Las chispas de la nueva vida





Viajo con un amigo. Aunque él va a hacerse una prueba médica importante y delicada -se supone que podría haber cierta contención verbal o nerviosismo- sucede justo todo lo contrario, y es que el humor y la diversión no dejan de aparecer, también la reflexión sobre los tiempos que estamos viviendo. Esto es lo que me cuenta: 

“Se dice que con esto de la crisis están registrándose tasas muy altas de suicidios. A uno que quiera tirarse ahora mismo por una ventana porque lo ha perdido todo, yo le diría que no se tire por la ventana, que mejor tire todo por la ventana y se atreva a recomenzar una vida nueva sin necesidades artificiales. Hay un hombre llamado Serge Latouche que dice que el único camino para la abundancia es la frugalidad. La frugalidad permite satisfacer todas las necesidades sin crear pobreza y miseria. Según este hombre, la única sociedad de la abundancia de la historia humana era la del paleolítico, porque en aquellos tiempos los hombres tenían pocas necesidades y podían satisfacerlas con tan sólo dos o tres horas de actividad al día, el resto del tiempo lo dedicaban al juego, a la fiesta, y a estar juntos”.

Me dice también mi amigo: “Los sacrificios que los gobiernos europeos están pidiendo a sus ciudadanos a través de los recortes presupuestarios son tan sólo una forma de prolongar la agonía, porque lo único que esto crea es deflación e inflación, eso va a hacer que la situación se vaya agravando hasta un punto en el que las cosas pueden realmente estallar. Un viejo modelo se termina, uno nuevo comienza”. 

Es bueno observar con atención la vida que todos llevamos. Ahora mismo podemos ver con claridad que hay personas, cosas y sobre todo aspectos de la vida, que pertenecen al viejo paradigma, por el contrario otros pertenecen al nuevo. Están conviviendo los dos, uno al lado del otro. Si uno mismo consigue vibrar completamente con el nuevo paradigma no puede con todo lo que sea viejo y desgastado. Es cuestión de fijarse un poquito y nos daremos cuenta. La vieja programación ya no vale para quien siente las chispas de la nueva vida corriendo por sus venas. 




La viñeta es de ese genio llamado Andrés Rábago, más conocido como El Roto. Se publicó en el mes de abril de este año.






20 comentarios:

Anónimo dijo...

La educación va toda encaminada a conseguir bienestar, bienestar material, cuando debería de ir encaminada a conquistar libertad, la libertad. La libertad libera y sana, por el contrario el bienestar es un elemento dañino y destructor. El que vive instalado en el bienestar no piensa, no siente, no sueña.

Anónimo dijo...

"El trabajo asalariado es la destrucción del individuo".

Félix Rodrigo Mora

Anónimo dijo...

El que quiere suicidarse por un revés económico o por una decepción de otro tipo, no se para a pensar que su problema no es inamovible, su problema se mueve de la misma manera que todo se mueve en la vida, luego si se mueve quiere decir que evoluciona, y si evoluciona es posible que ese problema pueda cambiar de signo y solucionarse.

Anónimo dijo...

En este momento conozco a una buena cantidad de personas que están perfilando su vida de tal manera que quieren ya vivir habiéndose quitado todas las necesidades artificiales que se habían creado a lo largo de estos últimos siete u ocho años.

Anónimo dijo...

La economía actual es un brutal invento que lo único que hace es degradar de forma continuada a las personas y a la sociedad.

Anónimo dijo...

Los que tienen sueldos de 12.000 euros, también de 6000 y 5000 y 4000 y de 3000, que ahora mismo son muchos, van a recibir "la propuesta" de compartirlo con los que o no tienen ningún sueldo, o están cobrando sueldos ridículos. La propuesta no gustará en absoluto, se dirá que es injusto, se dirán muchas cosas, todo se disparatará. Y entonces, ese será el final.

Anónimo dijo...

EL FUTURO ENTRA EN NOSOTROS PARA TRANSFORMASE A SI MISMO MUCHO ANTE QUE SUCEDA.



