Siempre que pierdes





Siempre que pierdes una cosa, encuentras otra.







18 comentarios:

Anónimo dijo...

A veces cuando se pierde, se gana.

Anónimo dijo...

La vida nos da siempre más de lo que nos quita.

Anónimo dijo...

Ganar algo a través de un proceso sucio, es una pérdida.

Anónimo dijo...

Nunca se pierde aquello que hacemos bien y para el bien.

Anónimo dijo...

"Debes perder una mosca para pescar una trucha".

(George Herbert)

Anónimo dijo...

Ni perder ni encontrar, simplemente saber empezar de nuevo, eso es lo que se nos pide en todo momento.

Anónimo dijo...

“Acordarse de que vas a morir es la mejor manera de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder”.

Steve Jobs

Anónimo dijo...

Tanto llevar la atención a la pérdida como a la ganancia que puedo conseguir es vivir en el ego. Lo que se pierde es lo que se cree poseer. Lo que se encuentra es el abandono a la vida. Todo y nada.

Anónimo dijo...

Aún siendo un juego del ego, es bueno que ese ego vea que pierde una cosa y que gana otra, que gana esa cosa y pierde la siguiente, porque analizadas a fondo esas ganancias y esas pérdidas dan como resultado que NO TENEMOS NADA. Nada es nuestro. Nada ni nadie nos pertenece.

Anónimo dijo...

El rayo de luz de la foto como que separara lo que perdemos de lo que encontramos. ¿Separarlo? No, separarlo no, unirlo sí acaso.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=suK5pWzc4HY&feature=player_embedded

Anónimo dijo...

Cada uno da lo que recibe, y luego recibe lo que da.

Anónimo dijo...

"GratiS lo recibisteIs. Dadlo gratis" (Jesús)

Anónimo dijo...

Tener fe y entender el Orden Cósmico nos llevaría a perder con levedad y a hacer vacío para recibir. Entonces no nos sorprenderíamos de ese juego y de esa magia.

Anónimo dijo...

Haz de luz. 'Hágase la luz'.En la vida y en la muerte hay luz. Luz de Luz.

Anónimo dijo...

Cuando parece que no recibes, también recibes. Buscas en tu interior, ahí ves lo que tienes y no sabías. Ahí penetra el haz de luz.

Anónimo dijo...

Siempre encontramos, nunca perdemos.

Anónimo dijo...

Esa luz que vemos cuando llega el momento y que es tam maravillosa, sin haberlo sabido, te ha cambiado la vida, para pasar a una vida intensa, más espiritual, con ánimo de hacer el bien a todos los que te rodean.