Un despertar completo






En los últimos días he recibido este enlace de forma repetida. Gracias amigos y amigas, sé que lo hacéis con el corazón más puro. Claro que el vídeo está bien, nadie lo duda. Vedlo los que no lo hayáis visto, apenas dura dos minutos: 


Se trata de una campaña lanzada desde Israel y dirigida al corazón del pueblo iraní. Se titula “Os queremos y no os bombardearemos”. La iniciativa pone las bases para evitar una posible guerra y para que se acaben de una vez todas las guerras. PERO es preciso recordar que a la vez que entramos en esta frecuencia de “buenísmo new age” (la mayoría de las veces no es más que puro sentimentalismo) hay que denunciar a los que planean esas guerras, a los que someten y manejan, a los que roban y matan, hay que denunciar todo lo que veamos que chirría en nuestra conciencia, si no nos atrevemos a hacerlo, todo el revuelo sentimental se quede en nada. Si este vídeo, que es verdad que lo están viendo miles de personas, no va acompañado de denuncias reales sobre personas concretas que en este momento están realizando patrañas sobre la población en relación a ese posible ataque hacia Irán, no hacemos nada. El “buenísmo” lo único que hace es crear esta cosa blandengue que se queda en la superficie de las cosas, y más cuando nos acercamos a unas vacaciones, ahora toca las de Semana Santa (es que en Navidad suele haber otra tanda de cosas). ¡A espabilarse, que ya es hora! Sentí que tenía que hacer esta misma advertencia tres apuntes atrás -aunque no lo hice- en la canción de Macaco ‘Love is the only way’, porque sí, mucho amor para grabar el vídeo en Brasil y todo lo que queramos, pero ojo que el resultado puede ser un adormecimiento más. El despertar de ahora tiene que ser completo. ¿Se entiende? Creo que sí. Recordemos lo que decía Edmund Burke: “El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada”.







No somos perros




Mirad este spot publicitario que está siendo emitido en EEUU. Pronto llegará a Europa alguna campaña similar. Llevan ya tiempo haciendo campañas en los USA para implantar el microchip en las personas, dicen que es “para velar por nuestra salud”. Así empezaron con los perros. Pero nosotros no somos perros. Una modalidad del microchip es el teléfono móvil, también las vacunas es otra forma de implantar nanotecnología y encaminarse hacia el control total:

http://www.youtube.com/watch?v=ZszoPS658j0&feature=youtu.be

La nueva política de los psicópatas es: que todo el que se oponga al Nuevo Orden Mundial será tratado como terrorista, sino ved lo que el pequeño Napoleón acaba de montar en Francia (asunto de los asesinatos de Toulouse):



http://www.rafapal.com/?p=14716






Arde un joven tibetano




De vez en cuando voy a intentar en este blog lo que llevo haciendo desde hace ya años con amigos y conocidos: hablar sobre fotos de la prensa diaria. Más que palabras elocuentes, se trata casi de hacer una meditación sobre la foto o fotos que vayan apareciendo. Realizar una meditación es dejar que esa imagen nos traspase, convivir con ella, mirarla en profundidad. 

Hoy tenemos dos fotos que muestran a un joven tibetano inmolándose ayer mismo en las calles de Nueva Delhi. Ha sufrido quemaduras en el 85% de su cuerpo. Seguramente morirá en pocos días. Protestaba contra la represión china hacia el pueblo tibetano que, como es de sobra conocido, está usurpando en contra de la voluntad del pueblo una cultura y una religión milenarias. 

Mi intención no es centrar el comentario en el morbo que estas imágenes provocan. Quisiera ahondar un poco en otros aspectos. En la primera foto se ve que los manifestantes van con un ritmo y con una dirección determinada, cuando justo en dirección contraria viene el joven que arde. Es como una locomotora. Una locomotora de fuego. Esa locomotora está hablándonos de que para unos la vida va en serio, mientras que para otros sigue siendo un lugar en el que especular e incluso hacer turismo.

En la segunda foto me llama la atención que justo en el momento en el que ha sido captada, el joven se está cruzando con esas banderas, que yo no sé el significado que tienen, además no importa. ¡Qué lejos quedan las banderas y lo que representan! Los símbolos enmudecen cuando hay algo totalmente urgente y verdadero que cruza por delante de nosotros. 

Prenderse fuego y arder... El que arde no puede esperar. Este joven que arde delante de los ojos del mundo...






¿Quién tiene el poder absoluto?




Los que ofician ante las masas de fieles de eso que se llama nueva espiritualidad, que son capaces de reunir hasta mil personas durante algún fin de semana, dicen que cuando nosotros decretamos algo tenemos el poder absoluto para conseguirlo, y que eso se cumple, que es matemático. Modestamente, yo no soy de esa opinión. Pienso que no todo lo que decretamos se concreta. Nosotros no tenemos el poder absoluto. Es cierto que tenemos el poder para crear (algunas veces), también tenemos el poder de sanarnos a nosotros mismos (no siempre), tenemos el poder para solicitar aquello que es necesario para que podamos vivir dignamente (que no todas las veces llega); quizás tengamos el poder de decidir alguna cosa, pero no tenemos el poder absoluto sobre la vida, sobre nuestra vida. Sería bueno no obstante analizar el concepto de poder, porque ahí es donde se basa ese postulado. Cada vez me inclino más a pensar que en realidad en la vida no tenemos nada que alcanzar, entonces si no hay nada que alcanzar, no es necesario ningún poder; el poder digamos que es como para conseguir algo, pero si no tenemos nada que conseguir, entonces ya no es necesario el poder. Ese poder, de existir, no es nuestro, ni tan siquiera de Dios. El poder no es de nadie. El poder no es. El poder es otro concepto erróneo. El concepto de poder lo fabrica la mente, es otro fardo más que nos echamos a las espaldas. 

