Sube la mano y grita gol




Hace menos de un mes, mientras se celebraba la final de la Eurocopa de fútbol, estando delante de una pantalla de televisión que habían sacado a la calle en el pequeño pueblo en el que vivo, y teniendo al lado a unas cien personas gritando enfervorizadas, me di cuenta de que lo que estábamos viviendo no tenía nada que ver con el fútbol, que era como un ensayo general de algo. ¿Un ensayo de qué? En ese momento yo no me sentía identificado ni con España ni con Italia ni con el fútbol ni con nada, con lo que de verdad me sentía identificado era con todo un pueblo que estaba celebrando una victoria, desde luego no una victoria futbolística y sí una victoria sobre la trampa, la mentira y la esclavitud. En ese momento sentí que las élites que nos manejan saben ya que han perdido la batalla, no tengo ninguna duda. Aunque económica y socialmente hablando las cosas se están poniendo mal -van a llegar a ponerse peor- las personas despiertas saben que el tinglado de los que manejan se está desmoronando por completo. Su sistema está tan podrido que podría estar listo para caer de un día para otro.

Ahora doy un pequeño salto. Ved este vídeo de los mineros asturianos (dura cinco minutos). Me consta que este blog es consultado por más de un policía, policías del servicio de información y de los otros, los que van por la calle uniformados:

https://www.youtube.com/watch?v=BtTXWJyVIpE&feature=player_embedded#!

Cuando los antidisturbios que cargaban contra los mineros se den cuenta -mi sensación particular es que falta ya muy poco- de que a los que tienen que defender y proteger es a los mineros y a los que tienen que acorralar es a los locos que nos oprimen, algo muy importante habrá cambiado. La toma de conciencia es ya un hecho, por eso todo indica que se acerca el momento, el momento de la Verdad. Una amiga que también ha visto este vídeo me dijo que estaba segura de que alguno de los más de mil antidisturbios que fueron a sofocar 'las protestas' en Asturias, conocía a alguno de los mineros, alguna amistad se intuía, algún parentesco los unía. Os podéis imaginar si eso es así qué grado de perversidad debe ser atacar a alguien conocido, eso sí amparado por un traje y por un casco. Si siguen haciendo eso de esa manera, los policías se van a volver locos.

Con todo el respeto hacia el que piensa de forma diferente, creo que no es momento de salir a la calle a protestar. Haceos esta pregunta ahora conmigo: ¿A quién dirigir la protesta? ¡¡¡Si los que llamamos políticos en realidad no gobiernan!!! ¡¡¡Si eso ya lo sabemos!!! ¡¡¡A los que de verdad gobiernan no los vemos!!! ¿A quién vamos a dirigir nuestra protesta? Pensadlo durante un instante: el enemigo permanece escondido, el verdadero gobierno está oculto; por eso ahora no nos conviene el caos. ¿Sabéis la razón? Porque incluso sin hacer nada desde el punto de vista externo la batalla está ganada, así que no perdamos el tiempo y, sobre todo, no nos expongamos a perder vidas humanas, siempre tan valiosas. Permanezcamos anhelantes y tranquilos, todo va a llegar…¡¡¡Todo!!!

Ya os estaréis dando cuenta de que éste es un apunte especial. Esto que ahora sale escrito es porque hay gente que pregunta. Las preguntas son de este tipo: "¿Qué podemos hacer ahora? ¿Hacia dónde nos encaminamos?" Bien. Lo que podemos hacer ahora es serenarnos y ver dónde está la raíz del problema. Esto es tan sólo un ejemplo: si los que protestan contra los recortes en educación piensan que el problema es el ministro Wert –la mayor pantomima en un cargo público desde hace muchos años- es que están totalmente equivocados. No nos vendrá mal echar un vistazo a estos dos libros: "Gobierno mundial" de Esteban Cabal y "La derrota de la globalización" de Manuel Galiana.

Resumiendo: es mejor no participar en las revueltas de la calle, es hora de saber dónde está el verdadero problema y apuntar con la flecha de la lucidez hacia el mismo corazón del sistema. Un amigo ha inventado un eslogan que apunta hacia el centro total de la diana. Dice así: “La estafa que ha acabado con el sistema financiero se produce porque los estados han falsificado el dinero, autorizando la creación de dinero-deuda en proporciones monstruosas”. Ahí está la clave.

Ayer estuve en Valladolid y unos amigos me dijeron que en la estación de Renfe ha estado puesta una pancarta que fue colocada por lo visto por los trabajadores despedidos de Albitren, una empresa que trabaja para Renfe. Esto rezaba la pancarta: “Nosotros hemos despertado, ¿y tú?”. Una pancarta realmente extraordinaria porque no está decidida por cuatro meditadores para los que sería fácil ponerse de acuerdo, la pancarta está consensuada por un comité de empresa con despidos de por medio. Suenan realmente bien muchas de las cosas que están pasando.

