Este será el hombre nuevo




Un hombre de negocios. Semblante tenso. Mirada fría. Estrés en el cuerpo. Todo el día con el teléfono móvil a cuestas, su ordenador portátil que hecha humo; en reuniones constantes, viajes prácticamente todos los días de la semana a diversos lugares del mundo. Muchas decisiones tomadas, algunas de ellas de forma precipitada. Apenas ve a su familia. Está endeudado hasta las cejas. Tiene la sensación de que no dispone de tiempo para nada. Siente envidia hacia todos los que tienen más que él. Está distanciado de su mujer y de sus hijos. Sus pensamientos son un barullo, siente que no los controla. La mayoría de las personas le parecen despreciables. Hay una idea que tiene interiorizada y que no se puede sacar de encima: “Tengo que ganar más dinero”

Pero un buen día algo ocurrió, pudo ser que un amigo de su misma edad murió de un infarto, pudo ser también que un día se miró en el espejo y se vio viejo y demacrado, pero algo cambió dentro de él. Tan sencillo como que dejó de tomar café, dejó de fumar, dejó de beber alcohol, comenzó a meditar casi sin darse cuenta, empezó a irse sólo al monte a pasear, conoció a personas nuevas que estaban intentando también escapar del vacío en el que vivían. Comenzó a sonreír, a mirar el mundo de una manera nueva. Sus miedos se fueron mitigando. Sus creencias y sus ideas falsas sobre la vida se esfumaron. Se vació de creencias y se llenó de fe. Ahora tiene fe en la vida. Siente que le interesan de verdad la paz y la felicidad. Ha habido cambios fuertes en la trayectoria que llevaba. Aún le esperan cambios mucho más fuertes. Siente que ya no tiene miedo a cambiar. Ahora tiene menos dinero pero tiene mucha más imaginación para salir airoso de las situaciones. Está sintiendo muy dentro de él una extraordinaria magia, la magia que envuelve todas las cosas. Aunque sabe que las dificultades están ahí, las afronta de forma mucho más positiva. Ha aprendido a dar las gracias por todo lo que le pasa. Ha aprendido a respirar. Está aprendiendo a amar. Este será el hombre nuevo. 




En la foto, una amapola estallando entre la hierba espigada. Hace tres días.





16 comentarios:

Anónimo dijo...

SOBRE EL HOMBRE NUEVO...

I


Yo instruyo al hombre nuevo, a una nueva humanidad, un nuevo concepto de ser en el mundo. Yo proclamo al homo novus . El hombre viejo está agonizando, y no hay ninguna necesidad de ayudarlo a que sobreviva más. El hombre viejo está en el lecho de muerte: no te lamentes por él -- ayudalo a morirse. Porque sólo con la muerte de lo viejo puede nacer lo nuevo. La cesación de lo viejo es el principio de lo nuevo.

Mi mensaje para la humanidad es el hombre nuevo . No será menos que eso. No es algo modificado, no es una continuación con el pasado, es algo absolutamente discontinuo.

El hombre hasta ahora no ha vivido de verdad, auténticamente; el hombre ha vivido una pseudovida. El hombre ha vivido con una gran patología, el hombre ha vivido con una gran enfermedad. Y no hay ninguna necesidad de vivir con esta patología -- nosotros podemos salir de la prisión, porque la prisión está hecha con nuestras propias manos. Nosotros estamos en la prisión porque hemos decidido estar en ella -- porque hemos creído que la prisión no es una prisión, que es nuestra casa.

Mi mensaje a la humanidad es: ¡Básta! ¡Es demasiado!. ¡Despierta! Mira qué es lo que el hombre se ha hecho a sí mismo. En tres mil años ha habido cinco mil guerras. No puedes llamar a esto una humanidad saludable. Y sólo de vez en cuando un ha florecido Buddha . Si sólo de vez en cuando en el jardín una planta florece, y las demás partes permanecen sin flores, ¿lo llamarías un jardín? Algo muy básico ha salido mal. Cada persona nace para ser un Buddha: menos de eso no va satisfacerte.

Yo declaro tu condición de Buddha.

