Viaje al principio del mundo




“Viaje al principio del mundo” es una película de Manoel de Oliveira, director portugués querido y admirado del que alguna vez os he hablado. Tiene 103 años y sigue haciendo películas. No voy a contaros toda la trama por si queréis verla. Solamente diré que un equipo de rodaje viaja desde París para hacer una película en Portugal. El director de ese film es Marcello Mastroianni, un viejo director que se encuentra ante el último proyecto de su carrera, creo por cierto que fue la última película de Mastroianni como actor. Llegan a una zona rural del Portugal profundo. Allí Mastroianni se encuentra con sus raíces y se encuentra también con algún familiar, concretamente con una prima. Un día que están charlando, Mastroianni ve que las huertas y las tierras están todas abandonadas, entonces le pregunta a su prima: “pero entonces, ¿éste es el final del mundo?”. Y ella responde: “no, no es el final, este es el principio del mundo”

Lo hemos hablado ya varias veces y creo que cada vez se hace más evidente: ahora está cayendo todo porque todo se ha de crear de nuevo; ahora todo muere porque finalmente todo va a renacer. Como coda final de este apunte hago una pregunta: ¿No os encontráis haciendo cosas ahora, que seguramente las habréis hecho en el pasado bastantes veces, pero ahora es como si las hicieseis por primera vez? 


Me escribe ahora un amigo para darme el enlace de la película, versión original en francés con subtítulos en italiano: http://www.youtube.com/watch?v=LpG4ihOcRjw 





La foto ha salido estos días en la prensa. Está hecha en la India. Para mí es una foto mítica, fundacional, esas mujeres vestidas con alegres colores, saliendo del pasado polvoriento y de la niebla, pero llegando a este presente para dar vida a todo lo nuevo...




10 comentarios:

Anónimo dijo...

Viaje al principio de los principios, si. Ahora vamos a comenzar por el principio, por fin la casa se empezará por los cimientos.

Anónimo dijo...

Siempre que actuamos con amor hacemos un viaje al principio del mundo.

Anónimo dijo...

La acción, más que una reacción, puede convertirse en creación, creación permanente, eso es viajar al principio del mundo.

Anónimo dijo...

En el principio era el hombre verdadero, y el hombre verdadero era Dios.

Anónimo dijo...

Mujeres cuyo rostro no se ve. Todas configuran un único Rostro. Algunas mujeres también se tapan los oídos y llevan las manos a su cabeza. Irradian un Sol naciente.

Anónimo dijo...

Es absolutamente real esa afirmación:"¿No os encontráis haciendo cosas ahora, que seguramente las habréis hecho en el pasado bastantes veces, pero ahora es como si las hicieseis por primera vez?". En mi caso es real. Hago cosas en este momento que hice, veo cosas que ví, y siento cosas que sentí, y las veo, las siento y las hago por primera vez. También me atrevo añadir, que estoy haciendo cosas por primera vez,que jamás pude hacer, que nunca me permitieron hacer. Es muy duro verme rodeada de unas circunstancias difíciles que no sé donde conducirán, para poder enterarme de ello. Pero en ese trayecto me cercioro de tenerlas. De estarlas viviendo. De disfrutarlas, porque sé que no volverán. Vendrán otras mejores o peores, pero esas son del instante. Gozo de un amor que nunca tuve. De una relación que estuvo muerta. De una cercanía hasta ahora inexistente. De una energía y una vitalidad desconocidas para mí. ¿Por qué...? Estoy en ello. Tal vez la vida me ha puesto cerca a la persona por la que vivo y aprecio estos instantes. La misma que ahora despojada de ego, descubre su verdadero yo. La misma que detrás de algún delirio, parece hablar por boca de otros... ESTOY VIENDO CON OTROS OJOS. LO MALO ESCONDE LO BUENO. LA NIEBLA OCULTA EL SOL. A LA OSCURIDAD LE SIGUE LA LUZ. EL MIEDO TIENE MUCHOS DISFRACES.
Es el final para que sea el principio, es el pricipio de otro final...

Anónimo dijo...

Muere lo viejo, y aún antes de nacer lo nuevo, vuelve otra vez lo viejo a morir, parecen muertes que no tienen fin. Un sinfín de muertes.

Anónimo dijo...

“El verdadero acto del descubrimiento no consiste en salir a buscar nuevas tierras, sino en aprender a ver la vieja tierra con nuevos ojos”. Y en aprender también a vernos a nosotros mismos y, quizá, a redescubrirnos a través del viaje interior.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Z1N0_S0KnGM


"La humanidad pertenece a la inteligencia cósmica... La casualidad no existe. Dios no tira los dados..."

Anónimo dijo...

Todo lo que vuelve a nacer ha de ser nuevo, no pueden nacer ahora cosas viejas, por eso creo que hay que estar muy atentos para ver si lo que vemos es realmente nuevo, o por el contrario nos siguen metiendo lo viejo como si fuera nuevo.