Si alguien se siente con gran poder en su vida, le diré esto que ha nacido en mí a través de la experiencia directa a lo largo de los años: por encima de nosotros siempre hay algo, y ese algo sencillamente escapa a nuestro control; ese algo puede ser la naturaleza misma, pero el hecho es que eso siempre está ahí sobrevolando todos nuestros pensamientos, todas nuestras acciones, eso está ahí por encima de nuestras palabras, de nuestro silencio, eso está ahí por encima de la vida y de la muerte. 





El regato de agua de la foto baja silencioso desde las altas montañas hasta los prados de este pueblo.






Love is the only way




Pienso en todo esto mientras hago una tortilla de patata para un hijo que se va de viaje: 

Dice Jesús: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. ¿Qué quieren decir estas palabras tan dichas y repetidas a lo largo de tantos años? Últimamente he podido hablar con dos personas, dos mujeres, que dicen haber visto a Jesús, son dos mujeres que no se conocen entre sí. Lola lleva sesenta años en silla de ruedas. Paloma salió milagrosamente de un coma de tres meses durante el pasado año 2011. Las dos han visto a Jesús a través de una visión similar, en un estado de aparente normalidad pero por medio de un proceso alterado de conciencia no inducido, es decir que se trata de un proceso que tuvo lugar a través de medios naturales y no intencionados. Las dos lo vivieron de forma muy sencilla, no hubo arrobamientos, no hubo éxtasis, pero ocurrió. Lo que las dos dicen es que eso a lo que llamamos Jesús es el amor. El amor se presentó ante ellas a través de una forma, una imagen, llamada Jesús. Eso que contemplaron es el amor, luego el amor es el único camino que nos lleva a conocer la verdad de la vida. Esa es para mí la interpretación de esas palabras. Para nada buscaba Jesús que mitificásemos su persona a través de su figura histórica, tampoco ahora lo pretende; lo que estaba y está queriendo decir es que caigamos en la cuenta de que el amor es el único camino. No hay otro. Y así también lo canta Macaco que justo en estos días presenta un nuevo álbum con el tema central titulado de esa misma manera: “Love is the only way” (el amor es el único camino). 

El amor es la única forma de vivir en la verdad de la vida. 







La foto corresponde a la nevada caída en este pueblo hace tres días.




Bolsas cerradas




Un hijo es alguien que te observa a un palmo de distancia. Un hijo está metido contigo en casa y te mira de arriba a abajo las veinticuatro horas del día. ¿Por qué digo esto? Porque puede llegar un día en el que un hijo tuyo te pregunte, como a mí me ha pasado ya: “¿Por qué hay personas que solamente se encuentran con gente de su familia?”. Esa pregunta no es superficial, es una pregunta que tiene un calado muy hondo. Está queriendo decir: ¿Por qué siempre tenemos tendencia a movernos en un círculo tan limitado? Una de las razones por las que la sociedad no avanza es porque los actos de cariño, de afecto, los actos de amor, se los suministramos solamente a nuestra familia y a nuestros amigos, casi nunca los suministramos fuera del ámbito familiar, de esa forma las familias y los amigos se convierten en bolsas cerradas que no admiten aire renovado. Prácticamente nunca nuestros actos de afecto traspasan el ámbito familiar o el círculo de amigos. ¿Te atreverías hoy a acercarte a un desconocido y regalarle tu afecto? No estoy diciendo que lo hagas a tontas y a locas y que de paso te metas en un lío, estoy queriendo decir que si la vida te brinda esa oportunidad, ¿lo vas a hacer? Nuestro cerebro tiene un modelo que repite sin cesar: podemos entregarnos, pero sólo a los que son como nosotros, entonces por pura lógica todos los actos se mueven dentro de círculos cerrados, y de esa forma es imposible que pueda llegar aire nuevo a nuestra vida. Los que son defensores de compartir siempre en familia, suelen repetir ese refrán que dice: “la sangre es más espesa que el agua del océano”, que quiere decir que si todo se cae a tu alrededor siempre tendrás a los de tu sangre que cuidarán de ti. Sí, eso está bien, pero al ir avanzando en nuestra propia evolución, podemos empezar a incluir también a nuestra familia espiritual, esa que no está ligada a los lazos de sangre y que es la que a la larga nos va a suministrar más parcelas de crecimiento y libertad. 


Mientras ahora escribo, un fuerte viento azota las ventanas, es como si este aire todo lo quisiera renovar. 





En la foto, matojos de hierba naciendo en la vereda de una carretera, envueltos en escarcha, a primera hora de la mañana.





También los políticos son esclavos





Me pongo a escribir al mismo tiempo que el cerebro va rumiando los pensamientos, no quiere eso decir que lo que ahora leéis esté saliendo a tontas y a locas, simplemente es para advertir de que esto que ahora sale escrito tendrá un desorden ordenado, o un orden desordenado, depende de cómo cada uno lo vaya entendiendo. 