¿Qué toca hacer ahora? Esperar la caída del sistema en el que se asienta el dinero-deuda y prepararse para la instauración de las energías libres. Un mayor grado de conciencia acelerará la caída de este sistema cien por cien inviable. En cuanto se de por finiquitado el dinero-deuda y en cuanto las energías libres sean un hecho, se acaba la esclavitud. Para este tiempo que vamos a vivir conviene interesarse por el tema “Ciudades en transición”, os lo recomiendo encarecidamente.

Vuelvo al principio: el pasado 1 de julio de 2012, junto a los árboles que hay en la terraza del bar de mi pueblo, y mientras se celebraba la final de la Eurocopa de fútbol, comprendí que todos estamos ya preparados para escuchar la Verdad. Estamos en el canal de parto que nos ha de alumbrar a esta nueva Realidad. Lo que ha de venir ya está aquí. Todo se va a hacer con mucha finura, sin que casi nos demos cuenta. Todo está siendo llevado a cabo. Ahora lo que vemos es que el canal de parto se está estrechando y todavía se ha de estrechar un poco más, habrá momentos en los que dará la sensación de haber perdido las esperanzas. En los próximos meses hemos de tener esto muy presente: cuanto más duro se haga el proceso (recortes y más recortes y otras cosas que van a llegar) más personas van a despertar. No hay que tener miedo. Esta vida en tres dimensiones se acaba. Parece raro todo esto que estás leyendo, ¿verdad? ¡¡Amigo, hermano, sube la mano y grita gol!! ¡¡Esto sí que es un golazo!! ¡¡Esto sí que es histórico!! Vamos a celebrar ya esta victoria, la victoria es comprender que toda la Humanidad somos Una Única Alma y que el Plan trazado va a ser llevado a cabo, está siendo ya llevado a cabo. Estamos al final de un ciclo. El viejo mundo se acaba. Está pronta para nacer la Nueva Era Dorada. Las Fuerzas de la Luz están ahí. ¡¡Están ahí!! Dos mil doce es el año en el que todo empieza. Ha llegado el momento. Hemos ganado. La humanidad lanza por fin su grito liberador. Es necesario decirlo: ¡¡Podemos vivir sanos, podemos vivir libres, podemos vivir felices!! ¡¡Estamos salvados...!! ¿De verdad nos lo vamos a empezar a creer?

http://www.goear.com/listen/b034dcd/sube-la-mano-y-grita-gol-cali-el-dandi

¿Por qué escribir hoy este apunte? Porque estoy viendo a gente estos días con la moral muy baja, y la moral de estas personas ha bajado porque se ha metido en ellos una cosa que yo llamo "el miedo del telediario". ¡Santo Dios! 


Como la época que estamos viviendo es ciertamente confusa, si queréis saber quiénes son los verdaderos líderes, esos que señalan el camino, creo que es realmente fácil poder distinguirlos. Los verdaderos líderes de esta sociedad son los que nunca buscan poder y dinero.

Cuántas veces pienso que si este blog se sigue llamando “Un día de primavera" es realmente por algo.






En la foto Cesc Fábregas (FC Barcelona) e Iker Casillas (Real Madrid), 'irreconciliables enemigos', a punto de fundirse en un gran abrazo. Tampoco las fotos son casualidad.









23 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=CWpg_v4RAG8

Anónimo dijo...

Necesitamos mentes que aclaren la confusión y nos den esperanzas para continuar.
Gracias.

Anónimo dijo...

No es casualidad el número que lleva Fábregas en la camiseta, el 10, y Casillas, el 1.

Anónimo dijo...

Salir a la calle a protestar da una sensación de que se está haciendo algo, cuando en realidad no se está haciendo nada, solamente hay que ver en Grecia con años ya de manifestaciones públicas y nada, nada ha cambiado. ¿Qué es lo que se puede hacer? No votar en ninguna elección a ningún partido, sacar el dinero de los bancos, concienciar sobre las verdaderas causas de la situación actual y avanzar con decisión hacia una desobediencia civil que no admita vuelta atrás.

Anónimo dijo...

Esperar... La verdad padece pero no perece.

Anónimo dijo...

Necesitamos que los que de verdad saben y aman la vida nos hablen PROFUNDAMENTE.

Anónimo dijo...

Mientras vamos avanzando, bendecir de corazón todo lo negativo, porque lo que sentimos como negativo está propiciando la expansión de las conciencias.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=1HK3tkw0g5k&feature=related

Anónimo dijo...

