Doctor en medicina



Juan Gérvas es médico. Tiene 64 años. Extremeño de nacimiento, actualmente vive en Madrid. Ha sido profesor en la Universidad de Valladolid, en la Autónoma de Madrid y en la Johns Hopkins; y ha sido, sobre todo, "médico de pueblo", como a él le gusta decir. Jubilado ya, ahora se dedica a la docencia de forma libre. 

-La actividad del sistema sanitario, ¿la tercera causa de muerte?
-Sí, en EE.UU. causa 225.000 muertes anuales. En España los medicamentos tienen unos 19 millones anuales de efectos adversos y provocan la muerte a 6.500 pacientes.

-Oiga...
-También se ha demostrado (Israel) que cuando los médicos hacen huelga las muertes disminuyen un 45%. Y mis afirmaciones se basan en estudios científicos fiables. 

-¿No siempre es mejor prevenir? 
-Los daños de la prevención se perciben a largo plazo. Hoy sabemos que por ejemplo la terapia hormonal sustitutiva para eliminar los síntomas de la menopausia, utilizada por millones de mujeres, provoca infartos, embolias y cáncer de mama (55.000 nuevos casos en el Reino Unido). 

-Ahora se lleva el diagnóstico precoz.
-Hoy se diagnostica antes y más, pero la mortalidad es la misma. El diagnóstico precoz no mejora el diagnóstico de muerte. 

-¿Entonces? 
-Produce algo terrible: hordas de supervivientes, por ejemplo de cáncer, que viven más tiempo con el diagnóstico pero no viven más. 

-Qué duro. 
-La autoexploración de mama no disminuye la mortalidad, pero duplica las biopsias. El cáncer de cuello de útero no disminuye por hacer citologías, pero se siguen haciendo diez millones de citologías al año en España. Si quiere disminuir el cáncer de cuello de útero, céntrese en la población marginada. 

-¿Y el cáncer de próstata? 
-Si quiere reducirlo, no haga el cribado de cáncer de próstata en personas que no tengan síntomas. Hay muchísimos cánceres inofensivos, histológicos, que se diagnostican y se tratan en nombre de la prevención. 

-¿Desaparecen solos? 
-Sí, o se quedan tranquilos. Y no son tumores pequeños, el de próstata puede representar el 60%, y el de mama el 47%, pero se quita el pecho, se hace radioterapia, quimioterapia, y la vida de esa mujer girará alrededor de un cáncer que nunca la habría matado. 

-Entonces, ¿qué hacemos? 
-Disminuirían muchos cánceres haciendo menos radiología y controlando los tóxicos industriales. Pero en este complejo mundo de intereses, deseos y expectativas cuajan propuestas de prevención imposible, de intervenciones sin justificación que dañan a la población con pruebas diagnósticas y los tratamientos consecuentes. 

-¿Por qué remiten solos? 
-Normalmente, los que remiten solos no dan síntomas ni molestias, somos nosotros los que los descubrimos. En el diagnóstico precoz no se parte de población con síntomas. 

-¿Qué me dice de las vacunas? 
-Hay vacunas necesarias, pero otras como las de la gripe, el virus del papiloma humano, el neumococo, el rotavirus o la varicela son puro negocio. 

-¿La vacuna de la gripe no es efectiva? 
-Durante la pandemia de la gripe A vacunaron a la población sueca (el beneficio teórico era 50 muertos menos) y produjeron 200 casos de narcolepsia en adolescentes. 

-Enfermos crónicos. 
-Lavarse las manos disminuye mucho la transmisión de la gripe, y el 40% de los médicos y enfermeras no lo hace. Pero la vacuna de la gripe no disminuye el contagio ni las muertes, no es eficaz en personas sanas ni en personas mayores de 65 años, lo ha publicado la revista The Lancet. A la gente mayor la atiborran de pastillas, como si ser viejo fuera una enfermedad, y eso le resta calidad de vida y a menudo la mata. 

-¿Y la epidemia de colesterol? 
-Su nivel de colesterol no tiene nada que ver con su pronóstico respecto a las probabilidades de tener infarto de miocardio, y la mayoría de dichos infartos se dan en personas con colesterol normal o bajo. Además, los tratamientos para bajar el colesterol sólo son eficaces en las personas que ya tienen problemas coronarios, en todos los demás casos el tratamiento es inútil y perjudicial. 

-¡...! 
-No se mida el colesterol, sea feliz, porque ser feliz y optimista añade ocho años de vida. Y practique la dieta mediterránea, que no consiste en tomar aceite de oliva a cucharadas, sino en poner un mantel, cubiertos y tener compañía: no coma delante del televisor. Y si está embarazada, disfrute. 