He leído en la prensa hace dos o tres días que la Televisión Pública en España ha suprimido, debido a los recortes de dinero, a los que van a aplaudir a los programas, los comúnmente llamados “Público”, que en cine se denominarían “Figuración”. Es un símbolo que trasladado a lo que ahora estamos viviendo nos viene muy bien analizar. Según esto, se acabó hacer de comparsa, se acabó reírles la gracia a estos fabricantes de sombras y simulacros, se acabó rellenar los escenarios de estos Hitlers y de estos Goebbels. Por cierto, en los últimos Premios Goya del Cine Español, la Academia contrató a una comparsa de figurantes para que aplaudieran a los artistas cuando llegaban al Pabellón donde se iba a celebrar, lo hacían para contrarrestar la fuerte oposición que tenían en ese momento y que las cámaras se cuidaron de no mostrar. Si desaparece el público pagado de los platós de televisión, ¿desaparecerá también de los mítines? Porque la mayoría de los que van a esos eventos es gente pagada, no militantes del partido. 

Los sindicatos piden ahora salir a la calle, pero es que no hay que salir a la calle, hay que dejar también esa comparsa. El sindicato quiere contratarte de público y además lo quiere hacer gratis. Siempre que sales a la calle te pones en manos del poder. Todo grupo humano, aunque esté organizado, sufre infiltraciones de policías camuflados. Un país se paraliza sin salir de casa. Lo que toca ahora es una resistencia pacífica y muy inteligentemente tramada. Una de las claves de lo que está por venir la tienen los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, justo cuando comprendan que a los que defienden son nuestros opresores, cuando comprendan también que el pueblo llano es al que de verdad  tienen que defender. 

En este momento cada uno ha de intentar desentrañar dónde se ancla el poder, y no confundirse. Los políticos no son los que tienen el poder, los políticos son los capataces de los que manejan el poder en la sombra. También los políticos son esclavos, están comprados con dinero. Entonces: ni izquierdas ni derechas ni república ni anarquismo ni tan siquiera democracia. Ahora toca crear algo nuevo. Muy nuevo. 

Mientras haya miedo no se puede dar ningún paso. 

Este movimiento que ahora comienza tendría que estar encabezado por viejos, personas de mucha edad, nuestros sabios. Desconfiad de los demasiado jóvenes. Los jóvenes que veis entrevistados en la televisión no tienen recorrido para saber hacia dónde podemos ir. Esos jóvenes que protestan se mueven por parámetros sentimentales, todavía no hay madurez suficiente. 

Todo lo que está podrido va a seguir saliendo, toda la suciedad acumulada va a salir a la luz, pero nosotros lo hemos de hacer siempre desde la más alta vibración, siempre desde la paz, desde el amor, desde la alegría. Nuestra luz apagará su oscuridad, pero no dejemos que nuestra luz se degrade o se destruya porque esa oscuridad entre en nosotros. Que siempre sea desde la paz. Jesús de Nazaret en su última bienaventuranza dijo que los pacíficos poseerán la tierra. Creo que así es. Y así será.





Papá, mírame




Cuando un niño dice “Papá”, lo que hace es llamar a ese padre y es como si le dijera: “¡Papá, mírame, estoy aquí, pon en mí toda tu atención y deja fuera los pensamientos que te impiden estar al completo ahora aquí conmigo!”. Yo no siempre miré así a mis hijos, hubo muchas veces que tenía la cabeza muy ocupada por el runrún de los pensamientos. Cuando un hijo te llama, te está invitando a que lo mires de verdad, mirarlo de verdad es verlo con completo amor. Un padre tiene que saber cuidar como cuida una madre. Cuando un padre aprende a cuidar con el mimo amoroso de una madre, entonces se convierte para los hijos en un ser maravilloso. Quien coloca una baraja sobre la mesa de sus hijos y los hijos ven que esa baraja y que esas cartas son de amor, de puro amor, el juego entre todos ellos se convierte a partir de ese momento en algo extraordinario, ese juego de amor entre el padre y los hijos es un juego que nunca cansa y que siempre hace crecer a quienes lo juegan. Para el padre que de verdad sabe de ese amor, siempre tiene a sus hijos cerca, estén donde estén y hagan lo que hagan. 

Que no se nos olvide que a la vida no hemos venido a dejar huella, hemos venido a entregarnos. 





En este día del padre, muy especialmente para los padres que por una u otra razón se encuentran lejos de sus hijos.







Fachada perfecta




Lo mismo que los tulipanes de la foto, la fachada es perfecta, pero lo que hay detrás no es perfecto ni mucho menos. Alejandro Nieto es catedrático emérito de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid. Es ya un hombre mayor. En esta entrevista habla de su último libro “El desgobierno de lo público”. De los diecisiete minutos que dura la entrevista, diez minutos son memorables, y parece un milagro que estén siendo emitidos por Televisión Española. Vedlo y lo comentamos. Aquí van no obstante algunas de las perlas que regala este hombre: "Se está en el gobierno para hacerlo mal de forma deliberada. Los que están en los puestos de gobierno, en vez de intentar gobernar bien o mal, desgobiernan en beneficio propio, se trata de un mecanismo de unos que obedecen y otros que mandan, y los que mandan procuran satisfacer las necesidades de los de abajo lo mínimo, justo para que no protesten, para que estén calladitos, el resto es negocio propio de esos que gobiernan. Esto así dicho parece un disparate, pero no hay más que abrir los ojos para verlo. ¿No sentimos todos que nos están tomando el pelo? Los objetivos oficiales del estado son lograr la felicidad de los ciudadanos, pero los objetivos de los que manipulan las palancas del estado es hacer sus propios negocios, y a la vista está".







