Sentimentalismo




Este apunte ha nacido del anterior. Ha habido personas que han preguntado por el sentimentalismo, cuándo se da y cómo lo podemos distinguir de lo que no es sentimentalismo. Pues bien. 

Vivimos en una sociedad que vive presa de los sentimientos, enferma casi de sentimentalismo. La política es sentimentalismo, los deportes lo son, casi todos los artefactos generados por la industria del cine y de la televisión lo son de igual manera, las relaciones personales, los mismos matrimonios, la familia, la mayor parte de las relaciones laborales, y tantas y tantas cosas. 

El sentimentalismo no son los verdaderos sentimientos. El sentimentalismo es un amor que aún no ha madurado. Recuerdo ahora algo que una vez oí contar de la madre de León Tolstoi. Por lo visto Tolstoi decía que su madre era una muy buena mujer porque siempre lloraba en el teatro, como si llorar en el teatro fuera significativo de algo… Por lo visto la citada madre de Tolstoi tenía un sirviente que solía ir con ella a los teatros lleno de pañuelos porque le hacían falta a la madre durante toda la representación, por lo visto se pasaba todo el rato a lágrima viva. Decía Tolstoi que le sorprendía que su madre fuera al teatro en Rusia también cuando más nevaba, en medio del crudo invierno, con muchos grados bajo cero, y que estuviera dentro tan tranquila mientras el conductor del carruaje se quedaba esperándola fuera, congelándose a causa del frío tan intenso; pero la madre, impasible, no se acordaba para nada del sirviente que estaba en medio de la nieve y de la ventisca, ella derramaba lágrimas 'sentimentales' a causa de algo inventado que estaba viendo en el teatro, pero para nada tenía en cuenta a aquel hombre real de carne y hueso que muchas veces enfermaba gravemente a causa de las bajas temperaturas. Eso es el sentimentalismo. Una persona presa del sentimentalismo simplemente vive sueños y vagas ilusiones, emociones fugaces, fantasías, siente con facilidad, con facilidad ríe y llora, pero todos esos sentimientos son paja que se lleva el viento; puede incluso flagelarse, puede sentirse muy afectado por la pobreza del mundo y por las injusticias sociales, pero en el fondo de su corazón están desplegados el ego y el deseo, que en realidad son los resortes de una vida dominada por el sentimentalismo. 

Un paso importante en la calidad y cualidad de un cerebro es cuando pasa de ser sentimental a ser compasivo. Así como el sentimentalismo se alimenta de emociones agitadas, la compasión es puro amor calibrado. Los sentimentales lloran lágrimas de cocodrilo, sin embargo los compasivos se juegan la vida. ¿Por qué? Porque trabajan con una materia que es realidad pura. Un compasivo no se engaña, vive asentado en la realidad. Un sentimental vive todo el tiempo en el autoengaño. El sentimental se inventa la realidad, el compasivo no se la inventa, antes al contrario, hace que la realidad sea vivida en amor. La compasión es ese amor que finalmente ha madurado. 





En la foto, un compasivo árbol florido. Estos días de atrás. Ya primavera.






25 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando no hay libertad para sentir, entonces aparece el sentimentalismo.

Anónimo dijo...

El sentimental entona el "pobre de mí" a cada instante, su estrategia siempre es dar lástima.

Anónimo dijo...

El sentimental espera siempre obtener algo a cambio. El sentimental tiene siempre una estrategia. En el verdadero amor nunca hay estrategia.

Anónimo dijo...

Sueños rotos, batallas perdidas, batallas ganadas, recuerdos aireados a la ligera...puro sentimentalismo.

Anónimo dijo...

Ser esclavo de los sentimientos es esto: que los suaves lazos se conviertan en pesadas sogas alrededor del cuello.

Anónimo dijo...

Es cierto, el sentimental solo se ocupa de alimentar su ego. Se cree mejor que tú porque se muestra muy sensible con todo lo que le rodea.
"Ay cómo sufro por el mundo y por todos"

Anónimo dijo...

Foto muy acertada para un Domingo de Ramos. Gracias por el apunte.

Anónimo dijo...

El sentimentalismo es un pecado. El amor es un milagro.

Anónimo dijo...

No es importante si alguien nos ama o no, lo importante es la luz que llevamos dentro.

Anónimo dijo...

He llegado a este blog a través de tu último libro y me produce extrañeza la comparación de los sentimientos que se expresan en el libro y en el blog.
Las últimas entradas: “Sentimentalismo no, compasión si” “Corazón puro…¿hipocresía, interés”.”Microchip = psicópatas”. “La persona que se inmola… ¿toma la vida en serio?”.”El poder (…).Como capacidad para hacer algo, no como sometimiento. ¿No existe?.
La verdad es que me encuentro confundida y demasiado angustiada por todas estas entradas. Siento la misma sensación que cuando termino de leer una de estas revistas dedicadas a la mujer y que desde la primara a la última página te recomiendan miles de técnicas y tratamientos para poder estar bella. Cuando cierras la revista piensas…. ¡Que horror, jamás seré bella, no tengo suficiente tiempo, ni voluntad para poderme dedicar a mi cuerpo!.
¿Es tan complicado vivir?. ¿Hay tantas fuerzas del mal?. ¿Se puede llegar a ser una buena persona sin tanto conocimiento?.
Creo que somos “seres” humanos, no, “haceres” humanos.
No necesitamos maestros de la vida, nuestro maestro mas importante es nuestro saber intuitivo.
Todos somos canales. Estemos o no de acuerdo con las experiencias de los demás.
Solo del fondo del pozo de nuestra experiencia humana sacaremos las frescas aguas transparentes del amor, el conocimiento, la sabiduría que podemos dar al resto.
Sin advertir, ni juzgar, simplemente como pequeñísimos guijarros que se arrojan a un lago en calma y las ondas aumentan y se multiplican de manera interminable con nuestro respeto y aceptación.

