Tranquilidad y Confianza



Cae el miedo sobre nosotros, nos lo arrojan como si fuesen bombas. Es peso pesado. Nos lo lanzan con descaro. ¿Es que nos quieren llenos de pánico? Puede ser. ¡Quién lo sabe! Voy a intentar hacer ahora un ejercicio que consiste en pararse a mirar con otros ojos la actual situación que estamos atravesando, sobre todo para no caer en el pesimismo y en el desaliento. Sigo viendo a mucha gente con la moral por los suelos.

Si nos atenemos a lo que está sucediendo en relación a la materia y en especial a esa cosa llamada dinero, el panorama tiene una carga negativa tan tremenda que inmediatamente nos puede llevar a un fuerte pesimismo e incluso a la desesperación. Es cierto que a cada hora nos meten un susto, no nos dejan en paz ni un solo momento, suben el IVA pero al día siguiente dicen que el IVA de la plastilina que parecía que no iba a subir finalmente sí lo va a hacer (el de la plastilina, señores, con la importancia que tiene la plastilina), y al día siguiente dicen otra cosa y al siguiente otra y así hasta nunca acabar. De esta forma no paran de tirarnos bombas, bombas de miedo combinadas con la pólvora del amedrantamiento. Lo que estamos ahora viviendo es un auténtico estado de sitio informativo. Pero no podemos quedarnos ahí.

Por lo que ahora voy a decir podría parecer que uno pretende escapar de la realidad, no se trata de escapar de la realidad sino de intentar entenderla con más amplitud y profundidad. Por encima de lo que está pasando, otras cosas suceden, por eso ahora más que nunca es bueno saber ver los extraordinarios fenómenos milagrosos que se están produciendo. Sí, fenómenos milagrosos, milagros perfectos y redondos están sucediendo a muchos y en muchos lugares diferentes; porque a la vez que cae con estrépito todo el sistema económico, hay seres humanos que están teniendo no ya la experiencia del despertar de la conciencia, sino experiencias completas de iluminación. La luz llega en medio del barrizal y de las tormentas. Llega la luz a raudales, ahora más que nunca, nos estamos encontrando con ella, nos hacemos uno con ella.

A mí particularmente me pasa una cosa y es que cuando miro a los que manejan el dinero y la política, cuando veo su egoísmo y avaricia, pareciera que en un principio ese egoísmo fuera a corromperlos y a llevarlos a la destrucción, pero en realidad no consigue dañarlos lo más mínimo. ¿Y por qué no los daña? Porque la esencia nunca es afectada por las circunstancias. Y otra cosa importante: el que oprime tiene tanto miedo o más que el que se encuentra oprimido. No lo olvidemos, el carcelero está tan falto de libertad o más que el propio preso. Y un tercer aspecto que conviene recordar: aunque muchas veces nos cueste admitirlo, buenos y malos trabajamos de igual manera para el despertar de la humanidad.  Toca pensar en todo esto y toca pensarlo a fondo. Dicho lo dicho, confianza y tranquilidad. Tranquilidad y confianza. Dos buenos alimentos.





En la foto se pueden ver algunas casas del pueblo en el que vivo, así como las ramas secas de unos árboles. En el centro de la foto, junto a unas suaves y preciosas nubes blancas, y en un tamaño muy pequeño, se puede ver a un buitre; un poco más abajo y a la derecha, junto a una rama, se ve un objeto que no acertamos a identificar, pero que estaba ahí en ese momento. La foto fue tomada el 20 de julio de 2012 a las 21:13.







19 comentarios:

Anónimo dijo...

Para la mente, la realidad es inabarcable.

Anónimo dijo...

Tememos la realidad porque no nos adentramos para conocerla.

Anónimo dijo...

Tanto miedo nos meten que pueden conseguir incluso quitarnos todos los miedos.
Si a uno le dan miedo las tormentas y un día le pilla una tormenta en pleno campo, ese día se le cura el miedo. ¡Menuda tormenta está cayendo ahora!

Anónimo dijo...

¡TODOS CREAMOS NUESTRA PROPIA REALIDAD!
¿Como la eliges es tu responsabilidad?

Anónimo dijo...

¡Este es el mensaje!
El mio propio desde hace años.Me han calificado de estar dormida en un mundo despierto, de ilusa.... pero esa es la fuerza, ahí esta el verdadero poder.
¡CONFIA EN TI, CONFIA EN LA HUMANIDAD, CONFIA EN EL UNIVERSO!

Anónimo dijo...

"El miedo corrompe la inteligencia y es una de las causas de la egolatría".

Jiddu Krishnamurti

Anónimo dijo...

Como en la foto, al lado de los buitres, lo otro, lo que trae la luz.

Anónimo dijo...

Los carceleros tienen cara de pánico, la situación se les ha ido de las manos. Ahora solamente les queda una cosa: rendirse.

Anónimo dijo...

Gracias por todo lo que en este blog se nos va recordando.

Anónimo dijo...

"El hombre que tiene miedo busca refugio en los montes, en los bosques sagrados o en los templos. Sin embargo tales refugios no sirven, pues allí donde vaya, sus pasiones y sus sufrimientos lo acompañarán".

Buda

Anónimo dijo...

Lo que se comprende ya no nos da miedo.

Anónimo dijo...

"Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen.

Eduardo Galeano

Anónimo dijo...

Nada nos daña nunca.

Anónimo dijo...

Vivir sin reaccionar ante las cosas, solamente proyectando amor.

Anónimo dijo...

El miedo es simplemente un estado, una sensación hacia algo, pero ese algo no es diferente dependiendo de tener miedo o no, es lo que es y punto. Somos nosotros quienes lo transformamos, lo convertimos en diferentes cosas dependiendo de como lo afrontemos, de que puede suponer para nosotros una determinada situación. Por tanto el miedo es bueno hasta el momento en que comprendemos que algo, por alguna razón, puede resultar un peligro o amenaza para nosotros; a partir de ahí, pasemos del miedo a la precaución y habremos encontrado su parte útil.

Anónimo dijo...

“Cuando el miedo abre un espacio tenebroso, es difícil apreciar que esta oscuridad puede ser un vacío fértil. El vacío fértil es la metáfora existencial para la renuncia a los apoyos conocidos del presente y la confianza en que el impulso de la vida produzca nuevas oportunidades y perspectivas.“
Erving Polster.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Fx0NGhXKnAo

Anónimo dijo...

El miedo busca seguridades. El Amor se abandona a la intemperie de la confianza.

Anónimo dijo...

Ante las dificultades del mundo, no olvidemos ese aspecto indefinible del reino del Amor: la Providencia.