-¿Demasiadas ecografías? 
-Sí, y no están justificadas, ni los suplementos rutinarios de hierro y yodo. Estados Unidos, que es el país más intervencionista y el que más dinero gasta en la atención al parto, ha triplicando su mortalidad. 

-¿Se muere por exceso de atención? 
-Sí, los pobres mueren por carencia de atención y los ricos por exceso. Un tac son 750 radiografías en un adulto y el doble en un niño. La radiación que recibió la población en Japón en la Segunda Guerra Mundial equivale a cinco tacs. ¡Ojo con los chequeos! 

-¿Y las vitaminas? 
-En los países ricos, los complementos vitamínicos son como mínimo inútiles y en muchos casos perjudiciales. 



El matrimonio formado por los médicos Mercedes Pérez y Juan Gérvas firman un libro titulado "Sano y salvo (y libre de intervenciones médicas innecesarias)", editado por Libros del Lince, en él se recoge lo mejor del conocimiento científico y de su propia experiencia clínica para advertirnos de los efectos secundarios del exceso de medicación, tratamientos, vacunas, chequeos... "Hay que ser prudentes frente a los talibanes de la prevención". Un libro que lleva a replantearse la salud y la enfermedad. Fueron miembros destacados del movimiento de médicos contra la vacuna de la gripe A en España y que en otros países provocó más efectos nocivos que beneficiosos.


Una entrevista de Ima Sanchís. Diario La Vanguardia. 


Ved a Juan en una charla de 2010. ¡Qué potencia! ¡Y cuántas verdades proclama! Dura 1 hora. Si no disponéis de tiempo para verlo entero ved los primeros 20 minutos; los profesionales sanitarios vedlo por favor completo:
En la foto, Juan Gérvas. Una fotografía de Mané Espinosa.








22 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdadera medicina no es una ciencia, es un arte.

Anónimo dijo...

Que los médicos hagan suyo el juramento de Hipócrates: “PRIMUM NON NOCERE” (antes de nada, no hacer daño).

Anónimo dijo...

La prevención consiste en recordarte que puedes caer enfermo.

Anónimo dijo...

En la gripe A, ¿por qué callaron los que sabían?

Anónimo dijo...

¡Qué bueno Juan Gérvas! El sabe perfectamente que el mayor terrorismo actual es el bioterrorismo, un terrorismo que practican los estados y el poder establecido.

Anónimo dijo...

En la gripe A y en otras muchas cosas nos ocultan y nos dan información sesgada. Por eso es muy importante no cerrarse en esa información. Cuando surge algo nuevo, que interesa a multinacionales, es tal la fuerza con que lo impulsan, que la contrastación con evidencias requiere tiempo. Mientras eso ocurre todos vivimos engañados.

Anónimo dijo...

Me quedo con esa contunde afirmación sobre la dieta mediterránea o sobre cualquier otra dieta, me atrevería yo a afirmar. O ante cualquier otro mal que nos achaque. Mantel, compañía y ausencia de televisión.

Anónimo dijo...

MARIPOSA: SU MEDICINA Y SU BELLEZA
(1)

El hombre nace como una larva. Desafortunadamente, el hombre también muere como una larva, muy pocos se transforman en gusanos. La larva es estática: no conoce el movimiento, se queda atascada en un punto, en un lugar, en una etapa. Muy poca gente crece hasta convertirse en gusano. El gusano comienza a moverse; entra el dinamismo. La larva es estática, el gusano se mueve. Con el movimiento se despierta la vida. Nuevamente muchos se quedan en gusanos: siguen moviéndose horizontalmente, en el mismo plano, en una sola dimensión. Raramente dan el salto cuántico y se convierten en mariposas, en un hombre como el Buda, Jalaludim Rumi, Jesús, o Kabir. Entonces interviene lo vertical.

La larva es estática; el gusano se mueve, conoce el movimiento; la mariposa vuela, conoce las alturas, comienza a ascender. A la mariposa le crecen alas; esas alas son la meta. A menos que te crezcan alas y te conviertas en un fenómeno alado, no tendrás un alma.

Anónimo dijo...


2

La verdad se realiza a través de tres etapas: asimilación, independencia y creatividad. Recuerda estas tres palabras, son esenciales.

Asimilación: esa es la función de la larva. Asimila el alimento, se está preparando para convertirse en un gusano. Está haciendo los preparativos, es un depósito. Cuando la energía está lista se convertirá en un gusano. Antes del movimiento, necesitarás una gran energía para moverte. El gusano es la asimilación, el trabajo hecho, consumado.