¿Pero qué ha salido mal? ¿Por qué ha vivido el hombre durante miles de años en un infierno? Durante miles de años hemos vivido con los conceptos de que el hombre es un campo de batalla entre lo inferiior y lo superior, lo material y lo espiritual, lo de este mundo y lo del otro mundo, entre lo bueno y lo malo, entre Dios y el Diablo. Como consecuenca de esto se ha limitado el potencial humano .

Anónimo dijo...

II

Para destruir al hombre, para destruir su poder, se ha usado una gran estrategia -- y esta es dividir al hombre en dos. El hombre ha vivido con el concepto de "esto o aquello",: ser materialista o ser espiritualista. Le han dicho que no puedes ser ambos. El cuerpo o el alma -- Te han enseñado que no puedes ser ambos.

Esta causa ha sido la raíz de la miseria de hombre. Un hombre dividido contra sí mismo, permanecerá en infierno. El cielo nace cuando el hombre deja de estar dividido. Un hombre es miserable a causa de su división y un hombre es bendecido por medio de su integridad.

Hasta ahora, la humanidad ha estado esquizofrénica, porque le han enseñado a reprimir, rechazar, negar, muchas partes naturales de su ser . Y rechazándolos, negándolos, tú no puedes destruirla; simplemente se entierran. Siguen funcionando en tu inconsciente; se tornan mucho más peligrosos.


La división interna ha llevado a la humanidad a un estado de suicidio. Ha creado sólo a esclavos -- y los esclavos realmente no pueden vivir, no tienen nada por que vivir. Están viviendo para otros. Se han reducido a máquinas; hábiles, eficaces, pero una máquina es una máquina. Y la máquina no puede tener alegría de vivir. No puede celebrar, sólo puede sufrir.

Las religiones viejas creyeron en la renuncia. La renuncia ha sido una maldición. Yo os traigo una bendición: Yo os enseño el regocijo, no la renuncia. No debemos renunciar al mundo, porque Dios no ha renunciado de él -- ¿por qué debemos hacerlo? Dios es... ¿por qué debes estar fuera de él?

Vívelo en su totalidad -- y viviendo totalmente transcenderás. Entonces la unión de la tierra y el cielo es tremendamente hermosa; no hay nada perdido. Entonces las polaridades desaparecen en nosotros y los polos opuestos se vuelven complementarios.

Anónimo dijo...

III

El hombre viejo no era muy humano. Él era un humanoide, un homo mechanicus -- un hombre que no está completo. Y el hombre que no está completo nunca puede ser un santo.

El nuevo hombre está viniendo, llegando, todos los días. Es una minoría, es natural -- pero los nuevos mutantes han llegado, las nuevas semillas han llegado. Y este siglo, en este fin de este siglo, va a ver la muerte de toda la humanidad o el nacimiento de un nuevo ser humano.

Y todo depende de tí. Si sigues enganchado a lo viejo, entonces estarás enganchado a un gran suicidio, un suicidio universal, en todos los sentidos. El hombre viejo está listo para morirse; el hombre viejo ha perdido el entusiasmo para vivir.

Por eso todos los países están preparados para la guerra. Y la Tercera Guerra Mundial será una guerra total. Nadie va a resultar ganador, porque nadie va a sobrevivir. No sólo el hombre va a ser destruido; también toda la vida en tierra.

Anónimo dijo...

IV
¡Ten cuidado ! Ten cuidado con tus políticos -- todos ellos son suicidas. Ten cuidado con el viejo condicionamiento que te divide como indio, como alemán, como japonés, como americano. El nuevo hombre va a ser universal. Él transcenderá todas las barreras de raza, religión, sexo, color. El nuevo hombre no será del Este ni del Oeste; el nuevo hombre exigirá a la tierra entera como su casa.

Sólo entonces la humanidad puede sobrevivir -- y no sólo sobrevivirá -- con la llegada de un nuevo concepto de hombre.... El viejo es el concepto de "este/o "; el nuevo será " ambos/y ". El hombre tiene que vivir una vida rica por fuera y una vida rica por dentro; hay ninguna necesidad de escoger. La vida interna no está contra la vida externa; ellas son parte del ritmo.

