Viene la verdad. Ya viene.




Leo la noticia con total incredulidad: “Las empresas que perdonen deuda a la Administración, cobrarán antes”. Me froto bien los ojos porque dudo si estaré dormido. Pues no, parece que no estoy dormido y que la noticia es cierta: “Los proveedores de los ayuntamientos que perdonen una parte de su deuda, cobrarán antes”. 

¿Qué juego es este si ni siquiera hay ya reglas del juego? Si alguna vez hubo reglas está claro que ahora han saltado todas por los aires. 

¿Puede en este momento tener autoridad moral un Estado para juzgar (Justicia), para realizar una simple inspección (Hacienda) o para dirigir con dignidad a sus ciudadanos (Legislar)? 

El Estado nos pide ser transparentes a todos pero el propio Estado no lo es, sus cuentas no son transparentes. Las cuentan que nos muestran no son las verdaderas cuentas. Sus cuentas son un cuento.

Leo también que la banca internacional (complot para la extorsión y el chantaje) podría perdonar a Grecia el 70% de su deuda; luego si es capaz de perdonar esas cantidades es que no hay deuda, es una pura invención. ¿O no?

Todo esto para decir que no hay que estar del todo iluminado para saber que estamos al final de este tiempo, este tiempo de engaño, de estafa, de mentira. Viene la Verdad. Ya viene. No puede ser de otra manera. Si quedara algún resquicio para la duda de si llega o no la verdad, resulta que mientras todos los sectores económicos están en retroceso, el de la venta de armas tira para arriba de forma espectacular, lo mismo que la venta de coches de lujo y las operaciones de cirugía estética. Está claro que todo este cuento se está desmantelando. Es imposible ya que las mentes que tienen un poco de orden no lo vean. Se ve a la legua. Estas son las postrimerías. 

Adelante hermanos. Hacia el completo despertar. Adelante. 





En la imagen, una viñeta de Andrés Rábago, El Roto.






Crecer en vertical




Nunca he sido partidario de intentar cambiar las cosas desde dentro. Cuando estás dentro de algo solamente emites la energía de lo que se produce en ese lugar, por más que te parezca que no es así. A menudo veo jóvenes con una extraordinaria preparación que han caído en las garras de las instituciones y a pesar de eso intentan cambiar las cosas desde dentro; no digo que estén equivocados, porque equivocados podemos estar todos, simplemente observo cómo su energía se va desperdiciando y en muchos casos apagando, una energía preciosa que perfectamente podría funcionar mejor en otro lugar. Al intentar cambiar las cosas desde dentro, lo más seguro es que lo de dentro nos acabe engullendo y fagocitando. Quedarse dentro para intentar cambiar las cosas es arriesgarse a crecer en horizontal, no en vertical. Ese mago inclasificable llamado Gurdjieff hablaba del crecimiento en horizontal. Lo horizontal es lo material. Empiezas a crecer en horizontal cuando te vuelves más materialista de la cuenta. Materialista no es solamente estar apegado al dinero, a la ropa o a la comida, materialista significa aceptar vivir dentro de unos barrotes, aunque éstos a veces no se vean. Materialista es el que se deja atrapar por la materia, aunque a veces la materia tenga formas escondidas. Para evitar este crecimiento en horizontal, podemos iniciar el camino para crecer en vertical, eso significa salir de los lugares que nos impiden ser lo que somos; el crecimiento en vertical significa también escalar hacia los cielos, ser merecedores de un alma... ¿Ser merecedores de un alma? ¿Es que no lo somos ya? Gurdjieff decía que es muy raro que una persona cuando nace tenga un alma, según él se nace con el potencial de tener un alma, pero no con el alma misma. Dentro de nosotros está la semilla de esa alma, pero a lo largo de la vida tenemos que buscar la tierra y las condiciones necesarias para que esa semilla pueda germinar y crecer. Cuando nos traspasamos hacia lo vertical, cuando nos anclamos ahí, entonces adquirimos un alma, nos hacemos merecedores de ella, el alma tendría entonces un claro significado: cuando lo horizontal es traspasado por lo vertical, entonces el cielo pesa más que la tierra densa, es la señal de que somos empujados por el espíritu, liberados ya de la materia. Si es nuestro espíritu el que sopla, entonces nuestra energía lucirá como el propio sol. 






En la foto, abertura de una ventana en vertical. Monasterio de Arlanza. Burgos. España.








Los amos del mundo




Un poco de tarea para el fin de semana. Por un lado José Luis, creador de la página Mundo Desconocido, nos regala una conferencia bastante especial. Aunque está grabada hace más de año y medio –ahora todo va a la velocidad del rayo y se podría haber quedado anticuada- , y aunque hay bastantes cosas que seguro ya las habréis oído, sin embargo creo que está muy bien ver esta charla; es de alabar el convencimiento de lo que dice y el absoluto realismo de lo que plantea, incluso es de alabar también su propio tono de voz. Además, no se va sin dar soluciones, soluciones muy claras y sensatas. 

Dura 38 minutos, menos que medio partido de fútbol… 



Por otro lado tenemos el tema de Siria, un asunto muy serio. Está sangrando siria. Siria Sangra . Investigad en este enlace porque posiblemente cambie vuestra versión de lo que está sucediendo allí, algo parecido a la ignominia que tuvo lugar en Libia. La información la coordina Alfredo Embid, un investigador incansable: 


(Tienen la página de Alfredo Embid casi desvinculada, ya sabéis la razón, no quieren que esto se sepa. Una vez que entréis os vais a un enlace color naranja, en pequeñito, con esta referencia: http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr bol419.htm
Se trata del Boletín nº 419 de esa página).





Amada en el Amado




Recuerdo que cuando tenía más o menos veinte años me gustaba admirar las casas que veía. Lo hacía a menudo. Daba largos paseos mientras me iba fijando en todo tipo de viviendas, y sobre todo me fijaba en su aspecto exterior: la fachada, el tejado, las puertas, las ventanas, el jardín... Estuve así muchos años. Miraba sobre todo la parte externa. Me quedaba con el exterior. Me quedaba en el exterior. Hasta que un día, yo creo que en realidad hace poco tiempo de esto, dejé de fijarme en la parte exterior y comencé a fijarme en el interior. Ahora es el interior de las casas el que me llama la atención, el exterior apenas me importa. Siempre que tengo la oportunidad veo las casas por dentro. También hace poco me he dado cuenta de que me ha sucedido lo mismo con las personas, hace años me fijaba mucho en la fachada, en la parte externa de esas personas, la cara, el pelo, la ropa… sin embargo ahora no, ahora es el interior el que me cautiva. Es como si una ventana se hubiera abierto de par en par, es como si un corazón hubiera decidido mirar a otro corazón. Es como si mi nombre lo viera reflejado dentro de la otra persona. Es como si mi silencio fuera el silencio del otro. Es como si lo que yo estoy a punto de decir lo estuviera pensando la persona que tengo cerca. Es como si hubiera yo comprendido que el amor verdadero a una persona no es sólo el amor a esa persona en concreto, sino el amor a un ser eterno que mora dentro de esa persona. Todo este pensamiento se resume para mí en un verso de cinco palabras que está dentro de un bellísimo poema de San Juan de la Cruz titulado “Una noche oscura”. Dice así: "Amada en el Amado transformada”.