Inundar el mundo de belleza





El otro día me paró un señor por la calle y me dijo: “Soy seguidor del blog y quería preguntarte, ¿por qué salen en él tantas fotos bonitas?”. “Salen tantas fotos bonitas porque la vida es bonita, no porque yo sea un experto cazador de imágenes. Pero bueno, ya que lo preguntas te diré que es para inundar el mundo de belleza. Ya que hay tantas cosas oscuras y tristes, ojalá esta pequeña aportación, y tantas otras de muchas más personas, consigan trasmutar la pena y la tristeza en gozo y alegría”. Luego me hizo una segunda pregunta: “¿No tienes miedo de que te quiten el copyright?”. “¿El copyright? Vamos, no me hagas reír. El copyright de todo lo tiene la vida, es la vida la que tiene el copyright de todas las cosas. ¿Pagamos acaso nosotros copyright por el sol, por las nubes, por los mares, por los árboles, por los bellísimos paisajes? ¡Amigo, si ni siquiera pagamos copyright por el Partenón ni por las Pirámides! ¿Habría que pagar cada vez que pasamos por delante de una casa bonita? Porque se supone que el autor de esa casa es el arquitecto que la ideó o quizás también lo sea el albañil que hizo las paredes... ¿Por qué hay que pagar cuando uno se baja una canción por internet y no por mirar la fachada de una casa sencilla? ¿Es que alguien puede decir qué es arte y qué no lo es? Como diría José Mota: "Pero, de qué estamos hablando, a ver si me entiendes lo que te quiero decir..."


En esta entrevista Jean Luc Godard, cineasta y escritor lúcido, deja unos pensamientos muy acertados sobre los derechos de autor (sus opiniones al respecto están ya avanzada la entrevista, como a la mitad más o menos):






En la foto, Campos del Cid. Burgos. España.








Inventarse un final




Cuando se está rodando una película casi siempre lo más difícil es encontrar un final, de hecho en las películas convencionales se suelen rodar dos o tres finales distintos para que en el montaje se tengan alternativas a la hora de elegir. Parece que el final no es fácil. Al novelista convencional le ocurre lo mismo, siempre es el final el que le obsesiona. 

En este tiempo que estamos viviendo se piensa mucho también en el final, en un final, en el final de esta historia, en el final de este juego. En alguna cámara secreta de nuestro interior pensamos que alguien está inventado ahora mismo un final para todo esto y un final particular para cada uno de nosotros. En la última temporada alguna persona me ha preguntado: “¿Tú sabes cómo va a acabar todo esto?”.” No, yo no sé cómo va a acabar, lo que sí sé es que habrá profundísimas transformaciones, serán mucho mayores de lo que ahora mismo podemos imaginar. Lo que está por venir, literalmente, no nos entra en la cabeza”. 

Esto es lo que ahora siento. Lo siento de una forma muy profunda y, aunque lo pienso a menudo, solamente hoy me atrevo a ponerlo por escrito: este Universo, esta Galaxia, este Sistema Solar, este Planeta llamado Tierra, tiene y contiene un auto diseño que nos va a llevar a donde hemos de llegar. El plan ya está hecho. El mapa ha sido trazado ya. Creo que hay que estar tranquilos, no tener ninguna prisa. Creo que no es preciso andar corriendo detrás de ninguna fecha. No hay que cumplir ningún calendario, no hay evaluaciones que hacer, ni juicios, no hay que hacer ningún tipo de carrera para ver quien gana en el trabajo, en la vida en pareja, con los hijos o con los amigos. No estamos obligados a figurar en nada y que nuestro nombre reluzca en grandes pantallas. Tampoco tenemos que hacer alardes para convencer a nadie de que somos muy espirituales. Ahora la tarea es amar con completa libertad y sin miedo. Participamos de una misma idea de libertad con millones y millones de personas, podemos convivir sin imponer modelos, sin normas rígidas, sin que nadie se tenga que hacer portavoz de nadie. Aunque creamos que no es así, todo lo que tiene que ocurrir en realidad ya ha ocurrido, todo lo que está por llegar en realidad ya ha llegado. 

Se nos invita a estar tranquilos, al abrigo del sol durante el día y al abrigo de la luna cuando llega la noche, con la mente despejada divisando las señales y con mucho amor en el corazón. Siempre la lámpara encendida. 

Nuestra alma es la orilla donde están llegando estas olas de eternidad. 




En la foto, el sol se pone entre las ramas de un fresno.






Una verdad que quiere nacer



Me encontré con esta pintada hace tres días en una calle de Madrid. No fueron casualidad los movimientos que hubo que hacer para ir a parar a ese lugar. Poco hay que comentar sobre la foto, solamente decir que hay una verdad que en este caso está luchando también por nacer. Investigad sobre el 11M sin caer en lo ya trillado, mirad atentamente toda la ocultación que ha habido y que está habiendo: falsedad de pruebas, un juicio vergonzoso y muchas cosas más. Al investigar con libertad se llega casi de manera intuitiva a saber qué fue lo que pasó… y qué es lo que está pasando.