Tú no necesitas ser pobre por fuera para ser rico por dentro. Y para ser rico por fuera no necesitas que decaiga tu riqueza interior. Eso es cómo ha sido hasta ahora . Occidente ha escogido una manera: ¡Seamos ricos por fuera ! Oriente ha escogido otra: ¡Seamos ricos en el interior! Los dos están desequilibrados. Los dos han sufrido, los dos están sufriendo.

Yo predico tú riqueza total. Se rico por fuera a través de la ciencia, y se rico en tu centro más profundo a través de la religiosidad. Y ésto es lo que te hará uno, orgánico, un individuo.

El nuevo hombre no es ningún campo de batalla, ninguna personalidad desdoblada, sino una imagen de un hombre unificado, único, totalmente sinergético con la totalidad de la vida . El nuevo hombre incluye una imagen cambiante, más viable, una nueva manera de ser en el cosmos, una manera cualitativamente diferente de percibir y experimentar la realidad. Entonces, por favor, no lamentes el paso de lo viejo. Regocíjate de que lo viejo está agonizando, la noche está agonizando y el alba está en el horizonte.

Anónimo dijo...

V

¡Ten cuidado ! Ten cuidado con tus políticos -- todos ellos son suicidas. Ten cuidado con el viejo condicionamiento que te divide como indio, como alemán, como japonés, como americano. El nuevo hombre va a ser universal. Él transcenderá todas las barreras de raza, religión, sexo, color. El nuevo hombre no será del Este ni del Oeste; el nuevo hombre exigirá a la tierra entera como su casa.

Sólo entonces la humanidad puede sobrevivir -- y no sólo sobrevivirá -- con la llegada de un nuevo concepto de hombre.... El viejo es el concepto de "este/o "; el nuevo será " ambos/y ". El hombre tiene que vivir una vida rica por fuera y una vida rica por dentro; hay ninguna necesidad de escoger. La vida interna no está contra la vida externa; ellas son parte del ritmo.

Tú no necesitas ser pobre por fuera para ser rico por dentro. Y para ser rico por fuera no necesitas que decaiga tu riqueza interior. Eso es cómo ha sido hasta ahora . Occidente ha escogido una manera: ¡Seamos ricos por fuera ! Oriente ha escogido otra: ¡Seamos ricos en el interior! Los dos están desequilibrados. Los dos han sufrido, los dos están sufriendo.

Yo predico tú riqueza total. Se rico por fuera a través de la ciencia, y se rico en tu centro más profundo a través de la religiosidad. Y ésto es lo que te hará uno, orgánico, un individuo.

El nuevo hombre no es ningún campo de batalla, ninguna personalidad desdoblada, sino una imagen de un hombre unificado, único, totalmente sinergético con la totalidad de la vida . El nuevo hombre incluye una imagen cambiante, más viable, una nueva manera de ser en el cosmos, una manera cualitativamente diferente de percibir y experimentar la realidad. Entonces, por favor, no lamentes el paso de lo viejo. Regocíjate de que lo viejo está agonizando, la noche está agonizando y el alba está en el horizonte.

Osho: (Philosophia Perennis, Volumen 2, Capítulo 2).

Anónimo dijo...

"Generalmente, nos obligamos a cambiar por una de estas dos razones: por inspiración o por desesperación".

Jim Rohn

Anónimo dijo...

El pájaro canta aunque el vendaval sacuda la rama en la que se encuentra.

Anónimo dijo...

En mayor o menor medida me reconozco. Veo en mí al hombre viejo, mi punto de inflexión, el camino de búsqueda y las transformaciones. Doy gracias a estos mecanismos salvíficos de la vida. Reencarnar nuevamente, renacer en espíritu, esto es el volver a nacer del evangelio. Cada día desde entonces agradezco, cada día bendigo, cada día en el aprendizaje que no cesa intento ver como se abren pistas más anchas, espacios más abiertos para desplegar lo que vivo y para compartir el Vivir. Aún se mezclan momentos de despistes con aciertos. Caminos seguros con sendas abruptas. Pero siento siempre cercana la brújula del rumbo decidido y firme. La luz siempre como guía, no quiero volver a perderme ni retroceder.
Quiero tener ojos abiertos y vivir.

Anónimo dijo...

La fotografía habla de un nuevo corazón fundado. Llama nueva.