En la foto, interior de la Casa Batlló, de Gaudí. Barcelona.







Los que no son como vosotros




Ridiculizar a Juanes. Ridiculizar y desprestigiar a Steve Jobs. Darles caña a quemarropa. ¿Por qué? ¿Quién hace esto? Ahora os lo cuento. 

Juanes, icono musical en el planeta latino, un cantante cuya música suelo escuchar a menudo porque me gusta, además de que me parece también una persona buena. Ha dicho recientemente que ha visto ovnis, los vio el pasado año 2011 en Suiza, un día que estaba con su guitarra en la habitación de un hotel. "Las luces formaban formas que cambiaban, fueron como tres figuras geométricas que iban cambiando cada cinco minutos. ¡Dios mío! Lo vi con mis propios ojos. Son esas cosas que luego te marcan en la vida. Todo lo que uno ha pensado de alguna forma como que se reacomoda, hay que saberlo interpretar. Pienso que somos un universo gigante que está totalmente conectado". 

Al día siguiente de salir la noticia en la prensa yo viajaba en coche, iba escuchando un programa en Radio Nacional de España, pues os puedo asegurar que el despelleje hacia Juanes fue infernal: reírse de él, mofarse…todo eso que ya sabemos. 

Steve Jobs, creador de Apple, hombre visionario y mediático, ha recibido y sigue recibiendo estopa por todos los lados. ¿Por qué? Por muchas razones, pero una muy importante es porque afrontó su enfermedad de forma diferente a como suele hacerlo el resto de la gente, y no lo hizo gastando dinero, dado que él era un hombre adinerado, no, afrontó la enfermedad de forma sencilla y natural. Mirad lo que dice de él un periódico muy prestigioso: “Al final de su vida, Steve Jobs, macrobiótico, budista y poco amante de las duchas, se arrepintió de haber retrasado su cirugía y de haber perdido tiempo, tal vez crucial, con la medicina alternativa y las dietas”. En otro momento dicen: “Desde que era adolescente seguía regímenes de alimentos muy estrictos: a ratos sólo fruta, a ratos sólo verduras. Estudió budismo zen durante años y creyó que la mezcla de espiritualidad y alimentos sanos serviría como antídoto incluso para el cáncer”. 

Guardianes de la oscuridad: a uno que dice que ha visto ovnis no lo teméis porque vaya a formar un grupo que se dedique a adorar a los alienígenas, lo teméis porque a partir de ese momento es uno que está abiertamente dispuesto a aceptar la trascendencia, venga de donde venga. Y a uno que afronta la enfermedad de forma diferente, no lo teméis tan sólo porque ya no va a dejarse engañar por las mentiras de la industria, lo teméis sencillamente porque es uno que está intentando tomar el camino del crecimiento interior y de la libertad individual. El mensaje que transmitís al ridiculizarlos es que nadie debe seguir sus propios impulsos, que nadie debe cambiar su vida obedeciendo a factores desconocidos, y los seguís ridiculizando porque pensáis que nadie se puede convertir en dueño de su propia vida y vivir al margen de los dogmas y de las ideas establecidas. 

A mí siempre me han cautivado los que intentan algo diferente. 

Son distintos los que intentan algo distinto. 




En la imagen, Juanes, el que canta también este tema lleno de valor, valores y conciencia: “Fíjate bien”. 

El universo es el juego de nuestra conciencia




Se llama Daniel Odier. Nació y vive en Ginebra, Suiza. Tiene 66 años. Está casado. Estudió Bellas Artes en Roma y fue discípulo de grandes maestros de chan y tantra en Tíbet, China y Japón. Se considera un anarquista cósmico. Dice que la vía tántrica que practica no tiene creencias, consiste en vivir directamente. 

