a mostrar tal como es; digamos que se ha visto 'obligado' a dilatar el tiempo jugando al despiste con otros casos y esperando a que prescribiera un asunto de tanta importancia, como de hecho así ha sido; de otra forma habría quedado claro que es uno que está al servicio de los corruptos. 

En el caso Gürtel, Garzón ha sido condenado porque ha cometido una irregularidad elemental: no se puede dar la orden para realizar escuchas improcedentes. Nadie dice que no hayan de seguir investigando los jueces a toda esa trama mafiosa de Gürtel, pero ya vale de que nos sigan vendiendo a Garzón como una víctima.  

Sobre el tema de la memoria histórica, para mí es algo bastante evidente: no solamente puedes levantar fosas de un color, tienes que levantar fosas de los dos colores, porque la misión de un juez es impartir justicia de forma equitativa y no crear el enfrentamiento entre hermanos, que por cierto es lo que ha conseguido. Posiblemente Garzón estuviera encargado de promover el enfrentamiento entre personas nacidas en un mismo país, porque, aunque nos parezca increíble, los oscuros son capaces de hacer este tipo de cosas premeditadamente.

Nadie es dueño de la verdad, pero las mentiras se huelen a distancia.







15 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo creo que Garzón ha tenido mucho empeño en conseguir prestigio internacional, un prestigio labrado al juzgar o querer juzgar a dictadores sudamericanos, pero mientras se labraba su prestigio internacional con estos casos estrella, aquí provocaba descaradamente el enfrentamiento entre españoles.

Anónimo dijo...

Pues empezamos bien, con un nombre de rey, que no de rey mago, bien sentado hasta ahora en su trono. La vida siempre te asienta en el trono de la verdad. Te destrona.

Anónimo dijo...

Cuando salió a la luz el caso de las cesiones de crédito del Banesto,año 2004 o 2005, recuerdo que el político Joan Saura dijo que se trataba "del mayor fraude fiscal de la democracia".

Amando Carabias dijo...

Siento discrepar... Precisamente el caso por el que no se le condenará será éste.
Por el que ha sido condenado, caso Gürtell, tiene tantas sombras y ha levantado tal discrepancia entre los juristas, que a uno no le queda más remedio que dudar de todo el asunto. Alguien (en el poder) está feliz.

Anónimo dijo...

La condena por el caso Gürtel es una estrategia de Garzón para salir de la carrera judicial como una víctima, porque lo real es que él está pagado por la mafia del Santander, a los que ha librado de la cárcel.

Anónimo dijo...

Yo soy apolítica, pero qué vergüenza sentí cuando el gobierno saliente de Zapatero, en su penúltimo consejo de ministros, amnistió a Alfredo Sáenz, segundo de a bordo del Banesto, y le dejó libre para ejercer como banquero, dando carpetazo a toda esta trama corrupta de las cesiones de crédito del Banesto. Efectivamente un caso de fraude y corrupción que Garzón detuvo interesadamente.

Anónimo dijo...

Cobros y pagos de la masonería. El masón Botín pagó campañas electorales al masón Zapatero, luego el masón zapatero ha tenido que devolver los favores...entre medias ha intervenido Garzón, que efectivamente tiene las manos manchadas.

Anónimo dijo...

Nos han vendido la imagen de que este tipo es un juez progre y de izquierdas. ¿Progre? ¿De izquierdas? Es un servidor de los poderosos.

Fernando dijo...

De todas formas parecen estar solamente interesados en abrir las fosas los familiares de los asesinados por los sublevados. Esto también tendrá su por qué. Seguramente son estos los únicos que aún no han recibido la digna sepultura; los únicos que nunca tuvieron placas a las puertas de las iglesias recordando públicamente sus nombres; los que fueron condenados al olvido y al silencio forzado. Estos familiares, símplemente quieren morir devolviendoles algo de la dignidad que no les permitieron tener y por eso son las voces que se al alzado hasta los tribunales.
No defiendo con esto al juez, ni justifico el resto
de sus actuaciones, simplemente quería aportar un matiz al tema de los bandos y las fosas.
Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

Hay fosas infames en los dos bandos. Un juez se fabrica fama de progre abriendo solamente las de un lado. Pero de lo que trata el apunte es que dio carpetazo a un caso que llevaría a la cárcel a la cúpula del Santander, y además ahora pretende ir de víctima.

Anónimo dijo...

En el pasado leí varias entrevistas con Garzón, recuerdo un ego como la copa de un pino. Y no hay que olvidar el episodio de la cacería con el dimisionario ministro Bermejo, un verdadero esperpento de la democracia.

Anónimo dijo...

Este juez es todo un símbolo de la descomposición de la democracia en España. Dejando aparte las sospechas de su instrucción del caso Faisán, de momento, sí le han condenado por las escuchas ilegales del caso Gürtel, que sólo en sistemas abiertamente policíacos y totalitarios, pueden tener curso, pero aquí y ahora, se llama prevaricación, por que “el fin no justifica los medios”.

Se le ha descubierto cobros de un banco/s y el generoso archivo de una acusación contra el banquero (cohecho impropio), y que curiosamente sobran pruebas, pero ¡ha prescrito como delito¡ (3 años, ahora que son 5 años, hubiera sido condenado).

Se le ha descubierto el uso torticero de la ley en relación con inexistentes "crímenes contra la humanidad" del franquismo, pretendiendo juzgar a personas fallecidas, mientras utilizaba la ley de amnistía para exonerar a Santiago Carrillo por la mayor matanza de prisioneros de la Guerra Civil, estando vivo su más que presunto autor.

Curiosamente, este último caso, con ser el más grave por su falsedad, injusticia y repercusiones políticas generadoras de odios, es el que suscita mayores reservas porque se ha creado una amplia opinión pública, basada en el embuste sistemático,

En cualquier democracia mínimamente asentada, Garzón llevaría mucho tiempo separado, por lo menos, de la judicatura (como lo estaría Bermúdez por su extraña instrucción de la matanza del 11-M y su intento de hacer negocio familiar con ella).

En el caso Garzón se ventila una de las últimas esperanzas de regeneración de la democracia. O ganan unos políticos corruptos hasta el tuétano o gana la justicia y con ella la libertad de los españoles. Así de simple, así de sencillo.

Anónimo dijo...

El exceso de singularidad nubla horizontes y nos hace perder el rumbo.

Anónimo dijo...

¿Quién sale ganando con estos enfrentamientos abiertos, con este otro sufrimiento vivo que no beneficia a nadie... ? El pasado no puede volver a escribirse. El llanto es llanto para ambas partes. Las heridas sangran para todo el mundo igual. Remover cadáveres de un bando u otro no va a resolver nada. Lo único que puede lograr es hacer la brecha que separa, y seguirá separando a unos y otros, más llamativa.
Todos aquellos que pretenden abanderar causas perdidas, lo único que quieren es beneficio propio. De un modo, o de otro. Da igual el nombre, es lo mismo el cargo. Lo que se hizo, se hizo y no puede restituirse, no se adelanta nada con volver a leer siempre en la misma página...

Anónimo dijo...

http://www.somosmejoresqueellos.com/Nota_baltasar_garzon.pdf


http://www.elconfidencial.com/tags/personajes/baltasar-garzon/