Anónimo dijo...

La mayor amenaza para el cambio es siempre uno mismo.

Anónimo dijo...

La vida del hombre nuevo es nueva cada dia. Asi su Amor hacia la Vida. Como el de esa flor.

Anónimo dijo...

Amor que hace nuevas todas las cosas.

Anónimo dijo...

http://www.natureduca.com/med_espec_amapola.php

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=uZomvTHI790#!


Si no conocéis a este chico os invito a que veáis algún vídeo suyo, es un tipo súper humilde y sencillo que no hace más que ganar competiciones de alta montaña y él sigue con sus pies en la tierra. Si lo comparáramos con algún otro deporte, él sería el Messi de la montaña...es un auténtico crack.

Y lo mejor de todo es la filosofía que transmite y los mensajes de superación y motivación. Eres un fenómeno Kilian.

"Nadie nos dijo que fuéramos.
Nadie nos dijo que lo intentáramos.
Nadie nos dijo que sería fácil.
Alguien dijo, que somos nuestros sueños, que si no soñamos, estamos muertos.
Nuestros pasos siguen el instinto que nos lleva a lo desconocido.
No miramos los obstáculos que hemos superado, sino aquellos que vamos a superar.No se trata de ser los mas rápidos, los mas fuertes o los mas grandes...se trata de ser nosotros mismos.Alredores, ni alpinistas ni esquiadores, ni siquiera deportistas...somos personas. No estamos seguros de conseguirlo, pero estamos convencidos de conquistar la felicidad.
¿Qué buscamos?, ¿Quizás vivir?"

Anónimo dijo...

Mi currículum vitae:

- Cientos de atardeceres contemplados con gozo.
- Miles de gorjeos escuchados en silencio.
- Millones de esperanzas en que un día la Humanidad se levantará humanizada.
- Preferencias y aficiones: contar cuentos sobre la luna a niños de todas las edades, poner música a los paisajes, escuchar a quien lo necesita, guiñar el ojo para jugar con las luces de las farolas...

¡Aún no entiendo cómo mi solicitud fue denegada!

- José María Toro -

Anónimo dijo...

El alma caminante se lanzó al mundo para dar vida a una experiencia. En ella, y tal vez engañada por el mundo ilusorio y quienes lo conforman, recorrió el complejo laberinto de la vida, salió de un paraíso y se adentró en lugares inhóspitos donde fue arrastrada por fuertes vientos. Unas veces danzando con cierta alegría, creyendo que eso era vivir, disfrutó efímeramente. Otras, descendió a mundos de tristeza, de abandono, de injusticia, de enfermedad... Comenzó a conocer el miedo, estaba impreso en cada acto. Sometida a esas pruebas y sin saber el alcance de su experiencia, resistió. Después, en un importante momento, cansada y envuelta en esas emociones y sentimientos, recordó. A su memoria llegaron las señales que, como marcas del camino, había dejado en su salida al mundo. Recordó de donde procedía y quien era. Había abandonado el paraíso sin saberlo, y lo que vivió le hizo añorar la esencia olvidada. En ese importante momento que recordó, reconoció que era, tanto el alma peregrina, como el alma callada y silente que la sostenía mientras vivía su experiencia del mundo. Siendo una, se había hecho dos. Recordó que era como el árbol majestuoso en cuyas ramas anidan las aves y, a la vez, las raíces invisibles que sin aparentarlo lo sostienen.
Y hoy, encontrado el camino de vuelta, se encuentran las dos; ésa que se mantuvo en silencio, la que prefirió mantener la fuerza renovadora cuando el mundo quería seguir igual, la que aceptó acallar la alegría cuando los hombres pregonaban sus penas, la que consintió frenar la inocencia y la creatividad cuando el mundo elegía la culpa y el miedo, y ésa otra que aparentemente malgastó la herencia. Hoy por fin se encuentran, y en ese encuentro se funden y se reconocen. No hay recriminación ni juicio. Aquí cambia la historia. Unidas, agradecen la experiencia realizada y muestran el trabajo producido, la labor hecha. Se regocijan con júbilo, y el Padre que ve el abrazo de ambas, festeja esa llegada. Festeja lo que se ha realizado dentro del mundo.