-Usted es discípulo de una yoguini. 
Sí, de Lalita Devi, de los Himalayas, recibí la transmisión del tantra shivaísta cachemir que sólo se da de maestro a discípulo. 
-En el tantra se dice que la mujer encarna la potencia. 
-Y el hombre la capacidad de maravillarse. Los cachemires siempre han considerado que las capacidades de las yoguini son más profundas y directas que las de los hombres. 
-¿Y qué le enseñó? 
-Que somos lo que buscamos; que el universo es el juego de nuestra conciencia. Que no hay ni deshonra, ni purificación, ni divinidad fuera de uno mismo, ni práctica, ni ritual, ni nada que tengamos que alcanzar. Aceptando no ser nada ganamos el mundo. 
-¿Entonces? 
-Devi decía que un solo instante de presencia total valía la lectura de todos los tratados, todos los poetas, todos los filósofos. 
-¿Y cuál es la puerta a la presencia? 
-No hay más ritual que respirar, caminar, mirar la tierra, los árboles, los objetos que nos rodean. Tocar la vida, la realidad, profundamente. No hay nada más que buscar. 
-Me deja paralizada. 
-Cada mañana, al despertar, aún acostado, pongo mi atención sobre la respiración abdominal. Relajo el vientre, como hacen los bebés y los animales. Cuando exhalo, sé que exhalo. Cuando inhalo, sé que inhalo. Salgo a la calle y durante los desplazamientos doy algunos pasos sintiendo la respiración. Durante el día, de vez en cuando, vuelvo a la conciencia de la respiración, relajo profundamente los músculos abdominales. Diez, veinte veces por día. 
-Microprácticas del yoga tántrico. 
-Sí, pero sin olvidar que lo fundamental es experimentar placer con esa presencia, así volvemos a ella una y otra vez, y entonces deja de ser una práctica y se convierte en una forma de gozar plenamente la vida. 
-El gozo, ¿eso persiguen los tántricos? 
-Si la respiración consciente sustituye a la respiración automática cambiará tu forma de comprender el mundo, tendrás la sensación profunda de tener los pies sobre la tierra, y los temores se esfumarán. 
-Hay que tocar el mundo. 
-La piel es nuestro órgano más sensible, el que más nos nutre. Una simple caricia desencadena todo nuestro sistema sensorial. Quien no toca y no es tocado se marchita. Para los maestros cachemires una persona recupera su unidad cuando lo tocan profundamente, sin querer nada, cuando el contacto deja de ser una estrategia sexual. 
-Con presencia y veneración. 
-Me levanto, noto el contacto de mis pies sobre el suelo. Preparo el desayuno, toco la taza, humea, el pan tibio, el cuchillo frío. Me ducho, el agua caliente cae sobre mi piel... 
-Sí, qué gustito. 
-Esta vida de estremecimientos continuos es la del yoga de la atención y la conciencia. Se trata de emerger del automatismo que no me aporta satisfacción alguna. 
-Sentir la realidad de tu vida. 
-Sí, tal como es. Aprender a gozar de los placeres simples nos libra poco a poco de la búsqueda de esos placeres intensos que perseguimos porque nos despiertan del sopor sensorial. Piense que esa agua que está bebiendo le desea, sienta cómo le penetra. 
-Interesante visión del deseo. 
-Para los tántricos el deseo es la vida misma. Uno de sus textos más antiguos dice: "El deseo existe en ti como en todo. Advierte que se encuentra también en los objetos y en todo aquello que la mente pueda percibir". 
-¿Debo sentir que todo me desea? 
-Sí, el agua que bebes, la nieve, la lluvia, el sol... No tocamos de la misma forma una taza de café que nos desea, ni miramos igual una flor que nos desea. Establecemos una relación extremadamente sutil con los objetos y dejamos de ser unos depredadores que quieren apropiarse de todo lo que desean. 
-Es un buen vínculo con la vida. 
-La presencia, la atención desnuda, es suficiente para acabar con lo que obstaculiza la fluidez de la vida. Si dejas, como una yoguini, que todos tus sentidos se estremezcan con cada sensación, la satisfacción será continua y profunda y te llevará a la alegría. 
-¿Si? 
-Basta tomar conciencia unos segundos. Cuando te despiertes entra en tu cuerpo (observa los latidos del corazón, las tensiones, la puesta en marcha de la mente). Luego, conscientemente, abandona la atención y vuelve a conectar el automático. Más tarde, al caminar con los pies descalzos, estate presente en cinco o seis pasos, luego retira la atención. Al salir de casa, durante unos segundos, presta atención al cielo y, tras una pausa, a los movimientos de tu cuerpo. 
-Lo intentaré. 
-Hazlo 50 o 60 veces por día durante quince segundos. No aumentes la duración de las prácticas, sino su cantidad. Todas las veces que logras captar la vida en su inmediatez, tu respiración se relaja en armonía. Si puedes obtener el placer que da la presencia, tu alegría ya no dependerá de circunstancias esperadas, sino de la simple realidad... 
-Dicen que el tantra guarda un secreto. 
-Tu entorno será tocado mucho más profundamente por tu presencia que por tu discurso. Si perseveras en esta práctica, descubrirás que ya no hay práctica, simplemente placer, ese es el secreto tántrico.





Una entrevista de Ima Sanchís, La Vanguardia.




En la foto, Daniel Odier.





Uno que va de víctima




En estos últimos días he recibido bastantes correos sobre Garzón, en varios de ellos me pedían que firmara contra la reciente condena que le han impuesto. Esos correos hablaban de ‘injusticia’ contra Garzón. ¿Injusticia? Amigos, investigad un poco, investigad con libertad y sin prejuicios hasta ver a dónde llegáis. Primero, si queréis, leed esto: 

“Hace unos años, el banquero Emilio Botín, jefe del Santander, se libró de ir a la cárcel in extremis, gracias a que un juez modificó la ley para que el litigio de las “cesiones de crédito de Banesto”, entablado por el también banquero Rafael Pérez Escolar que llevaba la acusación particular, y que terminó cuando éste murió. A esa jurisprudencia se le llama “Doctrina Botín”. El juez que no instruyó la causa contra Botín se llama Baltasar Garzón y, acto seguido, se marchó a Nueva York organizando unos cursos bajo el patrocionio del ¡Banco de Santander! Las cifras de esa subvención bailan entre 300.000 y 600.000 dólares (entre 50 y 100 millones de pesetas). Nada más volver de esa estancia en Nueva York (aprendiendo según él a luchar contra el terrorismo internacional), Garzón inicia la causa sobre la Memoria Histórica, en la que pretende esclarecer crímenes habidos durante la guerra civil y el franquismo. Con ser ésta una cuestión que, inmediatamente puede desentablar las cenizas del enfrentamiento entre hermanos, lo que lleva a Garzón realmente a la picota es que el juez instruye los casos de asesinatos de rojos por parte de fachas… ¡Mientras que se inhibe en los casos en los que los asesinatos los cometieron rojos sobre fachas! Es decir, que incumple la labor número uno de todo Juez: impartir justicia con ecuanimidad. O sea, sin importar su ideología. Ahí es cuando el Tribunal Supremo va contra Garzón”. 

Hay muchas posibilidades de que Garzón haya cometido estas últimas ‘irregularidades’ de forma intencionada para no ser llevado ante los tribunales por el caso que claramente lo iba a mostrar tal como es; digamos que se ha visto 'obligado' a dilatar el tiempo jugando al despiste con otros casos y esperando a que prescribiera un asunto de tanta importancia, como de hecho así ha sido; de otra forma habría quedado claro que es uno que está al servicio de los corruptos. 

En el caso Gürtel, Garzón ha sido condenado porque ha cometido una irregularidad elemental: no se puede dar la orden para realizar escuchas improcedentes. Nadie dice que no hayan de seguir investigando los jueces a toda esa trama mafiosa de Gürtel, pero ya vale de que nos sigan vendiendo a Garzón como una víctima.  

Sobre el tema de la memoria histórica, para mí es algo bastante evidente: no solamente puedes levantar fosas de un color, tienes que levantar fosas de los dos colores, porque la misión de un juez es impartir justicia de forma equitativa y no crear el enfrentamiento entre hermanos, que por cierto es lo que ha conseguido. Posiblemente Garzón estuviera encargado de promover el enfrentamiento entre personas nacidas en un mismo país, porque, aunque nos parezca increíble, los oscuros son capaces de hacer este tipo de cosas premeditadamente.

Nadie es dueño de la verdad, pero las mentiras se huelen a distancia.