Una casa sobre un árbol. Un búnker bajo tierra.




Me lo dice un amigo mientras comemos juntos para celebrar su cumpleaños: “Hace unos días mi hija me enseñó una foto de un hombre que realiza una actividad muy especial, en realidad se trata de una empresa que se dedica a hacer casas sobre los árboles. Es algo precioso. Yo he soñado muchas veces con esa libertad y con esa vida en íntima comunión con la naturaleza. Son una maravilla los actuales diseños de las casas sobre árboles, se están construyendo cosas extraordinarias. A la vez, no sé por qué, mientras mi hija me mostraba esa información, pensé en todos los que ahora mismo están construyendo búnkers bajo tierra…” 

Como dice Bill Wood, en este año 2012 confluyen todas las líneas de tiempo. Los que manejan altísima tecnología como el cronovisor y otros mecanismos, saben que las líneas de tiempo posteriores a este 2012, no continúan. Ante tal evidencia, muchos de estos servidores de la mentira y de la ocultación, parece que se están dedicando, entre otras cosas, a construir búnkers para sobrevivir a un posible ‘gran evento’ que estaría por llegar. Esto que ahora estamos viviendo lo cuenta muy bien el mismo Bill Wood en una entrevista del Proyecto Camelot subtitulada al español:

Parece que lo que estamos viviendo es como una partida de ajedrez: hay un jugador que sabe que en siete movimientos recibirá jaque mate, así que tiene dos opciones, o rendirse ante las evidencias, o alargar la partida jugando al despiste, que es lo que ahora mismo está ocurriendo. La partida está próxima a terminar. El jaque mate ya es un hecho. Y yo personalmente sueño como mi amigo Javier con una preciosa casa encima de un árbol, más o menos como la de la foto. 



“Y sólo un poco más de tiempo, y el inicuo ya no será; y ciertamente darás atención a su lugar, y él no será. Pero los mansos mismos poseerán la tierra, y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz”. 
(Salmos, 37, 10 y 11)








Llamaradas del sol




Llamaradas del sol. Llamadas del sol. 

Dieter Broers sostiene que las tormentas solares del 2012 y del 2013 pueden impulsarnos hacia el descubrimiento del verdadero potencial del cerebro humano. 

Las tormentas solares del 2012 tienen un lado positivo, y de alguna manera, esperanzador. El científico alemán Dieter Broers sostiene que las alteraciones en el campo magnético de la Tierra provocadas por las tormentas solares, alterarán nuestra percepción del tiempo y de la realidad y, dependiendo de nuestra preparación, producirán en nosotros experiencias de tipo místico, cambios de conciencia, alucinaciones y quizás, poderes mentales. ¿En qué basa Dieter Broers sus teorías sobre las tormentas solares? Algunos experimentos realizados por Broers lo llevaron a descubrir que el estado de conciencia de una persona puede ser alterado exponiendo el cerebro a campos electromagnéticos de cierta intensidad. De acuerdo con sus investigaciones, un campo magnético normal nos permite mantener un estado de conciencia normal y una percepción del tiempo normal. Por otro lado, un campo magnético severamente anormal o la ausencia del mismo, provoca estados mentales alterados y una distorsión en nuestra percepción del tiempo. Yo personalmente he sentido curiosidad por investigar la vida de ciertos astronautas y la mayoría, por no decir todos, han vivido experiencias místicas, la razón es que sencillamente su campo magnético estaba siendo alterado durante los viajes. 

Para Broers, que lleva treinta años investigando este campo de la ciencia, el efecto de las perturbaciones geomagnéticas creadas por las tormentas solares es similar a los efectos de las drogas alucinógenas. Cuando somos expuestos a este tipo de campos magnéticos, nuestro cerebro produce una serie de sustancias que son las que generan esas alucinaciones o distorsiones de la realidad y el tiempo. “Los estados mentales alterados son provocados por procesos neuroquímicos y por la producción de sustancias psicoactivas o alucinógenas. Bajo ciertas condiciones, el cerebro es capaz de producir lo que podríamos llamar sustancias ilegales”. 

Las tormentas solares que ahora mismo tenemos ya encima, podrían hacer que nuestros cerebros generen sustancias capaces de producirnos fuertes alucinaciones. Estas alucinaciones serán totalmente reales para la persona que las experimente y afectarán nuestros sentidos de diferentes formas: el tiempo parecerá moverse más lentamente, veremos presencias extrañas, escucharemos voces, percibiremos fuerzas invisibles y sentiremos una poderosa unión con el universo que nos rodea. Dieter Broers sostiene que las tormentas solares del 2012 y el 2013 provocarán no sólo estados alterados desconcertantes sino estados extremadamente placenteros que algunos podrían denominar de “iluminación”, como el que experimentaron en el pasado famosos personajes de la historia. 

Pero no todos sentiremos lo mismo. No todos reaccionaremos de la misma manera. Algunas personas experimentarán paz y euforia mientras que otros pasarán por momentos de agresividad y depresión. El factor determinante para tener una experiencia negativa o positiva será el miedo. Mientras que una persona podría escapar aterrorizada ante una presencia extraña, otra podría darse cuenta que esa presencia es parte de su conciencia, y otra podría entablar un dialogo con la misteriosa presencia sobre los orígenes de la vida. Por esto, Broers aconseja que preparemos nuestras mentes meditando. “Inclusive si usted tiene dudas sobre qué tipo de “iluminación” podría experimentar, debería, no obstante, empezar a meditar tan pronto como pueda para experimentar estos estados alterados de conciencia en un estado receptivo. Si estamos predispuestos no habrá miedo, y si nos encontramos en un estado receptivo podremos aprovechar la experiencia. Dependerá de nosotros que esas alucinaciones se conviertan en momentos de “iluminación espiritual”. 