Los mineros tienen más razón que un santo, su reivindicación es justa y no hay nada que decir, bueno sí, hay que decir una cosa, una cosa importante, muy importante: que ahora ya no es posible reivindicar solamente lo de unos, ahora toca reivindicar lo de otros, lo de todos. ¿Dónde están ahora los mineros? Escondidos negociando “lo suyo”. Pues no, ahora es necesario entender que toca salvar lo de todos. Lo de todos es nuestro, lo nuestro es lo de todos.

Anónimo dijo...

Gracias por el comentario anterior porque da en el blanco.

Anónimo dijo...

La verdad es la que libera, no el esfuerzo por ser libre. Eso que es nuestro y es de todos (esa es la nueva mente que se está gestando), creará una nueva sociedad, una nueva comunidad de personas, que aunque vivan en el mundo, no serán del mundo.

Anónimo dijo...

No tengo miedo, confío en la vida. Sea lo que sea eso que nos va a tocar vivir, no ejerceré violencia, ni contra mí mismo ni contra los demás. No robaré, no mentiré, no mataré. Nadie podrá llevarse esa pureza.

Anónimo dijo...

SIN VIOLENCIA, NO HAY TELE.

Víctor -A. Amela

Abominamos de la violencia. Odiamos la violencia. La violencia es políticamente incorrecta. La violencia está aparentemente proscrita de la vida política, de la vida civil, de la vida deportiva (ejem: dictámen Mourinho-Tito Vilanova), de la vida televisiva. Es sólo apariencia, pues sin violencia no hay tele.

¿No es acaso la violencia el argumento de los informativos televisivos? Los informativos tienen sentido sólo como crónicas de la violencia. De la violencia estilizada o de la cruda violencia. De la violencia humana o de la violencia natural. Violencia natural: ciclones, terremotos, maremotos, granizadas, tempestades, huracanes, inundaciones, incendios. En el caso de los incendios, la violencia es casi siempre humana, pero la naturaleza no sabe esquivarla. Y luego está la violencia estrictamente humana: guerras, atentados, ataques, agresiones, asaltos, enfrentamientos, choques, pugnas, pulsos. Hay violencia patente y hay violencia latente. Los informativos siguen el rastro de la violencia patente: muertos en Siria, rostros quemados de mujeres por maridos celosos en España, guerras exóticas y muy cruentas, bous ahogándose en las aguas de un puerto tarraconense, accidentes de coches en carretera, accidentes de coches y motos en pistas de competición, cogidas de toros, ciclistas quebrados, agresiones terroríficas en canchas deportivas... Y ataques también en platós de televisión, como el de un tertuliano que desenfunda una pistola durante un debate televisivo en un plató de la televisión jordana.

De la violencia latente ya no hablo, pues es la urdimbre misma de la vida televisada: la televisión se sustenta en el hecho de que algo violento está a punto de suceder, alguna desgracia inminente vendrá a sacudirnos. La inminencia de la violencia y la desgracia justifica la existencia de la televisión.

Anónimo dijo...

Un poco influenciada por los pensamientos de la nueva era, pensaba que los líderes ya no existían, pero veo que sí, y me alegra, me alegran en su humildad y en su integridad.

Anónimo dijo...

Al iros a dormir esta noche, sentaos un rato en la cama, cerrad los ojos y elevaros por encima de vuestro dormitorio, por encima de vuestra casa, por encima también de vuestra ciudad o de vuestro pueblo. Ahí arriba, junto al aire puro y las nubes no contaminadas, veréis que esto de aquí abajo pierde su tensión hasta el punto de convertirse en nada. Y es que es nada.

Anónimo dijo...

¡Lleva las manos al sol...!

Anónimo dijo...

La frecuencia vibratoria que ahora está tomando el Planeta hace imposible que se sigan manteniendo las situaciones de sometimiento del pasado.

Anónimo dijo...

Ayer me he caído en un video de esta chica con la cual me hé encotrado por unos días mientras estuvimos dando talleres en un festival en Francia.
Y de repente vuelvo a este blog, después de muchos días sin leerlo, y encuentro el video sobre los mineros. Concidencias...?
No sé si este video de la cantaora es marketing u otra cosa pero conoscí un poco a esta chica y en estos días la hé visto siempre tratar a los démas con mucha dulzura y sonrisa y este video me ha conmovido, sobre todo las caras de los mineros mientras escuchan el cante...
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/07/19/actualidad/1342727803_371605.html

Anónimo dijo...

Es la hora de la fe...

Anónimo dijo...

Tanto han querido gobernarnos que nos han dejado sin gobierno.

Anónimo dijo...

En el actual momento económico, nos hartan de noticias pero ninguna es verdadera.

Anónimo dijo...

El camino es claramente de esperanza.

Anónimo dijo...

Nos quieren comer vivos pero de ninguna manera nos vamos a dejar.