Pestañas postizas





Tuve una conversación hace unos días con una persona que va a participar en un desfile de carnaval, el carnaval que se celebra justo en estos días, y me decía que en su comparsa se van a gastar bastante dinero, pero me llamó especialmente la atención lo que se van a gastar en pestañas postizas: ¡Más de 120 euros! Me salió decir a esa persona: ¡Por Dios, coged ese dinero, salid a la calle y dádselo a los que están pasando hambre, que ahora mismo ya son muchos…! Si en cada comparsa o grupo de carnaval se gastan una media de 120 euros en pestañas postizas, en una población como la española podemos estar hablando de más de 480.000 euros (esa cifra sale de multiplicar 120 euros por 4.000, la mitad de los municipios que hay en España). ¡¡¡Señoras y señores, 80 millones de pesetas en pestañas postizas!!!… ¡Pero de verdad estamos locos! Por ejemplo, solamente en Cádiz el ayuntamiento se va a gastar 80.000 euros en este carnaval; en Telde (Gran Canaria) se gastan 40.000 euros, me refiero que esos son los gastos de los ayuntamientos, luego está el gasto de los particulares que realmente es una pasada. ¿No es para alucinar? Están cerrando algunos hospitales porque no se puede hacer frente al gasto sanitario, pero los carnavales llevan encima este desmadre y estos despropósitos. ¿No os recuerda todo esto a la caída del imperio romano o en general a la caída de todos los imperios? De verdad, no sé qué es lo que tiene que pasar para que despertemos de una vez. Dejemos de apoyar a esta industria del entretenimiento, que no es industria del entretenimiento, porque es una industria del adormecimiento. Dejemos de hacer el tonto. Hoy me sale pediros esto en nombre de todos los que pasan hambre, lo pido en nombre de los pobres del mundo.




Tan pronto como hube dicho esta plegaria




Hace unos días estaba pensando en la manera en la que el ser humano contempla las cosas y cómo eso que llamamos “yo-persona-personalidad” tiene que detenerse para que podamos sentir la fusión con una realidad mayor. De pronto me encontré con este bello texto de Thomas Merton, en él cuenta que una vez realizó una plegaria, parece que en medio de la duda y de la desesperación, y lo que vino después: 

-“Por favor, ayúdame. ¿Qué voy a hacer? No puedo continuar así”. De repente, tan pronto como hube dicho esta plegaria, me sentí consciente del bosque, de los árboles, de las colinas oscuras, del viento húmedo de la noche, y luego, más distintamente que cualquiera de estas realidades obvias, en mi imaginación, empecé a oír la gran campana de Gethsemaní tocando en la noche... La campana parecía decirme cuál era mi sitio como si me llamara a casa. 



Thomas Merton, La montaña de los siete círculos. 



Gethsemaní se refiere en este caso al monasterio trapense de Gethsemaní que se encuentra en Trappist, Kentucky, USA, donde Thomas Merton vivió como monje desde 1941 a 1968, año en el que falleció. 




En la foto, la puesta de sol de ayer divisada junto a un sauce, casi bajo sus ramas, unos finos hilos colgantes bañados por el dorado sol de la tarde.





El corazón sigue siendo primitivo




Ese personaje llamado Osho nos lo vamos encontrando de vez en cuando. Está claro que es un fiel compañero de viaje, pero incómodo compañero porque siempre nos saca las verdades. Ya lo hemos hablado alguna vez, y es que este personaje, que sin duda es un maestro de categoría, es un ser al que solemos abrazar solamente a medias, como que nos da ‘cosa’ abrazarlo del todo. Si a Osho lo abrazas por entero tu mundo se transforma. Dice así un texto de él que hoy ha aparecido: 

“Es muy raro encontrar a un hombre que no sea un marido dominado, realmente es muy raro. De hecho es algo que no sucede, y si alguna vez encontráis a uno, en­tonces se trata de la excepción que confirma la regla, nada más. Hay razones psicológicas para ello. 

El hombre pelea continuamente en el mun­do, de modo que su energía masculina se agota. Cuando llega a casa, quiere volverse femenino. Quiere reposar de su agresión masculina. En la oficina, en la fábrica, en el mercado, en la políti­ca... en todas partes ha estado peleando y pelean­do. En casa no quiere pelear; quiere descansar, porque al día siguiente el mundo volverá a em­pezar. Por ello en el momento en que entra en casa se convierte en femenino. Todo el día la mujer ha sido femenina, sin pelear; no ha habido nadie con quien pelear. Está cansada de ser una mujer... y de la cocina, de todo y de los niños. Quiere disfrutar de un poco de agresividad y pe­lear y reñir, y el pobre marido está disponible. De modo que ella se convierte en el varón y el marido se convierte en la mujer; esa es toda la base para la dominación. 

El corazón sigue siendo primitivo. Y es bueno que las universidades no hayan encontrado todavía un modo de enseñar al corazón y de vol­verlo civilizado. Es la única esperanza que tiene la humanidad para sobrevivir. En realidad es la mujer la úni­ca esperanza que tiene la humanidad para sobre­vivir. Hasta ahora, el hombre ha sido dominante, y ello por una extraña causa, la causa es que en lo más hondo el hombre se siente inferior. Debido a la inferioridad, con el fin de compensarla, co­menzó a dominar a la mujer...” 





En la foto, ruinas del Monasterio de Santa María de la Sierra, en Collado Hermoso (Segovia), muy cerca de donde vivo. Entre las ordenadas piedras, surge salvaje la naturaleza…






