Los que buscan la verdad y la proclaman




Cuando todos los años llegamos a finales del mes de noviembre, siempre me acuerdo del asesinato de Kennedy. Tenía yo cuatro años cuando aquello sucedió y lo recuerdo todo muy bien, demasiado bien; me acuerdo especialmente de mi abuelo leyendo con preocupación los periódicos de aquellos días; en esos periódicos a mí me gustaba mirar los titulares y sobre todo las fotos, grandes fotos que se quedaron alojadas en la memoria y que seguramente han sido la semilla para ir investigando año tras año en esa muerte. Está claro que aquel no fue un asesinato cualquiera. 

Para esos amigos descreídos, que por cierto tengo unos cuantos, esos que piensan que no hay conspiraciones, escuchad lo que en 1967 decía el fiscal Jim Garrison sobre el asesinato de John Fitzgerald Kennedy. Este fiscal demuestra una gran valentía al señalar a los poderes en la sombra que acabaron con la vida del presidente. Supongo que algunos sabréis que ese discurso delante de las cámaras de Jim Garrison inspiró a Oliver Stone para hacer su película “JFK”. 







A todos los que buscan la verdad y la proclaman.







20 comentarios:

Anónimo dijo...

Tras el asesinato de Kenedy ningún presidente de USA ha vuelto a ser un presidente.
Esta manipulación de información ha fomentado otras, todas nos las introducen como cuentos que quieren que creamos.

Anónimo dijo...

"Kennedy tuvo una desprotección absoluta en su trayecto por las calles de Dallas. La mañana del 22 de noviembre la comitiva presidencial había realizado un breve vuelo desde Fort Worth hasta Love Field, Dallas, y, tras aterrizar, había iniciado un desfile por la ciudad. De acuerdo con las reglas elementales de seguridad, todas las ventanas situadas en edificios desde los que se pudiera contemplarse el desfile debían haber sido cerradas y situados vigilantes en ellas para asegurarse de que continuarían así. Los vigilantes debían contar con radios y en caso de estar apostados en tejados también tenían que disponer de armas para el caso de que tuvieran que sofocar violentamente un atentado. Todas las bocas de alcantarillado tenían que estar también supervisadas para evitar que pudieran ser utilizadas por un magnicida. Además, cualquier persona que llevara paraguas, abrigos en el brazo o cualquier objeto donde se pudiera ocultar un arma debía ser registrada. Nada de esto fue llevado a cabo en Dallas por un servicio de seguridad que tenía décadas de experiencia en la protección de presidentes. Pero por si eso fuera poco, la ruta escogida por Forest Sorrels, del servicio secreto, en contra del criterio de la policía de Dallas, constituía un ejemplo de violación flagrante de las normas más elementales de seguridad".

Anónimo dijo...

"El mundo es gobernado por personajes muy distintos de los que se piensan».

Benjamín Disraeli, que fue primer ministro del Reino Unido.

Anónimo dijo...

Para comprender en profundidad el asesinato de Kennedy recomiendo el libro de Daniel Estulin "La verdadera historia del Club Bilderberd". Aquí se puede encontrar electrónico y gratuito:

http://www.cronicon.net/paginas/Documentos/paq2/No.2.pdf

Anónimo dijo...

«Nuestro trabajo es dar a la gente no lo que ellos quieren, sino lo
que nosotros decidimos que deben tener.»

Richard Salant, ex presidente de la cadena CBS News.

Anónimo dijo...

El asesinato de Kennedy sigue perpetuándose porque cuenta con la complicidad (ocultacion) de toda la prensa mundial que no hace nada por desvelar el caso. Si la prensa fuera libre y quisiera, en una semana sabríamos toda la verdad.

Anónimo dijo...

El asesinato de Kennedy supuso, entre otras cosas, la introducción de la televisión como medio masivo de manipulación.

Anónimo dijo...

Este teorema no lo va a descifrar la oscuridad, es a la luz a quien le corresponde, ya lo está llevando a cabo.

Anónimo dijo...

Que cada cual saque sus propias conclusiones:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=EFzOKM9Yg8Y

Anónimo dijo...

La confesión de Howard Hunt, ex agente de la CIA y escritor nortemericano, en su lecho de muerte, confesiones que le hace a su hijo:

http://expedientexfiles.blogspot.com.es/2009/01/la-confesion-de-howard-hunt.html

Anónimo dijo...

Nadie nos dice que la verdad haya que encontrarla, lo que hay es que buscarla.

Anónimo dijo...

Si nos dedicamos en serio, encontraremos la Verdad. Pero se encuentra tan encubierta que tenemos que descubrirla y verla. Descubrirla es ver lo que es falso. En el momento en que sepa lo que es falso, cuando ello se venga abajo, la verdad se hará presente.

Anónimo dijo...

La comisión Warren sirvió para sepultar la verdad, lo mismo que todas las comisiones que se crean para tantos y tantos chanchullos.

Anónimo dijo...

El pequeño John-John con su pantaloncito corto ante el féretro de su padre... Pues son tan terribles esos asesinos que años más tarde lo matan también a él.

Anónimo dijo...

También a Robert Kennedy se lo quitaron de en medio.

Anónimo dijo...

Que no confundamos en desencanto con la verdad. Podemos estar desencantados, pero seguir buscando la verdad y viviendo en ella.

Anónimo dijo...

La mentira necesita muchos trapos para tapar las cosas. La verdad va siempre desnuda, aunque haga mucho frío.

Anónimo dijo...

Conspirators Hierarchy: The Story of the Committee of 300", del doctor John Coleman.

Anónimo dijo...

La mentira siempre deja algún hueco por donde escapa el descontento que invita a seguir buscando.
Otras veces, ese grillo que molesta va haciendo hablar al que sabe.

Anónimo dijo...

Noviembre, mes de las rosas secas.