La impaciencia





Cada vez me llama más la atención la tremenda impaciencia con la que vivimos. Esta tarde he escuchado a un grupo de periodistas conversar sobre la primavera árabe de hace dos años. Hablaban ya de ‘rotundo fracaso’. Pienso para mis adentros: pero si es que no dais tiempo a que las cosas tomen cuerpo, si es que si no hay un mínimo de sosiego para percibir el discurrir de las cosas. Dejad tiempo, por favor, dejadlo, dejad que las cosas tomen aliento, que se asienten; es como querer hacer vino sin que las uvas pasen por el lagar. 

Cuando hace años me enteré de que para hacer el retablo del altar mayor de mi pueblo habían tardado cincuenta años, entonces comprendí lo que es domar la impaciencia. Lo mismo que cuando en el pasado construían catedrales, la mayor parte de los que daban comienzo una catedral no iban a poder verla acabada, pero eso no importaba lo más mínimo, se ponían a hacerla con fe y con una extraordinaria generosidad. 

La vida nos marca a sangre y a fuego con estos ciclos tan dilatados. Lo hace para que comprendamos. Comprender es disolver la ansiedad que nos precipita. En realidad comprender en profundidad es vivir sin promesas de ninguna clase. La única promesa posible es el amor. 

Vivir con impaciencia en el fondo es vivir sin esperanza. Para este tiempo que estamos atravesando creo que es muy necesario mantener la esperanza y eliminar gran parte de esa impaciencia. "¿Qué opinas de la activación del portal para el día…?". Ha preguntado hace unos días unas persona. "¿Crees que efectivamente habrá un cambio dimensional para tal fecha?". Lo que pienso de verdad es que Dios no usa calendario, es nuestra mente la que pone fechas. Esperar no es malo. En el fondo todas estas expectativas electrizantes de los días y de los meses que están por venir son el humo que producen todas estas fogatas. Una fogata no es una hoguera. Prefiero las hogueras.

Últimamente fijo mucho la mirada en las personas a las que veo al margen de todo esto, por lo general suelen ser personas tranquilas, casi nunca andan fuera de su sitio debido a actividades profesionales o a compromisos con la sociedad, estas personas se toman el suficiente tiempo para mirar, para escuchar, para sonreír y para estar cerca de la Naturaleza. 





Prosigue el otoño. Llega el olor de la tierra fresca. Tengo a mi lado un montón de membrillos que dejan la casa perfumada y manzanas que ocupan toda una mesa. Miro en el ordenador la foto de las copas de unos chopos contra el cielo azul de la tarde, una foto que hice hace unos días. La vida es un tesoro que no se puede abrir si tenemos prisa. Si hay mucha prisa, es mejor no comenzar a tirar del lazo.






20 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Q6Oi2TPjosw

Anónimo dijo...

"La prisa a menudo causa el retraso. Cuando tengas sed espera pacientemente,cuanto más profunda sea la espera, antes llega. Has plantado la semilla, ahora siéntate a la sombra y observa lo que ocurre.La semilla se abrirá y florecerá, pero no puedes acelerar el proceso. ¿No es preciso acaso un tiempo para todo? Debes trabajar, pero deja el resultado a Dios. Nada en la vida se desperdicia,especialmente los pasos hacia la Verdad. Pero a veces surge la impaciencia. La impaciencia llega con la sed pero es un obstáculo. Aguanta la sed y desecha la impaciencia. No confundas la impaciencia con la sed. Con sed hay anhelo, pero con la añoranza hay espera pero no exigencia, mientras que con impaciencia hay exigencia pero no espera. Con sed hay lágrimas de silencio,con impaciencia hay una lucha inagotable. La verdad no puede ser tomada al asalto,se logra a través de la rendición, no a través de la lucha. Se conquista con la rendición total".

(Osho)

Anónimo dijo...

¡Es tan necesario saber esperar...!

Anónimo dijo...

"Sosiego para percibir el discurrir de las cosas".

Anónimo dijo...

"¿Por qué aguardas con impaciencia las cosas? Si son inútiles para tu vida, inútil es también aguardarlas. Si son necesarias, ellas vendrán y vendrán a tiempo".

(Amado Nervo)

Anónimo dijo...

"Mis penas eran egoísmos... Mis alegrías, vanidades... Mis ilusiones, Tú las desvaneciste al soplo de tu amor".

Hermano Rafael

Anónimo dijo...

La madera para edificar no es necesario tomarla de los bosques que talamos, está en nuestro interior, en el bosque del corazón donde reina la paz.

Anónimo dijo...

El rumor del exterior nos hace estar intranquilos, el rumor de dentro es garantía de serenidad.

Anónimo dijo...

"Sólo los necios se precipitan".

(David Lean)

Anónimo dijo...

masdeciencaballos comprenden sin promesas de ninguna clase... Porque aún existen hombres que les susurran al oído.

http://www.youtube.com/watch?v=NrIL-0AtDY4&feature=related

Anónimo dijo...

¿Qué estás esperando que llegue a tu vida? Vive todo con paz verdadera y estarás ya viviendo en el paraíso.

Anónimo dijo...

La espera no es mera pasividad, es acto. La espera es don: ofrecimiento:
acogida incondicional.
La puerta abierta y el fuego encendido.
Ámbito de germen.
El Amor es paciente.

Anónimo dijo...

¡Cuánta paz y quietud en los árboles sin hojas!

Anónimo dijo...

Si querés vivir una vida verdadera podés dejar también las páginas web y los vídeos youtube. ¡Y vive!

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=5Z95YWqvfUM

Anónimo dijo...

"Anda tranquilo,
sin preocuparte,
Dios va contigo
a todas partes".

F. Cabral.

Anónimo dijo...

A mí tampoco me gustan las fogatas, producen un humo extraño y despistan mucho; lo que dicen del 21 de diciembre es un fogata, tiene toda la pinta.

Anónimo dijo...

Si pensamos que algo es de un día para otro, es que no entendemos el fluir del universo.

mar dijo...

ES que no deberiamos pensar porque creamos la dualidad (ya se que es muy dificil). Nuetra mente deberia fluir como un rio y guiarse por la intuiciones y sobretodo no existe el pasado ni el futuro solo el aqui y el ahora ,si nos centramos en el presente puedo asegurar que las prisas desaparecen.

Anónimo dijo...

"Los sabios hablan porque tienen algo que decir. Los tontos hablan porque tienen que decir algo".

Platón