Google maps y la escopeta de mi padre




En la casa en la que nací siempre hubo una escopeta, estaba detrás de la puerta de la habitación de mis padres, junto al armario de la ropa. Hay que tener en cuenta que vivíamos en un pueblo, que mi padre era cazador, que nuestra casa estaba hacia la afueras, y que era un lugar que se encontraba prácticamente solo en medio del campo. Tengo que reconocer que a mí aquella escopeta me daba seguridad. Aunque la escopeta estaba presente, nunca vi que se matara a nadie con ella. Hace un rato estaba viendo en el ordenador la ubicación de una calle de una ciudad que voy a visitar pasado mañana, así que entré en google maps, concretamente en la aplicación que llaman ‘Street Viewer’. ¡Qué extraña sensación tengo con ese invento! Por un lado veo que nos espían, que es un espionaje descarado el que nos hacen, y además sin nuestro consentimiento; por otro veo que a través de ese invento, calles y plazas y pueblos y ciudades, parece como si estuvieran ocupados. Sí, una ocupación. No sé si os habéis dado cuenta, pero la altura del bicho ese que hace las fotos es la altura de un tanque. Hay algo muy siniestro en todo eso. ¿Que a cambio nos ofrecen una muy buena herramienta de búsqueda  que además es gratis? Nunca se puede uno fiar de lo que se da gratis. Se sabe que a la vez que iban haciendo las fotos iban también robando claves de ordenador para acceso a la banca electrónica y un largo etcétera, o sea que estamos hablando de una herramienta para el espionaje, un espionaje sencillamente descarado. Ahora mismo alguno de vosotros se estará preguntando: ¿Qué me quiere este hoy contar a mí? ¿Qué tiene que ver la escopeta de su padre con google maps? Sigamos avanzando. Recordaréis que durante bastantes años y cada poco tiempo nos llegaba la noticia de una matanza de doce o catorce personas en algún lugar de Estados Unidos, recordaréis también que acto seguido se demonizaba a todos los americanos que estaban en posesión de armas; el mismo actor Charlton Heston, presidente de la Academia del Rifle, fue bastantes veces desprestigiado, sobre todo al final de su vida. Recuerdo cuando hace ocho o diez años se estrenó la película de Michael Moore “Bowling for Columbine” (Masacre en Columbine), un film en el que se cuenta que en un lugar de Estados Unidos (Columbine) dos adolescentes mataron a tiros a un buen número de compañeros  del instituto en el que estudiaban. Michael Moore hizo esta película-documental sobre el asunto en cuestión, pero lo más curioso es que presentaba un relato cargado de ideología para desprestigiar a los que tienen armas tachándolos de locos y de muchas cosas más. Os diré de entrada que cuando vi el personaje construido en torno a Michael Moore supe que era un preparado de los que gobiernan en la sombra ¿Por qué ridiculizar a los que tienen armas? Muy sencillo: en una supuesta ocupación es más fácil someter a un pueblo que no tiene armas que someter al que sí las tiene. De paso os digo que yo no tengo ningún arma y de momento no tengo intención de tener una. También os diré que la cara de sorpresa de amigos y conocidos cuando saco este tema es mayúscula, un tema que sale bastante últimamente; ponen cara de sorpresa, pero ven que todo esto tiene mucha lógica, y mucho sentido. Sigo avanzando. ¿Qué pasaría si España no pagara su deuda? Puede ser que España o cualquier país extorsionado por las fuerzas oscuras que manejan todo el entramado del dinero -estoy pensando ahora mismo también en Grecia- no pagaran su deuda. Tanto dar la vara con la deuda externa, pero, ¿qué pasa si no se paga? Si se deja de pagar por ejemplo al declararla ilegítima, ¿qué pasaría? Según el economista español Santiago Niño Becerra, España sería ocupada por una potente fuerza extranjera, presumiblemente norteamericana. Pues bien, que nos ocupen. Pero claro, no es lo mismo hacerse con un país sin armas que con un país armado. Si aquí vinieran tanques y soldados, no es lo mismo permanecer pasivos todos en nuestras casas cagados de miedo, que ponerse en plan defensivo, no sé si se me comprende. La escopeta de mi padre, Google Maps, Michael Moore, Charlton Heston, la deuda externa de España y de tantos otros países…parece en principio como una mezcla extraña, pero poco a poco van conjuntándose los ingredientes. Igual da para cocinar algo. Hace justo dos días la policía griega ha dictado orden de arresto contra los ejecutivos de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional, y han dicho: “Os avisamos de que como representantes legales de la policía griega, emitiremos órdenes de arresto por una serie de violaciones de la ley… tales como chantaje y la abolición encubierta de la democracia y de la soberanía nacional. Dado que estáis llevando a cabo una política destructiva, os avisamos de que no vais a hacer que luchemos entre hermanos.  Nos negamos a reprimir a nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros hijos o cualquier ciudadano que demande un cambio en la política“.  Es verdad que lo que ha emitido la policía griega es una orden simbólica, pero de momento ya han enseñado los dientes. En realidad están queriendo decir que en un momento dado podrían pasar de defender a los que nos oprimen a defender a los que están oprimidos, es decir al pueblo llano que es quien ahora mismo está contra la pared.
En el momento en el que estoy escribiendo esto, mis hijos y sus amigos están liados con un videojuego en el que aparentemente se mata a gente; el juego parece eso, pero es más que eso, porque es un juego de defensa. Defenderse es legítimo. Si llegara el momento conviene que por lo menos la teoría esté clara. Ya sé que con la teoría no vamos a ninguna parte, pero por lo menos que lo sepamos, no sé, por si fuera algo que pudiese caer en el siguiente examen.





En la foto, armas incautadas en Irak.






Un segundo nacimiento





Puede que no haya amor más auténtico que aquel que nunca fue revelado a nadie. Seguramente por eso me viene ahora a la memoria la fascinante historia del poeta Khalil Gibran, y es que parece que el amor más grande de su vida fue con una mujer a la cual nunca vio en persona; posiblemente fuera también un amor que nunca fue revelado a nadie, o por lo menos que nunca fue descrito a otra persona con toda su intensidad y con toda su profundidad. Da igual que en nuestra vida haya un marido, una mujer, un amante, una amante, un ser muy físico o un ángel humano, da igual que sea una persona de carne y hueso o alguien muy etérico e inmaterial; porque lo que provoca y convoca siempre ese amor es el encuentro, la comunión, el abrazo, la fusión, y da igual que eso se produzca a través del hecho físico o a través de los finos hilos de la distancia. No es cuestión de verse o no verse. Personalmente creo que en el amor, sea de la naturaleza que sea, la verdadera fusión y el verdadero encuentro es de uno consigo mismo, y no me estoy refiriendo al componente narcisista, sino todo lo contrario, uno consigo mismo quiere decir que hemos comprendido la verdadera naturaleza del amor, que no es otra que caer en la cuenta de que ese amor es algo que mora dentro de nosotros. Como decía también Gibran en una de sus famosas sentencias: “conocí un segundo nacimiento cuando mi alma y mi cuerpo se amaron y se casaron”. Así es también como yo lo siento, como yo lo veo, así es como yo lo vivo. 





El día en el que este tren hace parada en la estación de San Valentín. 



En la foto, una tranquila puesta de sol, el pasado seis de febrero, un cielo pintado con delicadas y finas pinturas.





El cordero




La verdad es que nunca entendí muy bien eso que decían cuando éramos niños al hablarnos de Jesús: “Este es el cordero de Dios”. “He aquí al cordero”. Tuve conciencia de lo que eso significaba hace relativamente poco. ¿Qué quiere decir que Jesús es el cordero? El cordero es la inocencia, el cordero es el inocente. Al inocente, al cordero, no le preocupa si lo alaban o lo difaman, su constante inocencia lo mantiene inmaculado, el inocente nunca se mancha con nada. El cordero, el inocente, es uno que ha renacido, es uno que está limpio y que todo lo limpia a su paso, no hay suciedad que lo pueda alcanzar. El cordero desarma a los poderosos, y los desarma sin estrategia alguna. El inocente, el cordero, sabe experimentar con lo que se muestra de instante en instante, nada en él se acumula. Debido a la pureza del inocente, del cordero, se siente ya preparado para una de las tareas más importantes que puede realizar un ser humano: compartir. Se comparte cuando hay inocencia, si no hay inocencia es imposible compartir. Prácticamente toda la educación que hemos recibido es para ser hábiles y astutos, es una educación para la mente, sin embargo nunca nos han educado para la inocencia. Muchas veces pienso que la enseñanza reglada es una escuela para perder la inocencia. El cordero es una revolución que estalla. El cordero rompe las cosas viejas, igual que un rayo láser que atravesara la Tierra. El inocente, el cordero, no ejerce nunca violencia, ni incluso cuando lo llevan al matadero; el cordero se deja matar, no porque sea un suicida o porque no tenga en consideración la propia vida, simplemente se abandona porque no hay barreras que lo separen del mundo. En el mismo momento de morir el inocente se abraza con su asesino. El cordero. El inocente. Dios que infunde vida en el corazón de los hombres. Dios mismo. El mismo Dios. 