Nosotros vamos construyendo nuestro futuro mucho antes de que este suceda, cada decisión, cada acto, cada aprendizaje, cada juicio, cada miedo, cada pensamiento se va cocinando en nosotros para después transformarse en nuestro futuro. Cuando actuamos y pensamos solo desde experiencias pasadas, construimos un futuro igual a nuestro pasado, cuando no somos capaces de cambiar la manera de ver las situaciones, de ver el mundo solo recibimos de la vida mas de lo mismo. Dedica tu tiempo hoy a reflexionar en como estas fabricando tu futuro, que haces para garantizar que tu futuro sea igual a tu pasado y si quisieras que fuese diferente: ¿Por donde podrías empezar?


In lak ech (Soy otro tú).

Ka Manik

Anónimo dijo...

Que se acerca el final de este tiempo yo lo voy sabiendo no por los textos del pasado en los que aparece escrito, lo sé por las voces de los amigos y lo que ahora la mayoría están contando y compartiendo. Es ahora. Lo sé.

Anónimo dijo...

El dinero, el elemento dinero, cuando se acumula, lo que hace es generar un tejido no productivo, porque el que tiene ahorrado dinero y vive de eso se convierte en un parásito de la sociedad, ya no produce nada. Europa es ahora mismo un gran balneario de gente con dinero, por eso este final.

Anónimo dijo...

No es tanto que esto vaya a explotar como que nos están triturando. Día a día y poco a poco estamos siendo triturados por trituradoras muy potentes. Los estados son eso, las superestructuras tipo Unión Europea, Banco Mundial, FMI también son eso.

Anónimo dijo...

Si educamos para cubrir las necesidades tenemos una sociedad de necesidades. Si cada uno entregamos lo que habita en nuestro corazón tendremos y seremos una sociedad rica y abundante.

Anónimo dijo...

https://teatrevesadespertar.files.wordpress.com/2012/05/la-crisis-mundial-explicada-en-una-piramide.jpg

Anónimo dijo...

Para las mentiras del sistema necesitamos de mentes analíticas que proclamen la verdad. Esas mentes no pueden estar supeditadas a la productividad mátrix impuesta en todos lados, han de estar libres, liberados.

Anónimo dijo...

Tenemos la idea de que a través de internet estamos haciendo la revolución, y esa es una falsa idea. Internet es un desahogo, pero internet no es real, y no es real porque el sistema de relaciones está cortado; a través de internet parece que estás comunicado, pero en realidad no lo estás.

Anónimo dijo...

No cumplimos nuestras promesas, pero cumpliremos nuestras amenazas:

http://elpais.com/elpais/2012/05/16/vinetas/1337179617_505117.html

Anónimo dijo...

(1)
El discurso más corto...por Bryan
Dyson, ex Presidente de Coca Cola:



Lo dijo al dejar el cargo de Presidente de Coca Cola:

Imagina la vida como un juego en el que estás malabareando cinco
pelotas en el aire. Estas son:
- Tu Trabajo,
- Tu Familia,
- Tu Salud,
- Tus Amigos y
- Tu Vida Espiritual, Y tú las mantienes todas éstas en el aire.

Pronto te darás cuenta que el Trabajo es como una pelota de goma.
Si la dejas caer, rebotará y regresará.
Pero las otras cuatro pelotas: Familia, Salud, Amigos y Espíritu son frágiles, como de cristal.
Si dejas caer una de estas, irrevocablemente saldrá astillada,
marcada, mellada, dañada e incluso rota.
Nunca volverá a ser lo mismo.
Debes entender esto: apreciar y esforzarte por conseguir y cuidar lo más valioso.

Trabaja eficientemente en el horario regular de oficina y deja el trabajo a tiempo.
Dale el tiempo requerido a tu familia y a tus amigos.
Haz ejercicio, come y descansa adecuadamente.
Y sobre todo.....crece en vida interior, en lo espiritual, que es lo más trascendental, porque es eterno.

Anónimo dijo...

¡Vaya con Bryan Dyson! ¡Daba unos consejos excelentes, pero trabajaba para una bebida satánica que envenena el cuerpo de los humanos...!

Anónimo dijo...

Europa ha sido seducida por un Zeus que la lleva al abismo destructivo. Eso lo vemos ya. Posiblemente su padre deje de buscarla ante lo nuevo que necesariamente despunta.

Anónimo dijo...

Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero. Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas?

Mt,6, 24-34

Anónimo dijo...

¡La nueva vida tiene mucha chispa!