¿Para qué van a 'servir' todas estas alucinaciones? ¿Qué tiene de positivo todo esto? Según Broers, muchos pacientes han sido tratados exitosamente usando los efectos de los campos electromagnéticos en el cerebro. La terapia, también llamada “terapia de mega-ondas”, consiste en administrar campos electromagnéticos, idénticos a los que encontramos en la naturaleza, a través de dispositivos colocados en la cabeza de los pacientes. Esta terapia ha tenido un altísimo porcentaje de curaciones exitosas gracias al hecho de que por primera vez los pacientes son capaces de entender la causa de su problema. 

La misma terapia aplicada a pacientes sanos o sin problemas, ha provocado que estos pacientes experimenten un estado de conciencia alterado que les permite ver la realidad y las cosas de este mundo en un contexto mucho más amplio. “Estos descubrimientos también se pueden aplicar a la situación actual del mundo. Si vemos la crisis global como el síntoma de una enfermedad y miramos profundamente dentro de nosotros, seremos capaces de identificar la causa actual de esta enfermedad. Mientras nuestros esfuerzos para salvarnos se centren en los síntomas de nuestra condición, no encontraremos una cura verdadera. Sólo podremos salvar el Planeta si reconocemos la verdadera causa de la enfermedad. Este tipo de reconocimiento puede ser obtenido a través de la influencia de campos electromagnéticos. Si, por ejemplo, cada ser humano en la Tierra fuera expuesto a estos campos electromagnéticos, una conciencia colectiva nacería en los seres humanos.” 

Esta exposición colectiva de la humanidad a campos electromagnéticos de la que habla Broers, podría ser provocada por una fuerte tormenta solar en los próximos meses. El científico alemán cree que una serie de tormentas solares de alta magnitud no sólo provocará experiencias místicas o alucinaciones y cambios de conciencia sobre el daño que le estamos haciendo ahora mismo al Planeta, sino que también podría poner en funcionamiento partes del cerebro que nunca hemos utilizado. “Estoy convencido que actualmente nos encontramos en medio de un proceso que comprende reestructurar nuestras redes neuronales, y que el catalizador de este proceso es la elevada actividad solar-geomagnética cuyas consecuencias son temidas por tanta gente. Sin embargo, todos los hechos y descubrimientos apuntan a la innegable conclusión que la evolución nos permitirá, por primera vez en la historia humana, usar el enorme potencial de nuestros cerebros.” 

Unas cuantas tormentas solares de elevada magnitud podrían ser suficientes para alterar nuestra realidad. Las alucinaciones serían la primera señal de que estamos usando nuevas áreas de nuestro cerebro. Lo que viene después es terreno desconocido, ¿poderes mentales? ¿telepatía? ¿propiedades cuánticas?, ¿realidades paralelas? ¿otras dimensiones?… 



El lunes día 5 de marzo, de madrugada, a las 5 de la mañana hora española, justo hace ahora dos días, ha habido una potente llamarada solar, en estos momentos está llegando hasta nosotros. Lo que se ve en la foto es el momento en el que quedaba registrado ese evento. 




"Y habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas..." (Lucas 21, 25)







Los que frenan la plenitud del ser humano




Parece que es Profesor de Ciencia Política en la UNED, dicen también que es director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y, sobre todo, columnista de EL PAIS. Acaba de publicar un artículo en su blog. He encontrado este artículo de casualidad hace tres o cuatro días. Lo pongo para que veáis cómo forman a estos servidores de la mentira. Los programan y los teledirigen de maravilla. Esto es lo que dice este joven de cara bonita pero de corazón revuelto, que por lo visto se llama José Ignacio Torreblanca: 