En la imagen, una pintura perteneciente a un retablo titulado “L’Agneau Mystique”.





Aprender a estar enfermo







Mi hijo mayor está hoy con gripe. Está incómodo, enfadado, a ratos protesta, lo veo que se acuesta unos minutos en la cama, más tarde se levanta y se recuesta en el sofá, no encuentra postura, tose, se suena la nariz, bebe, va al baño, vuelve; me sigue pidiendo con urgencia remedios milagrosos, hasta que en un momento dado le digo: “Hijo, igual tu problema es que no sabes estar enfermo. Tienes que aprender a estarlo. Déjate. Abandónate. Incluso disfruta de ese estado. Posiblemente has competido mucho con los demás y sobre todo contigo mismo, y ahora estás agotado. Estar enfermo es aprender a descansar. Descansa. Cuando uno cae enfermo tiene que aprender también a desaparecer del mundo. El mundo sigue latiendo sin nosotros. No te preocupes. No pasa nada porque faltes durante unos días a tus citas. No te tomes la enfermedad como un castigo, tómatelo como unas vacaciones. En la enfermedad es muy importante observarse. Obsérvate profundamente. No quieras huir ni tapar con medicinas algo que está ahí y que tiene que salir. No quieras ser un héroe. Tienes que cuidar de tu cuerpo. Aprende a reconocer que tienes límites. La enfermedad es una valla que te dice que de ahí no puedes pasar, si pasas al otro lado puedes acabar con tu vida en la Tierra. 

La enfermedad no ocurre porque tu cuerpo sea débil y haya fracasado al medirse con el mundo exterior, es justamente todo lo contrario; la enfermedad tiene lugar porque tu cuerpo es fuerte, y la prueba de que es fuerte es que prefiere enfermarse él antes de que tú te mueras. La enfermedad viene para que nos sanemos de algo, nos da esa oportunidad, esa tregua. Cuando se está curando el cuerpo, caemos en la cuenta de cosas que veníamos haciendo mal, por eso cuando el cuerpo se cura, también el alma se sana. La enfermedad te dice siempre que no busques afuera lo que tienes dentro. Enfermar es aprender a estar solo, enfermamos para aprender a amar la soledad. También date cuenta de otra cosa: que toda enfermedad pasa, lo mismo que ha venido, se irá. Estar enfermo es aceptar con todas las consecuencias que estamos inscritos en esto que llamamos ‘naturaleza’, y la naturaleza tiene unos ritmos que a veces no comprendemos del todo. Enfermar es también parte del ciclo natural. 

Hay cosas que nos enferman porque son falsedades que tenemos asumidas, son mentiras que han echado raíces en nuestro interior más profundo; la primera es que pensamos que el cuerpo somos nosotros, y es que nosotros no somos el cuerpo, o no somos tan sólo el cuerpo; si creemos que solamente somos el cuerpo, cuando éste enferma se derrumba toda la realidad y todo nuestro mundo; lo segundo que hacemos equivocadamente es que siempre buscamos el placer y huimos del dolor, no conocemos más que ese binomio, ese binomio nos hace dependientes, esclavos. Y la tercera es que pensamos que somos dueños de la vida y que por eso mismo somos inmortales con respecto al cuerpo, cuando la realidad es que nosotros no tenemos poder alguno y que al morir vivimos una extraordinaria transformación, una transformación para la que hay que estar preparados. Uno de los signos que habla de que una persona está madurando, es cómo se prepara con seriedad y con conciencia para la muerte”. 





En la foto, la sombra de este hijo reflejada en un muro del patio de esta casa.





Ser de aquí de la Tierra





Recibo una carta que firma un chico de estos de la Nueva Era. Esta persona apenas tiene veinticinco años, es un índigo digamos ‘homologado’ (sin homologar hay muchos); parece que quiere reunir a grandes masas de gente para una 'potente activación energética', para ello quiere llenar las plazas de algunas ciudades convocando actividades como pintar graffitis, mandalas, hacer tai chi... etc; luego quiere que en otra actividad se toquen tambores y se medite... Lo curioso es que en la página y media que tiene la carta no dice prácticamente nada, no entiendo qué sentido tiene una carta así porque además se envía a miles de correos. Cuando acabo de leer la carta pienso: qué importante es ser humanos, qué importante es desplegar la humanidad que tenemos escondida; cómo me gusta, y cada vez más, encontrarme con seres que son de aquí de la Tierra, con la lógica, con la cordura, con la finura y con el humor de aquí, de esta Tierra tan querida. Qué fríos me parecen estos muchachos índigo o como se llamen, qué distantes los veo en relación a las cosas de esta Tierra, una Tierra que es diminuta pero que es maravillosa. ¡En realidad qué distantes los veo de todo! Ellos proponen pintar mandalas y tocar tambores en plazas públicas, pero este tiempo ya no pide eso, este tiempo pide una profunda toma de conciencia sin despistes que arrebaten la fuerza de nuestra propia percepción. Sobre lo que creo que hay que hacer ahora, ya me lo habéis oído decir en más de una ocasión, y es que todo esto llega con más fuerza que nunca, es algo inaplazable. Si yo tuviera que hablar en este momento a una comunidad monástica les diría: dejad de alabar a Dios en la soledad de los conventos y salid a las calles y a las plazas a desvelar el mal; si estáis con vuestro breviario rezando en la iglesia, estaréis bien, pero Dios no necesita alabanzas, Dios necesita acción, acción inmediata. Dios es esto de aquí abajo, y esto hay que arreglarlo, y arreglarlo ya. De alguna manera todos somos monjes, porque todos de una u otra forma nos recluimos en nuestras celdas de apartamiento y soledad. Ahora hay que salir a las plazas no a pintar mandalas sino a mandar a la mierda a todos estos que nos someten. Creo que más claro no lo puedo decir. 


