Tener Paz





"Tener paz interior es mucho más difícil que ganar dinero, y desde luego más necesario".






En la imprenta donde estamos preparando la edición del próximo libro -este libro verá la luz a mediados del mes de marzo; seréis puntualmente informados e invitados al ciclo de presentaciones-, aparecieron unas pruebas de otro libro que habían sido arrojadas a un cubo de la basura. Sería largo de contar cómo fui yo a dar con ese cubo de basura. Bella pintura anónima que estaba besando el suelo; del suelo te rescato y te coloco en esta ventana donde todos te puedan ver. Me gusta mucho esta pintura, fue verla y de inmediato vino la frase para este apunte.





22 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchos piensan que la paz la trae el dinero. ¡Qué equivocación!

Anónimo dijo...

La paz nos salva, el dinero nos apuñala.

Anónimo dijo...

Miramos en la cartera, y donde hay que mirar es en el corazón.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=x4Gq1b6dbVs

Anónimo dijo...

La Paz es la rosa del corazón. La llevamos dentro y ofrece una fragancia única. Mientras unos intentan tendernos la trampa de caer en la red del dinero, otros entregan su belleza a la Vida, aunque sea desde el suelo.

Anónimo dijo...

Ser Paz

http://www.youtube.com/watch?v=5g9UNYeClY4

Anónimo dijo...

Celebramos la llegada de ese libro nuevo.

Anónimo dijo...

El dinero quiere hacerlo todo y no hace nada. La paz no hace nada y sin embargo lo consigue todo.

Anónimo dijo...

La pintura es muy bella, se asemeja a un corazón.

Anónimo dijo...

"Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre".

(Juan Gelman)

Anónimo dijo...

Más que el pan de cada día, la paz de cada día...

Anónimo dijo...

Cuánta belleza en esa pintura. Y cuánta belleza despreciada a cada minuto.

Anónimo dijo...

"Cuando el poder del amor sobrepase el amor al poder, el mundo conocerá la paz".

Jimi Hendrix

Anónimo dijo...

Daos la paz unos a otros.

Anónimo dijo...

Si sabemos conservar la paz (en realidad siempre la tenemos), conocemos ya el secreto de la vida.

Anónimo dijo...

Dos aspectos en este apunte.
Por un lado la belleza del regalo de la paz, algo incomparable y no comprable; algo que llega con la honestidad y la coherencia en el pensar y obrar de cada día, desoyendo y alejando a cuantos mercaderes se colocan a la puerta del templo. Sí, escuchando por encima de todas la voz interior del corazón. Por otro, la sencilla belleza de lo que ha sido tirado sin haber comprendido su valor, mirado por quien ve una mancha en lugar de una flor, o tal vez rechazado por no permitir ser mercancía en manos avariciosas.
Algunas de las mejores cosas que tocan nuestra alma las encontramos en la preciosa humildad de un rincón. Destacan entre lo desechado. Las levantamos del suelo sin darnos cuenta, y al hacerlo, son ellas las que nos levantan y pasan a formar parte de una nueva fisonomía de nuestra vida.
Bonita rosa que con fuerza impregna la portada de este apunte. Sí, Algo tiene…, Algo.

Anónimo dijo...

Se alza la voz, y muchos acuden a escucharla.

Anónimo dijo...

Cuanta más paz, más fácil nos resulta respirar, vivir.

Anónimo dijo...

La pintura es piel y carne y sangre y corazón y alma que respira.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=VLq1wGvxFI8

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=uem3P-ewb10

Anónimo dijo...

Dice Jeremias: “ Mi alma está alejada de la paz, he olvidado la dicha“ (Lm 3, 17).

Paz, felicidad sin disonancias, sin faltas, sin excesos. Que la paz nos lleve siempre de la mano.