“¿Puede estar Bin Laden vivo? ¿Mataron los servicios secretos británicos a Lady Diana? ¿Organizó la CIA los ataques contra las Torres Gemelas? Que existen millones de personas dispuestas a creer todo tipo de teorías conspiratorias no es ninguna novedad. Al fin y al cabo, la historia está llena de conspiraciones exitosas. Menos frecuente es sin embargo que se investigue científicamente cómo funciona la mente conspiratoria. Detengámonos por un momento en el 11-S. Según las encuestas, decenas de miles de personas están convencidas de que la CIA organizó los atentados contra la Torres Gemelas para justificar el posterior ataque de Estados Unidos contra Afganistán e Irak. El problema de esa teoría no es la teoría: como nos recuerda el hundimiento del acorazado Maine en el Puerto de la Habana o el incidente con el USS Maddox en el Golfo de Tonkín, no sería la primera vez en la historia que EEUU simula un ataque para justificar una acción militar. El problema de esta teoría no es, pues, la teoría, sino la realidad: teniendo en cuenta que Bin Laden y sus lugartenientes han reivindicado públicamente en numerosísimas ocasiones dichos atentados, mostrándose satisfechos y orgullosos por lo logrado, extraña sobremanera que ese núcleo de creencias perviva. Esos musulmanes radicales que creen que la CIA organizó el 11-S, ¿están llamando mentiroso a Bin Laden? El hecho de que las personas proclives a las teorías de la conspiración (también llamados “conspiranoicos”) sean inmunes a la evidencia empírica que desmontaría sus creencias conspiratorias tiene ahora una explicación. Un reciente estudio de tres profesores de la Universidad de Kent publicado examina en detalle la capacidad de los conspiranoicos de mantener creencias incompatibles entre sí. En dos grupos de estudio separados con más de cien individuos se observó que la gente que creía que Bin Laden todavía seguía vivo era también proclive a pensar que ya estaba muerto antes de la operación de las fuerzas especiales estadounidenses. Y de la misma manera, un gran número de las personas que pensaban que Lady Diana había sido asesinada por los servicios secretos británicos (el MI-6), pensaban a su vez que todo era un montaje y que la Princesa Diana seguía viva. ¿Cómo es posible, se preguntan los autores, que la gente crea que las personas puedan estar a la vez vivas y muertas? Porque los “conspiranoicos” no funcionan inductivamente, es decir, no examinan los datos disponibles y luego construyen una explicación plausible de los hechos, sino deductivamente: en su sistema de valores, la desconfianza hacia la autoridad ocupa un lugar central. Con ese supuesto de partida, los hechos son secundarios: precisamente porque la autoridad manipula los hechos, lograr conocerlos es imposible, lo que explica que se puedan creer cosas contradictorias entre sí. Por tanto, cuando un “conspiranoico” examina la realidad, no busca datos que confirmen o refuten su teoría, sino pistas, por fragmentarias que sean, que confirmen su sistema de valores preestablecido, que exige desconfiar de la autoridad. Por tanto, que Bin Laden reivindicará los atentados del 11-S en numerosas ocasiones es lo de menos: ¿quién nos asegura que la CIA no sabía que los atentados iban a ocurrir y en lugar de detenerlos, decidió dejar que ocurrieran? ¿Y quién nos asegura que Lady Diana no pactó con el MI-6 la simulación de su muerte para quitarse de en medio antes de que los enemigos de Dodi AL Fayed la liquidiran? ¿Y quién nos dice que Bin Laden no murió en Tora Bora pero que los talibanes usaron durante años un doble para seguir emitiendo videos que alentaran la Yihad? Y así, sucesivamente". 



Parece claro que este hombre escribe el artículo para presentarnos a algunos o a muchos de nosotros como enfermos psiquiátricos. Conspiranoicos nos llama. Amigos, ya estamos catalogados. Al que investiga, pero no en la línea que ellos pretenden, se lo presenta ante la sociedad como un enfermo. Así van éstos. No se cortan un pelo. 

¿Sabrá este señor que la Monsanto está envenenando la Tierra entera y que la Coa-Cola sigue invadiendo el Planeta con su bebida satánica? ¿Pensará que Rockefeller es un inocente protector de la cultura? Igual hasta le parece merecidísimo el Premio Nobel de la Paz concedido a Obama, el primer negro masón que llega a la presidencia de los Estados Unidos de América... ¡Un Nobel de la Paz concedido a un hombre que fabrica guerras! ¿Qué opinará de verdad sobre la gran patraña del 11 de septiembre? Ante la afirmación de que un conspiranoico no busca datos, ¿sabrá este hombre que hay 111 datos contrastados sobre esa gran mentira organizada llamada 11-S? José Ignacio, mira a ver si te da por investigar un poco sobre lo que dicen los arquitectos e ingenieros coordinados por la verdad del 11 de septiembre: http://www.tiffotos.com/arquitectos/rascacielos-demoliciones/demolicion-wtc.html

Torreblanca, a ver si nos vamos enterando: no es que haya conspiraciones, es que todo el manejo del poder en la sombra es una pura conspiración, conspiración brutal y demencial. Si eres parte de la legión de enfermos de poder y soberbia, creo que aún estás a tiempo, cámbiate al bando que, con humildad y sin violencia, se dedica a seguir el rastro de la verdad, esté donde esté y cueste lo que cueste. 

Ahora mismo hay mentes y conciencias que se oponen a la evolución, quieren que desistamos de usar nuestro poder natural, nuestra inteligencia, nuestro amor; ellos quieren frenar en seco nuestra plenitud, una plenitud que puede rebosar de alegría y de felicidad. 





En la foto, el citado José Ignacio Torreblanca. Es una simple foto de internet, pero cómo se ha plasmado esa mirada altiva y desafiante, también son curiosas las formas que ha tomado su propio pelo… Casi sin quererlo ver, se ve todo.







Cuando éramos recién nacidos




Se trata de una pequeña historia que seguramente algunos ya conocéis, pero que a buen seguro nos va a gustar escucharla de nuevo a todos: la madre entra en la habitación en la que duerme su hijo que ha nacido hace dos días; en ese momento su otro hijo, un niño de cinco años, está asomado a la cunita y le está diciendo al hermano pequeño: “Por favor, tienes que contarme cómo es el cielo y cómo es Dios… ¡Es que estoy empezando a olvidarme…!”