Para completar la información sobre este muchacho, esto es lo que escribía hace unos meses alguien en su web: “Dentro de sus prédicas, cargadas de “buen rollito”, encontramos todos los ingredientes para seducir a la audiencia New Age, con una visión de la historia cargada de “Positivismo” (todos los malos han hecho su función) que desemboca en una meditación en la que propone “incorporar a la oscuridad dentro de cada uno de nosotros”. Por favor, si alguien conoce el caso de un sólo corrupto en el Planeta que haya ido él solito al juzgado a confesar sus fechorías sin que la Justicia lo haya perseguido (es decir, por un acto de iluminación) que me lo cuente. Este chico se gana fácilmente al público femenino y a partir de ahí tiene el terreno ganado. En un vídeo de mucha difusión se le escucha exculpar a los Illuminati del Mal generado. Lo cual se une a lo dicho en otro vídeo que es quizás la más flagrante falacia (y peligrosa) de su discurso: “desde el Mal se evoluciona más rápidamente que desde el Bien”. Ello deja, evidentemente, la puerta abierta para que uno se dedique a mentir, robar, engañar y manipular sabiendo que va a tener una progresión más rápida que haciendo el Bien. Creo que Rockefeller y Rothschild ya están pensando cómo darle un programa de TV y lanzarle al estrellato. En un vídeo también de mucha difusión dijo que “al hablar de las conspiraciones se genera un miedo que no hace más que alimentar más a estos grupos”: pero entonces, ¿en qué quedamos, son buenos o son malos? Lo curioso es que de esta manera desalienta a la gente a que busque la verdad y la propague. En definitiva, un chico de estos no es más que el último gurú New Age que vende la evolución individual ¡Y la Planetaria!, además la está vendiendo sin jugársela, sin exponerse, sin tener que arriesgar, sentado cómodamente con sus amigos con una vela y un poquito de incienso bajo la máxima de que “no hay que hacer nada” y mucho menos, indignarse. Lo cual, evidentemente, es algo que muchas y muchos de nosotros no estamos dispuestos a admitir. Muchos pensamos que en la vida, sobre todo si has vivido de verdad, has de saber morir y convertirte en héroe de tu propia existencia defendiendo la verdad interior y también la exterior. Justo lo contrario de esta pasividad New Age tan peligrosa, una pasividad que viene muy bien a los que esclavizan a la humanidad. Así que más vale que nos cuestionemos estos meteóricos mitos. Este chico postula también sustituir la relación entre padres e hijos por la comunitaria sin lazos de sangre. En definitiva, una persona así no tiene experiencia de la vida, no sabe de qué va esta vida de aquí, y tiene el valor de dedicarse a dar consejos sobre cómo arreglar el mundo. Un verdadero profeta siempre dice cosas que molestan y remueven, no las que adormecen y generan autocomplacencia. En definitiva, el timo de Matías de Stéfano y el falso profeta, sin duda una poderosa arma de distracción masiva". 






De nosotros depende las huellas que vamos dejando, como en la foto. Ayer por la tarde, huellas de un animal sobre la nieve, mientras el sol se ponía.




 

De casa al trabajo y del trabajo a casa





No sé si habéis visto el último vídeo de la DGT. Es verlo y entran ganas de comentarlo porque es tan descarado e irreverente… Hay varias versiones del spot, esta es una de ellas: 





Parece mentira que con dinero público se hagan estas campañas publicitarias, sobre todo incluyendo estos eslogans fascistas. Un amigo muy querido, nacido en Buenos Aires, Argentina, que cuando era estudiante de arquitectura vivió la represión militar de aquel país hermano, me dice que este eslogan era el de los militares en aquel tiempo, que más o menos quiere decir: tú lo que tienes que hacer es ir de casa al trabajo y del trabajo a casa, ni se te ocurra tener tentaciones de asistir a reuniones clandestinas, y ni si te ocurra tener vida independiente aparte de la laboral, y más con la que está cayendo. Están queriendo decir que esto es un estado de sitio, es decir una cárcel… Y que ellos mandan. 

Los que fabrican esta programación mental se creen que la gente es imbécil y que no pilla sus mensajes rastreros y mentirosos; les va a ocurrir algo que en realidad puede que ya está sucediendo, y es que ellos, que se creen tan listos porque son los Goebbels de esta sociedad, están ya plenamente superados por ‘gente normal y corriente’ que está a años luz de ellos en cuanto a inteligencia, espabile, decencia y sobre todo bondad, bondad del corazón. 

Ya que estamos con el mundo de la publicidad (que no se tendría que llamar publicidad, se tendría que llamar ‘propaganda’), detengámonos un segundo en el lema de Spanair, que como sabéis se ha declarado en bancarrota hace unos días. Así rezaba el lema: “La de todos”, es decir que han hecho lo de todos: cagarla, es decir abusar de los trabajadores y ponerlos de patitas en la calle. 





Pervirtiendo el lema totalitario de estos ideólogos del sistema, se puede decir que “de casa al trabajo y del trabajo a casa y a todos los sitios donde nos de la gana ir”, a ver si os enteráis. Gracias a que este que escribe dispuso de la libertad para ir y venir, pudo hacer la foto que se ve, fue el pasado dieciocho de enero; ahí estaba esa nube alargada que surcaba los cielos y que realmente emocionaba por su magnetismo y por su inmensa belleza.



Viaje al principio del mundo




“Viaje al principio del mundo” es una película de Manoel de Oliveira, director portugués querido y admirado del que alguna vez os he hablado. Tiene 103 años y sigue haciendo películas. No voy a contaros toda la trama por si queréis verla. Solamente diré que un equipo de rodaje viaja desde París para hacer una película en Portugal. El director de ese film es Marcello Mastroianni, un viejo director que se encuentra ante el último proyecto de su carrera, creo por cierto que fue la última película de Mastroianni como actor. Llegan a una zona rural del Portugal profundo. Allí Mastroianni se encuentra con sus raíces y se encuentra también con algún familiar, concretamente con una prima. Un día que están charlando, Mastroianni ve que las huertas y las tierras están todas abandonadas, entonces le pregunta a su prima: “pero entonces, ¿éste es el final del mundo?”. Y ella responde: “no, no es el final, este es el principio del mundo”

Lo hemos hablado ya varias veces y creo que cada vez se hace más evidente: ahora está cayendo todo porque todo se ha de crear de nuevo; ahora todo muere porque finalmente todo va a renacer. Como coda final de este apunte hago una pregunta: ¿No os encontráis haciendo cosas ahora, que seguramente las habréis hecho en el pasado bastantes veces, pero ahora es como si las hicieseis por primera vez? 


