Fachada perfecta




Lo mismo que los tulipanes de la foto, la fachada es perfecta, pero lo que hay detrás no es perfecto ni mucho menos. Alejandro Nieto es catedrático emérito de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid. Es ya un hombre mayor. En esta entrevista habla de su último libro “El desgobierno de lo público”. De los diecisiete minutos que dura la entrevista, diez minutos son memorables, y parece un milagro que estén siendo emitidos por Televisión Española. Vedlo y lo comentamos. Aquí van no obstante algunas de las perlas que regala este hombre: "Se está en el gobierno para hacerlo mal de forma deliberada. Los que están en los puestos de gobierno, en vez de intentar gobernar bien o mal, desgobiernan en beneficio propio, se trata de un mecanismo de unos que obedecen y otros que mandan, y los que mandan procuran satisfacer las necesidades de los de abajo lo mínimo, justo para que no protesten, para que estén calladitos, el resto es negocio propio de esos que gobiernan. Esto así dicho parece un disparate, pero no hay más que abrir los ojos para verlo. ¿No sentimos todos que nos están tomando el pelo? Los objetivos oficiales del estado son lograr la felicidad de los ciudadanos, pero los objetivos de los que manipulan las palancas del estado es hacer sus propios negocios, y a la vista está".







15 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando se pincha en el enlace aparece el actual lema de la 2, que es "Para todos la 2", entiendo que el lema está queriendo decir que la 2ª cadena es para todos, es lógico; pero también está diciendo que la 2 para a todos, que los detiene, que los frena...¿En su despertar? Seguramente.

Anónimo dijo...

Ezra Pound fue un poeta brillante. Tenía una frase sobre el oficio de gobernar que está muy bien: “Gobernar es el arte de crear problemas con cuya solución mantener a la población en vilo”.

Anónimo dijo...

"El gobernante parece un filántropo, un altruista, un amante del pueblo, un hombre que se sacrifica, pero es justamente todo lo contrario. La monarquía constitucional que hay en España es un sistema democrático falseado".

Anónimo dijo...

Está muy bien ese tierno pesimismo de este hombre al final de la entrevista: "Intenten ustedes cambiar esto si quieren porque yo no lo voy a cambiar". ¡Cuánta sabiduría hay en esas palabras!

Anónimo dijo...

Muy bueno, otra lección sobre lo mismo, esta vez dictada por una persona que ya conoce algunas cosas.

Anónimo dijo...

Fachada perfecta. Fachada. Perfecto título.

Anónimo dijo...

Los que gobiernan nunca pretenden la felicidad de los ciudadanos, nunca. Sus intereses son otros. Conozco muchos ‘politiquillos`que en su discurso demagogico abierto y en privado, proclaman sus mejores intenciones. Su labor solidaria por el bien comun...Ja, ja, ja...! Con pena.

Anónimo dijo...

A la vista está.

Anónimo dijo...

Viene a decir; que nos demos cuenta ,es decir cambiemos de conciencia.Mientras el ser humano esté en una conciencia egoica ,solo mirara por si mismo.
Ir a ver IDUS DE MARZO.una pelicula que habla de este tema ,en el fondo y la forma.
Cada vez hay más gente despierta...

Anónimo dijo...

Juran la constitución porque la constitución es un papel que no vale nada; a partir de ahí se dedican a pisotear al pueblo.

Anónimo dijo...

"La cuestión no es el trabajo, sino su magnificación, el lugar que ocupa en la iconografía alienadora y aberrante de nuestro tiempo. A toda actividad lo bastante larga para no dejarte hacer nada más, lo bastante desagradable para que ansíes cualquier cosa que te permita abandonarla, y lo bastante mal remunerada para que nunca puedas hacerlo, se le llama trabajo; claro que hay excepciones a tal relación de factores: hay a quien el trabajo le roba poco tiempo, no le supone un trastorno y le permite vivir como un príncipe; pero ésos no son, en rigor, trabajadores, sino administradores del trabajo de los demás, en una palabra, ladrones; ¡a robar a diestra y siniestra, expoliar el pasado e inmolar le llaman trabajar! A organizar sociedades de usura y acumulación de bienes en contra de la prosperidad y la hacienda comunes, le llaman patria, progreso, ley y orden, las instituciones más importantes del pillaje planeado sitúan a sus dirigentes en los lugares honorables y los convierten en ejemplo para la carne de cañón, que son los que lo sostienen todo con su ignorancia mezquina y envidiosa, que los otros, súmmun del escarnio, fomentan mostrándoles estímulos y posibilidades que no existen. Alguien dijo que los locos guían a los ciegos; era una exageración poética: los ladrones gobiernan a los imbéciles".

EL JARDÍN DE LOS SIETE CREPÚSCULOS

(Miquel de Palol)

Anónimo dijo...

"Ven que te limpie los ojos...
Y acostúmbrate ya al resplandor de la luz . Esta es la consigna: acostúmbrate al resplandor de la luz."

(Walt Witman)

Anónimo dijo...

Calma y sosiego en sus palabras. Se asombra ante la incredulidad de quienes le entrevistan, como hombre sabio les contesta...en el poco tiempo que le dejan. En esa calma, parece decir...¡Pero es que no lo veis!
El resplandor de la luz ciega a quien no quiere ver. Con calma, lentamente, ve abriendo los ojos, los oidos...

Anónimo dijo...

Es curioso, los entrevistadores saben de qué va el libro, aún así están perplejos, y lo están no por las cosas que dice el viejo sabio, están perplejos por la libertad que el viejo sabio deja traslucir. Quien es libre no tiene miedo a las palabras y a decir la verdad sea donde sea y cueste lo que cueste.

Anónimo dijo...

“El dios mercado ha existido siempre“. Este hombre cuando habla de un gobierno perverso va mas lejos. Lo asiste la verdad. Sabe lo que dice y a quien lo dice. Me recuerda a esos hombres buenos y sabios que abren los ojos sin dar consejos.