Luego comienza la segunda parte. Independencia: la larva es abandonada. Ahora ya no hace falta quedarse en un sitio. Ha llegado el momento de explorar, de la aventura. La vida real comienza con el movimiento, con la independencia. La larva sigue siendo dependiente, prisionera, encadenada. El gusano ha roto las cadenas, empieza a moverse. El hielo se ha fundido, ya no está congelado. La larva es una etapa estática. El gusano es movimiento, como un río.

Y luego llega la tercera etapa, la de la Creatividad. La independencia solamente ha dejado de ser significativa. Sólo con ser independiente no sentirás satisfacción. Está bien salir de la prisión, pero ¿para qué? ¿independencia para qué? ¿libertad de qué?

Recuerda, la libertad tiene dos aspectos: primero, libertad de, y segundo, libertad para. Mucha gente alcanza sólo el primer tipo de libertad, libertad de: libre de los padres, libre de la iglesia, libre de la organización, libre de esto y de aquello, libre de todas las prisiones. Ésta es un libertad muy negativa. Si sólo conoces la libertad de, no has conocido la libertad real, sólo el aspecto negativo. El aspecto positivo tiene que ser conocido: libertad para crear, para ser, para expresarse, para cantar tu canción, para bailar tu baile: Éste es el tercer estadio: Creatividad.

Entonces el gusano se convierte en un fenómeno alado, un catador de miel, busca, descubre, explora, crea. Por eso, la belleza de la mariposa. La gente creativa es la única gente hermosa porque sólo la gente creativa conoce el esplendor de la vida: tienen ojos para ver, oídos para oír y un corazón para sentir. Están totalmente vivos, viven al máximo. Queman su antorcha por ambos lados. Su vida es intensidad, totalidad.

(Osho)

Anónimo dijo...

“El mejor médico es el que conoce la inutilidad de la mayor parte de las medicinas”.

Benjamín Franklin

Anónimo dijo...

Juan Gérvas sólo hace que denunciar este sistema de vampiros.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=a3-mIeOJnbU

Anónimo dijo...

Hoy por hoy, los buenos cimientos de la salud y del sistema sanitario, no se están colocando adecuadamente. Hay establecida una madeja enmarañada, en actuaciones y conocimietos erróneos de profesionales y de pacientes, que es difícil desenredar y desbloquear. Difícil, más no imposible.
Llega con esta entrevista,- voz conocida y respetada- una brisa de aire fresco que agradecemos.
Es una voz que ayudará a quienes estamos en esa sintonía.

Anónimo dijo...

Gracias por las muchas informaciones.

Anónimo dijo...

Hace tres dias me han dado "un DIAGNOSTICO PRECOZ"..Alergia al NIQUEL.tratamiento ANTIISTAMINICO.!!ATENCICON A LOS MATERIALES DENTALES¡¡(PROTESIS)

Anónimo dijo...

“El médico sólo es el ayudante de la naturaleza”.

Galeno

Anónimo dijo...

Decía Pierre Janet que si un paciente pobre es internado en un hospital público el diagnóstico es psicópata. Si él puede permitirse el lujo de un sanatorio, el diagnóstico es neurastenia. Si él es bastante adinerado para estar en su propia casa bajo el cuidado constante de enfermeras y médicos, simplemente es un excéntrico indispuesto.

Está claro, ¿no?

Anónimo dijo...

Abogo por un trabajo conjunto entre profesionales y pacientes. Escuchemos juntos las señales que nos alertan, busquemos juntos las auténticas causas que las producen, sepamos traducir el lenguaje de ellas y seamos responsables cada uno de poner el remedio para sanar.
Es así como entiendo la posibilidad de avanzar. La medicina es un arte, humilde oficio, y una noble misión. Hagamoslo real.

Anónimo dijo...

“Casi todos los hombres mueren de sus medicinas, no de sus enfermedades”.

Moliére

Anónimo dijo...

Estamos enfermos en el momento en el que nos creemos que hemos enfermado, hasta ese momento no hay enfermedad.

Anónimo dijo...

¡Genial documento de este médico que escenifica para impulsar!

Cada vez somos más los que presentamos síntomas de escepticemia. Nos han engañado, siguen haciéndolo, pero confío en esas bases que fundamentan al buen hacer de esta profesión.
"No hay medicina sin ética", claro que no. Tampoco sin prudencia.
Cada epidemia de miedo que la codicia crea y que los medios de comunicación se encargan de difundir, nos genera más trabajo: el trabajo de convencer a cada paciente de que el miedo es el causante de todas las epidemias e incluso de pandemias.
Un abrazo.






Anónimo dijo...

Lo mejor: la consulta sagrada, esa que comunica alma con alma, esa que debemos hacer en cada momento, de contínuo.