Me escribe ahora un amigo para darme el enlace de la película, versión original en francés con subtítulos en italiano: http://www.youtube.com/watch?v=LpG4ihOcRjw 





La foto ha salido estos días en la prensa. Está hecha en la India. Para mí es una foto mítica, fundacional, esas mujeres vestidas con alegres colores, saliendo del pasado polvoriento y de la niebla, pero llegando a este presente para dar vida a todo lo nuevo...




Mientras nos hacen la foto





Caminando por la nieve con mi amigo Jose, riéndonos, porque en esta época si no te ríes es que algo pasa, algo serio te pasa, me definió a la perfección la crisis, esta crisis que tanto sale en nuestras conversaciones: “La crisis de ahora, quiero decir este invento barato en el que todo nos sale caro, se puede explicar de la siguiente manera: la crisis viene a pararnos, a detenernos, es como si nos hubiesen dado el alto para hacernos una foto, y justo cuando nos están haciendo la foto caemos en la cuenta de que lo que había antes de la foto era un movimiento falso, una agitación artificial; el movimiento que había antes de este pararnos para hacernos la foto, era una mentira, de eso nos hemos dado cuenta ahora. Por cierto que también es falso este parar de ahora. Aunque la crisis esté diseñada por la parte oscura, que lo está, hay que admitir que viene a parar el movimiento que había, un movimiento enloquecido que no llevaba a ninguna parte. Hacer muchas cosas no es vivir bien o vivir mejor. Hacer muchas cosas y tener más dinero para gastar no es algo que tenga que ver con la libertad. Ser libres es otra cosa”.




En la foto, mi hijo pequeño se protege los oídos del intenso frío. Estos días de atrás.



La cara de Rajoy





No hace ni dos meses que Rajoy está presidiendo el gobierno de España (vamos que él no preside nada, pero digamos que ahí está) y ya en esa cara se ve todo. Lo que se ve en su cara es que ha salido lo que es. Esa cara ya no engaña. Rajoy tiene ahora rostro de inducido. Pondré un ejemplo para que se entienda eso de ‘inducido’. Cuando un niño de cuatro o cinco años asiste a un cumpleaños y se pasa de azúcar –chuches, bebidas, tarta- se le pone cara de inducido, que quiere decir que está siendo llevado más allá de sus límites debido a agentes externos que lo mantienen en ese estado. Inducido quiere decir también que la carga eléctrica que soporta Rajoy es por efecto de influencias de otros que están detrás y que lo observan y lo obligan a actuar muchas veces contra su voluntad. Ahora tiene detrás de él a unos cuantos que lo miran de día y de noche: "no te salgas de la senda que te hemos trazado, ésas son nuestras órdenes"; la presión de esos hacia él debe de ser muy grande porque el otro día le dijo a Artur Mas a micrófono cerrado, pero que el micrófono en cuestión estaba abierto: “Estoy en el lío, estoy en un lío permanente”. ¿En un lío? ¿En qué lío estás metido? Será que nos la estás liando (bueno tú no porque tú no mandas), vamos, que nos estáis metiendo en un lío… ¡Liantes! 

El otro supuesto masón llamado Zapatero, dijo cuando dejó el gobierno: “Yo he hecho lo que tenía que hacer”. Claro que sí Zapatero, claro que sí. Poca vergüenza, muy poca vergüenza tienes, porque ya vale que con los hechos vayáis contra las personas, pero también lo hacéis con las palabras, siempre dejáis marca, como el zorro. 

El otro día me salió lo que pueden significar realmente las siglas del PP y PSOE ahora mismo. Al PP se le puede llamar perfectamente “Peligro Puro” y al PSOE “Partido Salido de Obedecer a Ególatras”

Una última cosa de la cara de Rajoy: sus tics. Todo lo que fue autocontrol en la campaña electoral, ahora se ha desatado y los músculos de la cara van enviando de forma espontánea las señales correspondientes. Señales de humo, señales de que algo se está quemando. Que conste que yo no tengo nada contra la persona de Rajoy, hacia esa persona tengo sentimientos humanos, pero que conste también que lo tengo todo contra el empeño de ese ego llamado Rajoy de servir a la mentira. 

En el otro bando, el PSOE, pero que son del mismo bando, han celebrado este pasado fin de semana un congreso para elegir al nuevo secretario general. No tienen vergüenza de volver a salir en público para contar las mismas patrañas. Es curioso escuchar lo que dicen ahora, cuando hace dos meses estaban en el gobierno haciendo justo todo lo contrario. Realmente esta pantomima ya no hay quien la aguante. Dice el recién elegido: “Hemos empezado a escenificar la unidad y el cambio”. A escenificar, claro que sí, a escenificar. ¡Qué alucine! 

Leed con detenimiento estas palabras de Nilus Sergei, están en los Protocolos de los Sabios de Sión. Ved lo que piensan realmente las élites del pueblo llano, ved el desprecio hacia nosotros: "Los hombres, sean de la plebe o no, se guían casi exclusivamente por sus pasiones, por sus supersticiones, por sus costumbres, sus tradiciones y sus teorías sentimentales; son esclavos de la división de partidos que se oponen aun a la más razonable avenencia". 

Todos nuestros políticos son lugartenientes de grupos organizados que gobiernan sin dar la cara. Esos grupos, al igual que estos políticos nuestros, sirven a las fuerzas del mal. Ninguno contempla a Dios en sus vidas. Tanto los políticos de derechas como los de izquierdas son perfectamente ateos (que no os despiste que algunos de ellos participen por ejemplo en actos de boato católico). Cuando digo que no tienen a Dios en cuenta digo que no saben aún que esta realidad es un diseño inteligente, por eso todo lo basan en la razón y a través de la razón nos pretenden someter. A través de la razón no hay forma de salir de este agujero; solamente volviendo la mirada hacia la Trascendencia podríamos empezar a salir de esta vibración tan baja. Todos ellos viven sin fe, pero no hablo de una fe en una creencia particular como ser cristiano o budista o musulmán, vivir en la fe es saber que la vida cuida de ti y que tú cuidas de la vida; vivir en la fe es no hacer daño nunca a ningún semejante, vivir en la fe es servir de corazón a todos; vivir en la fe es ser completamente honesto en todos los ámbitos de la vida; vivir en la fe es dar fe de que estamos viviendo una vida íntegra, una vida verdadera. 


Quedaos con Dios… y nunca mejor dicho.




Sobre la foto de Rajoy se podría hablar mucho, solamente diré que si utilizásemos la máquina de la verdad cuando habla en público, descubriríamos la razón de ese constante sudor en la frente; ese sudor no es debido solamente a una piel grasa o a una cuestión nerviosa. Ese sudor...ese sudor.