Al mirar al niño que duerme en tu corazón, no haces otra cosa que mirarte a ti mismo, mírate de una forma muy profunda, muy entregada. Mírate en ese espejo que es tu corazón inmaculado, un corazón que, aunque a veces lo veas manchado, permanece puro. Mírate con compasión, mírate con amor. Y mírate con todo el tiempo del mundo, no tengas prisa. Al mirarte limpiarás ese espejo y te limpiarás a ti mismo. Cuando nos miramos de esa manera, recordamos quiénes somos, llegando a saber la raíz de nuestra esencia; conseguimos así borrar del mapa de nuestras memorias todas las programaciones que tanto pesar han producido en nosotros, entonces sabemos  que nuestro destino es amar y vivir en la alegría, así volvemos a sentir a Dios en nuestro corazón de la misma forma en la que lo sentíamos cuando éramos recién nacidos.






He sentido el impulso de poner esta foto para este apunte porque esta ermita me parece realmente una cuna. Es bella y hermosa por demás, tanto en el interior como en el exterior. He conocido ese maravilloso lugar hace justo una semana cuando unos amigos me llevaron a conocerlo. Se trata de la ermita mozárabe de Santa Cecilia, que se encuentra muy cerca del monasterio de Silos, en Burgos, España. Me llama mucho la atención el abombamiento del terreno que hay debajo de ese lugar, pareciera que no solamente hay restos anteriores de algo, parece en realidad como un útero preñado de… ¡Misterio!






Contra el poder establecido





Recibo un correo muy largo con más de doscientas preguntas. Es un correo extraño, como muy pensado y meditado. Este correo circula ahora mismo entre cientos o miles de personas. Ya digo que son todo preguntas, preguntas vinculadas (todas las preguntas en realidad son links), vinculaciones a algún tipo de información, y las cuestiones son de este estilo: "¿Es verdad que al principio las bicis no tenían pedales? ¿Por qué estornudamos al depilarnos? ¿Es legal que nos cobren 24 horas si perdemos el tique del parking? ¿Es cierto que hubo un cuarto rey mago?" 

Queridos amigos que enviáis estos correos y que prestáis ojos y oídos a este tipo de cosas, no sé si sois conscientes de cómo nos camelan con estas chorradas. Lo intentan hacer de continuo. Y los que caen en la trampa son almas evolucionadas. Es algo que constato a diario. 

Todo lo que al poder establecido no le moleste, tiene tendencia a propagarlo. Mientras estemos entretenidos sin cuestionar sus métodos, a ellos les va muy bien. Mientras nosotros seguimos en nuestro globo pseudo-místico, ellos preparan sus fechorías.Tengo amigos que realizan cada día esa técnica del sungazing (mirar al sol), que lo respeto mucho y seguro que realmente va muy bien, pero el rato que estás ahí mirando no cuestionas todo lo que hay que cuestionar, que es mucho. ¿Se entiende lo que quiero decir? Creo que sí. 

Ya he dicho alguna vez que hay una parte de esta espiritualidad de nuevo cuño diseñada desde la sombra, de eso no tengo ninguna duda. Hace unos meses conocí a un librero que regenta una librería de nueva conciencia. Os puedo asegurar que el citado librero es un lobo disfrazado con piel de cordero, a ese le interesa la espiritualidad lo mismo que a mi la tuna; bien pues he recibido durante tres meses una serie de correos por parte de su librería en los que anuncia este tipo de cursos: “fotografía del aura y de los chacras, las propiedades de las lámparas de sal, las claves del éxito, la ley de atracción, etc”. Estos vendedores de espiritualidad son en realidad extraordinarios adormecedores de conciencias…cobrando de paso una pasta por esos camelos. 

Os pido que estéis atentos al hecho de leer novelas (ficción metida para el cuerpo), lo mismo que ver películas de 'entretenimiento' (más de lo mismo), y tantas y tantas cosas que muchas veces no son más que adormideras para el espíritu. Dentro del deporte tenemos el fútbol, ahora mismo el fútbol es la gran adormidera de un país llamado España y de tantos otros países; últimamente me fijo mucho en los entrenadores de fútbol, creo que son verdaderos especialistas en el anestesiado de las conciencias (el modelo Guardiola-Mourinho lo vamos a ver reproducido en forma de clones hasta la saciedad). Atentos también a eso que se llama Facebook y Twitter, dos magníficos inventos que, además de comunicar a la gente, están diseñados para que el personal pierda el tiempo. Ni que decir tiene que todo el mundo de la política con sus campañas, sus debates, sus declaraciones, sus mítines, sus consejos de ministros, eso no es más que puro valium que nos meten en vena. Y la televisión no es más que orfidal para el cerebro. Los sindicatos que ahora parece que pasan al ataque, son el preparado para dar la sensación de que hay una fuerza opositoria… Cuando no son más que puro funcionariado adocenado y adoctrinado. ¡Es un puro juego pactado! 

La frase “Buscad primero el reino de Dios y todo lo demás se os dará por añadidura”, leída a la luz de lo que ahora estamos viviendo, no quiere decir que primero has de meditar y rezar y todo lo material te llegará de forma mágica; en realidad nos está queriendo decir todo lo contrario: pon justicia y orden en todo lo que te rodea, ármate de argumentos contra el poder establecido, despierta y haz despertar, y la espiritualidad que tanto ansías llegará a ti por añadidura. 

Creo que la cita es de Orwell, desde luego es extraordinaria: "En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario". 






La foto es de la tarde que tomaba notas para este apunte. Hace ahora cuatro días.