Anónimo dijo...

Estimada amiga:

Lo que es de verdad siempre es incómodo. Solamente te puedo decir que tanto el último libro como este blog son de verdad.

Un abrazo.
Raúl.

Anónimo dijo...

La verdad "es".
Nadie tiene una verdad magistral. Cada uno o cada una la expresa a su modo.
Un abrazo

Anónimo dijo...

El sentimentalismo siempre busca algo, busca la forma de ensanchar el ego, busca poseer. Sólo conoceremos el amor compasivo cuando todas nuestras emociones y sentimientos hayan cesado. Cuando amamos, no hay uno ni muchos: hay sólo Amor. Amor que transforma de instante en instante.

Anónimo dijo...

Las infiltraciones de sentimentalismo hacen que por ejemplo las bodas clásicas, paraísos diseñados a la carta, se conviertan al cabo de un tiempo en infiernos de odio y destrucción.

Anónimo dijo...

Hay personas que solamente cuentan cosas de tipo sentimental, son aceite que se mueve en la superficie.

Anónimo dijo...

Lo sentimental sólo nos engaña. Nos aparta del corazón aunque cueste creer.

Anónimo dijo...

Hay personas que no cuentan y aunque cuenten, sabes que es un cuento lo que te están contando. Cuento contado, cuento acabado.

Anónimo dijo...

...Y desnudando su voz escribía en libertad, arrimadito a la sensatez de cada peldaño de un sueño que alguna vez le pareció eterno...
Mostrando verdades incómodas que parecen mentiras. Denunciando mentiras que parecen verdades. Arrimadito a la realidad que quema. Desnudando sentimientos para mostrarlos al viento. Colocando el corazón encima de la mesa, expuesto, brillante, jugoso, satisfecho.
Abriendo conciencias...

Anónimo dijo...

La vida es teatro, vivir es actuar, pero moverse de forma sentimental es hacer doble teatro, actuar dos veces.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=bcOk8jp2QVc#!

Anónimo dijo...

Mi corazón puede adoptar todas las formas:
Es pasto para las gacelas
Y monasterio para monjes cristianos
Y templo para ídolos
Y la Kaaba para el peregrino
Y las tablas de la Torá y el libro del Corán
Yo sigo la religión del Amor
Cualquiera que sea el rumbo que tomen los camellos
Ésa es mi religión y mi fe

(Ibn Arabi)

Anónimo dijo...

Dice alguien en un comentario anterior que este blog podría ser como esas revistas de mujer, vamos una revista de peluquería. Sí, está muy bien la comparación. Sólo que en esta peluquería más que cortar el pelo cortamos las cabezas, pero no degüellos y decapitaciones, no por favor eso no; cortar las cabezas para cambiarlas por unas nuevas, que los viejos cerebros del viejo pensamiento dejen paso a los nuevos cerebros del nuevo pensamiento. Una nueva forma de ver la vida.¡Están muy bien estas peluquerías modernas! ¡Te atienden gratis y sin tener que reservar hora!

Anónimo dijo...

"Lo primero que se necesita para despertar conciencia es saber que se está adormecido. Eso de comprender que está durmiendo es muy difícil, porque normalmente todas las personas están absolutamente convencidas de que están despiertas.

Cuando un hombre comprende que está adormecido, inicia entonces el proceso del auto despertar. Estamos diciendo algo que nadie acepta. Si a cualquier hombre intelectual se le dijera que está adormecido, podéis estar seguro que podrá ofenderse.

Las personas están completamente convencidas de que están despiertas. Las personas trabajan adormecidas, soñando... manejan carros adormecidas, soñando... se casan adormecidas, viven adormecidas, soñando... y no obstante, están totalmente convencidas de que están despiertas."

S. Aun Weor.


Hacer despertar, enseñar otra realidad en esta sociedad que maneja medios sofisticados para manejar la mente y con ella la voluntad, es una ardua tarea que algunos seres se toman. Somos una energía condensada a una baja vibración que vive una ilusión.
Enseñar a batir alas en el aire puede ser equivalente a enseñar a volar cuando volar es tan difícil...
Gracias.

Anónimo dijo...

Y como a ese compasivo árbol que nos muestra su posible fruto..., que no se destruya, que no se lo lleve el viento.
“Al atardecer de mi vida me examinarán del amor“

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=keF-KYKKYeI