Un salvavidas para el cáncer




Una bonita conferencia de Enric Corbera, padre de la Biodescodificación, esta vez hilando la charla con “Un Curso de Milagros”. Creo que esta charla puede suponer un salvavidas para todo aquel que esté viviendo la experiencia del cáncer. El vídeo dura casi dos horas pero viene muy bien sentarse a verlo. Viene muy bien. Se abren nuevas puertas. 

Creo que se trata de una praxis de la psicología tratada con honestidad y valentía. ¿Que tiene riesgos? ¿Y qué cosa de las que hacemos no los tiene?

Esta es la primera parte de seis:


http://www.youtube.com/watch?v=RyO5XuUlkX8&feature=player_embedded


Algunas frases que aparecen en este vídeo



“Tenemos la idea de que en el cáncer son las células las que se han vuelto locas, y esto no es correcto, los que nos hemos vuelto locos somos nosotros”. 



“Cada vez que tienes miedo es porque has tomado una decisión equivocada”. 

“Somos víctimas de nuestra propia realidad, la que nosotros mismos hemos creado”. 

“Si busco que el otro cambie, entonces enfermo; si por el contrario cambio yo, directamente me sano”. 

“Los errores no los cometen los demás, los errores los cometemos nosotros mismos”. 

“Creemos que necesitamos tiempo para curarnos porque tenemos la idea de que el tiempo existe realmente”. 

“Nadie puede estar enfermo si lleva una vida coherente. Si alguna vez enfermas, lo que tienes que hacer es volverte coherente e inmediatamente te curas”. 

“Ninguna terapia te cura, solamente te curas tú a ti mismo”. 

“El que se perdona, se cura”. 






En la foto, cielo del atardecer del pasado 1 de septiembre.






14 comentarios:

Anónimo dijo...

"Puedes hacer mucho en favor de tu propia curación y la de los demás si en situaciones que se requiere tu ayuda piensas de esta manera:
Estoy aquí únicamente para ser útil.
Estoy aquí en representación de Aquel que me envió.
No tengo que preocuparme por lo que debo decir, ni por lo que debo hacer, pues aquel que me envió me guiará.
Me siento satisfecho de estar dónde quiera que desee, porque sé que Él estará allí conmigo.
Sanaré a medida que le permita enseñarme a sanar".


http://www.un-curso-en-milagros.org/publicaciones/pdf/UCDM_Texto.pdf

Anónimo dijo...

Dice Enric Corbera:

“Solamente tienes que hacer esto: declara quién eres y reclama tu herencia”.

Creo que lo que quiere decir es: comprende profundamente cual es tu esencia y dile a la vida que te proporcione de todo aquello que necesitas para llevar adelante tu tarea. Lo que muchas veces la vida te proporciona no es poder ni riquezas, sino herramientas sencillas, muy sencillas.

Anónimo dijo...

“Cada uno de nosotros es Dios, esto deberíamos de saberlo, pero tenemos un pequeño problema: tenemos el interruptor apagado”.

Anónimo dijo...

“Nunca espero nada, solamente me sorprendo de los cambios”.

Anónimo dijo...

Quien nos lo pone todo negro, en realidad nos está ayudando, y mucho.

Anónimo dijo...

"Nuestro ADN está hecho de la sustancia del Universo".

Anónimo dijo...

"Todo está sujeto por la matriz divina".

Anónimo dijo...

Las imágenes que nuestro cuerpo plasma en las pruebas diagnósticas no son evidencia de un pronóstico nefasto.
Nosotros y en nosotros, podemos hacer transformaciones que dejarían a la ciencia en actitud incrédula ante la evolución de ciertos procesos de alteración de la salud.

Anónimo dijo...

La enfermedad es reversible, el cuerpo no tiene ninguna iniciativa, hace lo que le pedimos que haga. Lo que ocurre es que nuestra petición es inconsciente.

¿Dónde se halla el inconsciente?, ¿cuál es su peso?, ¿cuál es su forma? Sabemos que existe por diferencias: humor, emociones, sensaciones corporales, etc.
Lo que sí sabemos es que el inconsciente siempre busca manifestarse, sea en forma de sueños, sea a través de un síntoma físico o una emoción.
Debemos aprender a pensar biológicamente y dejar al margen el súper-ego, el que controla, el que da explicaciones a todo y justifica constantemente todo lo que hacemos o lo que nos hacen. Este es el gran trabajo que todos tenemos que hacer si queremos llegar al inconsciente y expresar la emoción oculta. Debemos aprender a tratar las emociones antes que las enfermedades.

Anónimo dijo...

No vivimos lo que realmente somos. Por eso enfermamos.

Anónimo dijo...

Cada uno de nosotros es Dios.

Anónimo dijo...

De la misma manera que al limpiar un cauce fanganoso comienza a correr el agua limpia y se convierte en un cauce de vida donde lo cercano florece, así ocurre con nuestro cuerpo cuando al reconocer los tóxicos emocionales que lo ahogan, vamos transformándolos. También a nivel mental hay tóxicos y somníferos, son las creencias y convicciones que aprisionan la conciencia y que la duermen.
La enfermedad nos sitúa en un estado de vulnerabilidad tal, que nos incita a buscar más allá de la mente y de la razón común, que son buscadores ciegos; es desde esa situación de fragilidad física, desde ese querer respirar, que va llegando el ver, el comprender y transformar. En realidad es ahí que se nos caen las escamas de los ojos.
Ocurre entonces, que comenzamos a vivir, y esa vida vamos dando a nuestro cuerpo.

Anónimo dijo...

Si la idea del tiempo nos persigue, entonces tenemos la sensación de tener que salir a un punto para llegar a otro, pero si la idea del tiempo desaparece, desaparecen también las metas; sin metas la mente se dedica solamente a observar, y es en la observación donde surge Todo.

Anónimo dijo...

En el filo de la navaja todo lo que se dice, pero muy interesante.