Águila irreal



En la zona en la que vivo se deja ver de vez en cuando el águila real. Estamos muy cerca de la montaña y se sabe que anidan en este entorno. Hace unos años iba con mi hijo pequeño en el coche y vimos junto a la carretera a una de estas aves majestuosas que estaba posada en una gran roca de granito. Se la veía muy tranquila, como descansando. “¿Por qué se llama águila real y no águila irreal?”, preguntó mi hijo Miguel, como descubriendo en ese momento una importante vía de agua en el gran barco de las palabras. 

Hoy he visto en las noticias un águila irreal. Sobrevolaba el conflicto de Siria. Y daba miedo. Un águila del todo irreal he visto en un artículo de Thierry Meyssan http://www.voltairenet.org/La-OTAN-prepara-la-mayor-operacion. En este artículo Meyssan explica que en los próximos días la señal televisiva en Siria podría ser manipulada por satélites de la OTAN de tal forma que lo que vean en los televisores sea sencillamente un despliegue teatral muy parecido a lo que ya pasó en Libia meses atrás. Dice Meyssan en su artículo: “Los sirios que traten de ver los canales nacionales sólo captarán en sus televisores otros canales creados por la CIA. Imágenes filmadas en estudio mostrarán masacres imputadas al gobierno, manifestaciones populares, ministros y generales dimitiendo, al presidente al-Assad dándose a la fuga, a los rebeldes reuniéndose en pleno centro de las grandes ciudades así como la llegada de un nuevo gobierno al palacio presidencial“. 

Aclarar, si es que no ha quedado del todo claro, que podría tratarse de un macro-rodaje en unos estudios tipo Hollywood para mostrar una hiperrealidad que oculte y tape la realidad verdadera. Guerras prefabricadas al margen de la legalidad, con mercenarios pagados a sueldo (a los que llaman ‘rebeldes sirios’). Realmente es algo increíble. 

Debido a esta escandalosa manipulación muchos tenemos ahora la sensación de que todo lo que nos muestran a través de la televisión es un puro espejismo. Desde que hace ya unos años tomé tiempo y energía para intentar desentrañar el atentado de bandera falsa llamado 11-S, las cosas ya no han vuelto a ser igual para mí desde que tuve constancia de cómo fue llevada a cabo esa fechoría. Cuando en alguna charla pública insisto en la necesidad de conocer la verdad sobre el 11-S, la gente se queda al principio un poco sorprendida, aunque luego lo van comprendiendo, de hecho algunos me escriben para contarme que se han lanzado a la aventura de investigarlo, que ya tienen las claves, y que sí, que es justo y necesario y que es nuestro deber de salvación conocer cómo fue perpetrado ese autoatentado, vergüenza para el mundo entero. 

El poder es un águila irreal que fabrica la realidad a su antojo. El poder es un águila que regala ojos de plástico haciéndonos creer que son ojos de verdad. Recuerdo que el filósofo Hobbes decía en su “Leviatán” que el poder consiste en utilizar los medios presentes para obtener algún bien futuro ‘aparente’. Bueno pues ahora ni eso, ahora los medios presentes también son ‘aparentes’. Guerras prefabricadas. Realidad paralela que sustituye a la realidad. Estos tiempos de las postrimerías son así, a la vez que ahondamos en nuestra verdad interior, la de la Presencia del Espíritu Eterno en nosotros, estamos siendo testigos vivientes de la mezcla y remezcla de la mentira llevada a su máxima expresión. 


¡Águila irreal…! ¡Pues ibas a tener razón hijo mío...!





11 comentarios:

Anónimo dijo...

La hiperrealidd creada a través del fútbol, otra bomba de distracción masiva.

Anónimo dijo...

A diario nos inoculan el concepto de lo que debería ser, para que dejemos de ver lo que es.

Anónimo dijo...

La realidad aparente y la realidad real, algo sobre lo que estar muy consciente.

Anónimo dijo...

Thierry Meyssan escribe:

http://www.voltairenet.org/Mentiras-y-verdades-sobre-Siria en Águila irreal

Anónimo dijo...

Distintas épocas, distintos platós: El plató de Pearl Harbour, el plató de la llegada del hombre a la luna, el plató de Kuwait y la posterior invasión de Irak, el plató de Manhattan el 11-S, el plató de Afganistán, el plató de Libia y ahora el plató de Siria. Y los que desconocemos.

Anónimo dijo...

Entonces, el final de los tiempos es el final de este tiempo de oscuridad. Final de un tiempo opaco que clama por ser transparente.

Anónimo dijo...

El final de este tiempo, el final de la vibración en tres dimensiones.

Anónimo dijo...

Tan importante como conocernos a nosotros mismos, es conocer lo que nos rodea.

Anónimo dijo...

Es decir, que mientras que las economías de muchos países de desangran, estos sinvergüenzas siguen con su afán de dominación... Y ahora más que nunca. ¿Acaso no saben que estamos ya en el tiempo de descuento? El partido se acaba.

Anónimo dijo...

Masacres de los que llevan máscara.

Anónimo dijo...

La ‘realidad irreal‘ nunca lleva a la Verdad, la contradice, es la manifestación más alejada de ella. Está construida con energías bajas que aportan un pesado lastre e impiden expandirse, volar alto.
El hijo de Dios, cuando ha reconocido su filiación, busca vivir en el Reino y para ello, sus sentidos lentamente se van abriendo y van reconociendo las distintas realidades.
Su corazón se aferra al amor que es la brújula que le dirige a la Verdad y solamente acepta las realidades que pueden llegar a expresarla.